Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luca Colangelo Goleador del CD Laguna

«No queremos decepcionar»

Luca Colangelo, ayer en el Francisco Peraza. E. D.

Fue el gran héroe del pase morado contra el Jaraíz. De ascendencia italiana, Luca lleva el gol grapado a su ADN. Ahora, quiere repetir el martes contra el Granada.

Su padre llegó a la Isla con 17 años y ya se quedó a vivir en ella para siempre. El ariete Luca Colangelo (Santa Cruz, 2001) vivió uno de los días más felices de su vida cuando le vio sonreír junto al resto de la familia en el partido de Tegueste que impulsó al Laguna tan lejos como nunca. Ahora sueña con volver a marcar el martes en el Heliodoro contra un Primera. El reto es superlativo.

¿Cómo está viviendo este sueño?

Todavía es como si estuviéramos en una película. No me lo creo, no termino de asimilarlo. Pero haber llegado hasta aquí no nos lo ha regalado nadie, es un orgullo tremendo y me siento superfeliz de que nos esté pasando a nosotros. Hemos trabajado mucho hasta llegar aquí. Llegados hasta aquí, no queremos decepcionar.

¿Cómo es el momento de marcar un gol que vale para jugar una eliminatoria contra un Primera?

Es lo más parecido a estar en una nube. Miraba a la grada y estaban toda mi familia, todos mis amigos... Fue un día espectacular.

¿Cón qué se queda de aquel día?

Me quedo con la imagen del final del partido, cuando todo el equipo estaba celebrando la victoria en el mismo campo. Mirar a los ojos a los compañeros y ver la felicidad en sus caras fue lo más grande que nos ha pasado nunca. Fue hacer historia.

¿Agrada o asusta que la próxima ronda sea en el Heliodoro?

Es una grandísima noticia porque va a ser una experiencia única para nosotros. Pero también es verdad que puede ser un arma de doble filo. El Granada está más acostumbrado a jugar en campos así. Y nosotros no hemos entrenado ni un día en césped natural.

¿El gran enemigo es el Granada o es la presión que sentirán ese día?

Honestamente creo que le podemos hacer daño, pero hay que trabajar mucho el estado anímico. Se intentará calmar los nervios del equipo para que no nos pasen factura, pero será difícil. Si esos nervios se convierten en ganas, podemos hacer algo bonito.

¿Cómo se lo imagina?

Imagino una eliminatoria dura, con muchas emociones y en el que debemos tener la concentración al 100%. He visualizado muchas veces el partido y no descarto nada. Vamos a salir ganar. Ya jugar en el Heliodoro será cumplir un sueño. ¿Marcar? Sería increíble.

Compartir el artículo

stats