El Laguna se queda sin ascenso de la manera más cruel, pese a dar la talla y merecer el ascenso en un partido vibrante, lleno de alternativas. En los primeros compases el Laguna sufrió mucho, el Yaiza lanzó seis saques de esquina en solo 10 minutos, con segundas jugadas y rechaces en el área, pero el Laguna taponó bien esas acciones. Los morados tuvieron su primera aproximación, pero una contra en superioridad, con pase de Yunes a Javi Martín sirve para que llegue el 1-0.

El Laguna despertó, con Alexis destacado. Ya en la segunda parte el equipo lagunero pudo empatar en un disparo de Dito que salvó Ubay sobre la línea de gol. Poco más tarde llegó el empate que transformó Agoney. El Yaiza se vino arriba y Muslera se vio obligado a intervenir en un disparo de Yunes, para evitar el empate. Javi Melián, muy participativo, fue el mejor de los locales. De nuevo Muslera evitó el gol y luego pudo sentenciar el Laguna en una contra en la que el delantero se plantó ante el meta, intentó regatearlo y Floro le arrebató el balón.

A solo dos minutos del final, el Yaiza se metió en la eliminatoria, con un cabezazo de Álex Yunes a la madera, que el propio delantero volvió a cabecear a la red. Todavía, en el último minuto del descuento volvió a marcar el Yaiza, pero el colegiado señaló fuera de juego, muy protestado.

La prórroga registró pocos acercamientos en la primera parte. En la segunda, Javi Melián provocó un penalti, pero Alex Yunes estrelló la pelota en el larguero. Esa segunda parte fue más abierta, aunque no hubo más posibilidades de desequilibrar el tanteador.

Llegada la tanda de penaltis, el guión cruel de la eliminación morada se acentuó. Muslera paró el primero, y casi detiene el cuarto, pero el Laguna falló el quinto y en la muerte súbita volvió a errar. El Yaiza ya no perdonó.