Candela y ruido

DOM se acompaña

Un proyecto en solitario de Domingo Alemán depara un magnífico disco colectivo

DOM se acompaña

DOM se acompaña / ED

Job Ledesma

Solo con decir el nombre de Domingo Alemán ya hay mucho explicado. Para los despistados: en activo desde hace décadas en la escena alternativa canaria, el grancanario alzó su voz con el grupo Soviet Love y el sello Ruin Records en los noventa del pasado siglo. Desde entonces, su espíritu del punk «háztelo tú mismo» lo lleva a mantenerse activísimo simultaneando proyectos colectivos con trabajos en solitario.

DOM, que no se volvió loco con el nombre, es ese espacio que se da para sentarse en su estudio casero y sacar piezas muy lofi que va lanzando en Bandcamp, pero ahora ocurre algo distinto que aclara: «Esta vez me vi con un puñado de canciones que pensé que merecían más cariño y decidí pedir ayuda a amig@s músic@s que hicieron más grandes las canciones. Estoy muy contento y agradecido a Yuli, Diego Hdez, Kaeru Oto, Fajardo, Jorge Miranda (San Borondón), Paul Pèrrim y a mis colegas en Sunday German Flowers». El resultado se llama Classic Underground y está disponible, como no, en el Bandcamp de DOM.

Con una larga trayectoria, DOM es ejemplo de cómo los nuevos tiempos benefician a la independencia musical de toda la vida: «Bandcamp es el sitio donde yo cuelgo mis cuelgues. Me permite llevar a cabo una dinámica do it yourself que me sirve para desarrollar esa enfermedad incurable que es la música, que a su vez me sirve de terapia. No obstante, yo soy un amateur militante. Si quieres tener un rendimiento económico Bandcamp no es suficiente». Aprovecho para hacer el típico balance de la situación con Domingo y va a la habitual falta de espacios: «Ahora mismo hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes en la escena underground, donde yo me muevo. El principal problema, que es un mal eterno, es la falta de salas donde tocar. Se hacen muchas cosas fuera de un circuito oficial casi inexistente».

La sucesión de proyectos de Domingo Alemán está muy bien descrita en el texto que acompaña al disco: «DOM es un proyecto en solitario paralelo a Sunday German Flowers, que a la vez empezó como un proyecto en solitario paralelo a Ruin Man y que a su vez empezó como un proyecto en solitario paralelo a Soviet Love».

Hablando de la banda de origen, justo el disco se abre con una pieza, If you wanna, con mucho aire Soviet y donde participa Yuli, una de las integrantes del cuarteto. Obliga a la pregunta por el posible retorno del amor soviético: «Ahora mismo no está sobre la mesa. Yo estaría encantado de tocar con Yuli, Amanda y Manolo y hacer cosas nuevas. Pero lo que no me gustaría es intentar revivir lo que fue Soviet Love. No creo que sea posible». Nostalgia cero, siempre adelante, algo clarísimo en la trayectoria de Domingo Alemán.

Suscríbete para seguir leyendo