Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festivales

El FIB quiere ser de nuevo "internacional"

Zara Larsson y Benson Boome se suman al cartel de 2023, que ya cuenta con Tom Odell, Bastille y Franz Ferdinand

BENICASSIM. ULTIMO DIA DEL FIB 202. ANDREU ESTEBAN

La compra de The Music Republic por parte de Superstruct Entertainment -una plataforma británica especializada en música en directo y soportada económicamente por el fondo de inversión estadounidense Providence Equity Partners- no solo supone la venta de la promotora más importante de la Comunitat Valenciana sino que también puede suponer un cambio significativo en la celebración de espectáculos en nuestros territorio. 

La empresa fundada por los hermanos Toño y David Sánchez seguirá gestionando festivales como el FIB, Arenal Sound, Viña Rock, el de Les Arts, el Interestelar Sevilla o Love The 90's. Y Music Republic seguirá explotando junto a Licampa 1617 los eventos del futuro pabellón Roig Arena a través de la firma València 5 Estrellas. Pero la entrada de inversores extranjeros también podría traer consigo la apertura de un modelo que, hasta ahora, se ha especializado sobre todo en carteles copados por artistas nacionales.

Este cambio se está viendo ya en el FIB. En 2019 la promotora de los hermanos Sánchez adquirió el histórico festival de Benicàssim a Maraworld, propiedad entonces de MCD Productions y SJM Concerts. En 2020 y 2021 el FIB no se celebró pero sí en 2022, recuperando cifras de público similares a las de antes de la pandemia. 

El objetivo se logró gracias a unos precios asequibles en comparación a otros festivales españoles y, sobre todo, al tirón que tuvo su propuesta musical entre un público nacional y más joven que en los últimos años de la anterior etapa del FIB. «No es que haya menos artistas internacionales -señalaba David Sánchez en una entrevista a Levante-EMV-. Es que hay más bandas nacionales para poder recuperar al público español que había dejado de venir a FIB».

Top 10 en toda Europa

Tras haber ido revelando en los últimos meses los primeros nombres que formarán parte del cartel del próximo año -entre los que se encuentran Franz Ferdinand, Bastille, Crystal Fighters, Tom Odell o Kaiser Chiefs-, The Music Republic hizo ayer públicas nuevas incorporaciones al evento, haciendo de nuevo patente este retorno a los orígenes «internacionales» del FIB.

Entre los nuevos artistas anunciados que se subirán al escenario del 13 al 16 de julio, destaca la cantante sueca Zara Larsson, una de las grandes estrellas del pop en su país, con más de 25 años de carrera y celebre por canciones como «Lush Life» o «Never forget you», que llegaron al Top 10 en varias listas europeas y fueron singles multiplatino en Estados Unidos.

En las mismas coordenadas entre el R&B y el pop se mueve otra nueva incorpración al FIB, Mimi Webb, conocida por éxitos como «Good love» o «Dumb without». Más cercano al pop clásico se muestra el estadounidense Benson Boone, un veinteañero que renunció al concurso «American Idol» para poder sacar su primer disco y que ahora triunfa en Spotify, Youtube, Instagram y TikTok.

Además, el FIB 2023 contará con unos viejos conocidos de los festivales españoles, como son los belgas 2ManyDJs y de Rojuu, Twin Atlanticy Jamie Webster. A estas nuevas incorporaciones hay que añadir a La M.O.D.A., que amplía una oferta nacional que ya cuenta con Vetusta Morla, Ivan Ferreiro, Amaia, La Casa Azul, Sidonie, Ginebras, Shinova o Second.

Compartir el artículo

stats