Corría el año 1992, cuando una película protagonizada por la cantante Whitney Houston y Kevin Costner conquistó al público de medio mundo. En total, esta comedia romántica consiguió recaudar 410 millones dólares y dos de sus canciones, Run to you y I have nothing, fueron nominadas al Óscar a la Mejor Canción Original.

Ahora, gracias a la magia de los musicales, una adaptación de esta historia llegará al Auditorio de Tenerife entre los próximos días 4 y 8 de enero. Se trata de El Guardaespaldas, el musical, protagonizado por Luna Manzanares y Octavi Pujades. Serán siete funciones en total para las que ya están disponibles las entradas a través de los canales de venta habituales en Auditorio de Tenerife.

Pujades se meterá en la piel de Frank Farmer, antiguo agente secreto reconvertido en guardaespaldas que es contratado por la estrella Rachel Marron para protegerla de un acosador. El intérprete, conocido por su prolija carrera tanto en escenarios televisivos como de cine y teatro, reconoce que ha sido un reto meterse de lleno en una producción de este tipo. 

«Antes no había hecho musicales grandes», recordó el actor. «También es cierto que mi personaje canta muy poco. Este es un musical muy peculiar por ser la adaptación de una película en la que está muy claro quien canta. Las que cantan realmente son las actrices principales», añadió.

Se da la circunstancia de que la película original, escrita por Lawrence Kasdan, ha festejado este 2022 su treinta aniversario. Kasdan es también el autor de guiones de producciones tan míticas como El imperio contraataca o El arca perdida

Llevar hasta los escenarios de teatro una adaptación de esta historia tan conocida es siempre un reto porque, inevitablemente, suelen surgir las comparaciones. «Ha sido una responsabilidad, pero como con todos los proyectos», explicó Pujades. «Cuando uno dice que sí a algo, se implica al cien por cien y lo hace todo lo mejor que pueda, al menos es lo que yo intento. Pero sí que es cierto que cuando tienes un referente tan claro, con una voz de primerísima línea como la de Whitney Houston y una historia que vio todo el mundo, tienes ese pequeño plus de responsabilidad de responder a las expectativas». 

El resultado, por el momento, y después de pasar por varios escenario, está siendo muy aclamado. La producción, de unas dos horas y cinco minutos de duración, no solo incluyen los impresionantes temas que Houston interpretaba en la cinta, sino que se completa con otros hasta llegar a las 15 canciones. «Yo creo que está todo muy bien resuelto, funciona como un tiro. Son dos horas sin parar y además la gente sale encantada porque el cambio a formato teatral hace que tengas que contar las cosas de una forma un poco distinta y el referente se olvida muy rápido. Tenemos 15 temas cantados en directo con bailes, pirotecnia y juegos de luces», detalló.