Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volver al cuerpo para aceptarlo

La activista Magda Piñeyro reflexiona en el Equipo PARA sobre la violencia estética dentro del Her Feminist Festival

Cartel del festival. | | E.D.

Her Feminist Festival inaugura su cuarta edición con dos talleres impartidos por Aida González Rossi y Magda Piñeyro. Esta última estará en el Equipo PARA la próxima semana para conducir la propuesta Volver al cuerpo, un taller sobre gordofobia, violencia estética y diversidad corporal. 

La cuarta edición de Her Feminist Festival reúne en Santa Cruz de Tenerife música electrónica, un concurso de nuevos talentos, acciones participativas y pensamiento crítico y se celebra desde mañana y hasta el sábado bajo el lema La revuelta de los cuerpos. Los talleres que impartirán Aida González Rossi y Magda Piñeyro son el punto de partida para esta nueva edición.

Precisamente una de las protagonistas, Magda Piñeyro, es licenciada en Filosofía y tiene un máster en Estudios de Género y Políticas de Igualdad e impartirá el taller Volver al cuerpo, en la sede del Equipo PARA, desde mañana y hasta el miércoles, de 18:00 a 21:00 horas. Se trata de una propuesta teórico-práctica para abordar las opresiones que se ejercen sobre las corporalidades que habitan los márgenes de la norma estética y donde los participantes abordarán temáticas relacionadas con la gordofobia, la violencia estética y la diversidad corporal. El proyecto fotográfico resultante se divulgará a través de las redes sociales del festival, dando así continuidad a los contenidos exclusivamente on line que se generan cada año en el marco de esta cita.

La joven indica que este festival le «parece un espacio más que necesario» ya que «es importante que las feministas nos encontremos para hablar de las opresiones que vivimos desde distintos enfoques y diferentes disciplinas artísticas». Explica que durante mucho tiempo Canarias ha sido pionera en este ámbito ya que la primera plataforma sobre gordofobia de España se fundó en el Archipiélago, Stop Gordofobia, y, de hecho, la propia Piñeyro fue la primera persona que publicó un libro sobre gordofobia en España. A eso hay que añadir que las primeras jornadas sobre gordofobia del Estado organizadas a nivel institucional corrieron a cargo del Instituto Canario de Igualdad, que también fue pionero en abordar esta temática.

Piñeyro asegura que «Canarias es una comunidad muy luchadora, donde los feminismos han sacado a mucha gente a la calle y donde existe un espacio abierto a la escucha, y eso es algo importante porque no pasa en todos los sitios». Y lo dice después de haber viajado por toda la geografía española: «Canarias tiene una cosa muy bonita, que es una predisposición a la escucha en el feminismo, a tratar de respetar todas las diversidades».

Cartel del festival. | | E.D. Patricia Ginovés

Magda Piñeyro reflexiona sobre la gordofobia y afirma que se trata de «una discriminación que afecta tanto a hombres como a mujeres y a todas las identidades de género» pero matiza que «la realidad es que a las mujeres se nos presiona estéticamente porque la belleza es constitutiva de nuestra identidad y nos condiciona». Lamenta que esa presión «a veces nos lleva a no sentirnos válidas si no entramos en ese canon de belleza» y rescata las palabras de la socióloga venezolana experta en esta temática Esther Pineda: «Este canon de belleza es gordofóbico, racista y edadista».

Añade que la gordofobia «es una discriminación que toca a todas las personas», aunque dependiendo del género se pueden generar problemas diferentes. Pero añade que «precisamente eso es un espacio de investigación y activismo que lleva cerca de diez años siendo estudiado, investigado y denunciado en el ámbito del habla hispana, ya que en el anglosajón se ha avanzado un poco más el trabajo».

Taller sobre la opresión

Con el taller que ofrecerá dentro de Her Feminist Festival abordará la parte teórica y práctica de «cómo las opresiones se manifiestan y dañan nuestros cuerpos y cómo generan que nos comportemos de una manera u otra». La experta busca hacer reflexionar colectivamente sobre las opresiones y cómo se depositan en los cuerpos para realizar un ejercicio de transformación o empoderamiento a través de la fotografía. Así, estará acompañada de una fotógrafa que asistirá a una de las jornadas para realizar una sesión que después de difundirá en las redes sociales del festival «para dejar el testimonio del proceso que hagamos durante el taller», concluye.

Compartir el artículo

stats