Los Reyes entregaron este jueves las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2021 durante un acto celebrado en el TEA (Tenerife Espacio de las Artes). El rey Felipe VI explicó que estas medallas se entregan “a quienes han dedicado su vida a la Cultura; a quienes, con sus creaciones, han contribuido a ampliar las fronteras de nuestra tradición y nuestro Patrimonio”. Reconoció que era “estimulante” reunir a creadores, artistas, e instituciones “que forman parte ya de lo más destacado de nuestra Cultura”. 

Lo que se pudo ver en TEA “es un retrato de la Cultura española, en toda su diversidad, su riqueza, su creatividad sin limites” y recordó que “las artes generan riqueza, son patrimonio tangible; pero también lo son en el ámbito de lo emocional, de lo intangible”. 

Durante su intervención tuvo palabras también para la tierra que acogió estos premios y habló de la madera de tea que es “rojiza, fuerte, casi imperecedera” pero añadió que TEA es también el nombre del espacio que acogió el acto y resaltó esa “útil metáfora de lo que hoy celebramos: el diálogo creativo entre historia y futuro, la confluencia de memoria y vanguardia, la unión del Patrimonio con el mañana”. 

Afirmó que el trabajo de los premiados es como la tea canaria, “autóctona, única, resistente y, sin embargo, frágil al trabajarla”. 

Con todo ello, declaró que estas Medallas de Oro al mérito en las Bellas Artes “son muestra de una deuda contraída por toda la sociedad” y “sirven para señalar el camino a las próximas generaciones con los nombres de aquellos que desempeñaron un papel esencial en la definición y evolución de nuestra Cultura”.

Finalizó su intervención alertando que “es necesario un compromiso colectivo, de las instituciones y de la propia sociedad, para elevar el reconocimiento y la consideración de la Cultura”.

El nombre del surrealista Óscar Domínguez –para cuyo recuerdo fue concebido, en un principio, el TEA– y el de otros artistas isleños de la talla de Manrique, Chirino, Mercedes Pinto, María Mérida, Pedro Guerra o el joven cantante Quevedo desfilaron entre los discursos que tuvieron lugar durante la ceremonia, la primera de este tipo tiene lugar en Canarias.

En total, el Ministerio de Cultural concedió 32 Medallas de Oro. No obstante, hubo que lamentar algunas ausencias notables. La primera, la del oscarizado actor Javier Bardem, que no pudo acudir por hallarse inmerso en un rodaje. Tampoco pudieron asistir el historiador e hispanista Ian Gibson, la fotógrafa Isabel Steva Hernández (Colita), la compositora y cantaora de flamenco Mayte Martín, el artista plástico Jaume Plensa y la poeta Julia Uceda.

Momentos emotivos

Los momentos más emotivos de la entrega de medalla fueron, sin duda, aquellos en los que se subieron al escenario la hija y la viuda, respectivamente, de los dos condecorados a título póstumo: la recordada novelista Almudena Grandes y el profesor de derecho y especialista en propiedad intelectual Ramón Casas Vallés.

Entre los galardonados que sí pudieron viajar hasta la Isla estuvieron la bailaora Maribel Gallardo, el director de cine Agustí Villaronga, el dúo musical Amaral, así como Javier Gurruchaga, Paloma San Basilio y Anton Reixa. También recibieron su distintivo la Semana Negra de Gijón, la Fundación Max Aub y la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino. Otros de los galardonados fueron el autor de novela gráfica Paco Roca, el empresario y productor teatral Daniel Martínez de Obregón y la cantante lírica Saioa Hernández del Río.

Hasta Tenerife viajaron también la directora de cine Iciar Bollain, la diseñadora de moda Ana Locking, el fotógrafo Chema Conesa, la compositora Teresa Catalán y el escritor Juan Muñoz, conocido por ser el autor de libros infantiles inmortales como Fray Perico y su borrico.

La relación de premiados la completaron el gestor cultural Genis Matabosch, la ilustradora y escritora Carme Solé, la asociación cooperativa cultural Drac Mágic, el cantautor Pablo Guerrero, la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico y los desarrolladores de videojuegos Francisco Portalo y Francisco Suárez.

Trayectoria chicharrera

En el recinto se congregaron unas 500 personas y comienza el acto con unas palabras del alce de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez.

El alcalde Bermúdez comenzó su intervención recordando que Santa Cruz de Tenerife “es una ciudad íntimamente ligada a la cultura” y tuvo palabras para el pintor Óscar Domínguez y su obra. Alabo el talento de los canarios que “tienen una exitosa trayectoria” y recordó que la capital cuenta con una íntima relación con las Bellas Artes durante muchas décadas del siglo XX.

Recordó la exposición de esculturas en la calle de la ciudad e hizo hincapié en el “imparable proceso de recuperación de su patrimonio histórico con la reapertura del templo masónico, único en España” , que esta tarde visitará el Minos otro de Cultura, Miquel Iceta, también asistente al acto.

Aprovechó la ocasión para agradecer el gesto de sus Majestades: “ Hace ocho años sufrimos una riada que requirió del esfuerzo colectivo para recuperar la normalidad y este incidente contó con el apoyo del Rey”.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, habló del necesario compromiso de las instituciones públicas con la Cultura a través de los presupuestos. “Una sociedad desarrollada es la que trata de hacernos trascender”, afirmó el presidente quien felicitó a los premiados en varias ocasiones.

A continuación de proyectos un vídeo homenaje donde se resume la trayectoria artística de los premiados. Se entregan 32 medallas a personalidades de la música, la escultura, la interpretación o la escritura, entre otras expresiones artísticas.

Primera vez en Canarias

El ministro de Cultura afirmó que se quedan cortos con la entrega de premios porque “es difícil elegir”. “Sin vosotros no somos nada y por eso les damos las gracias”, se dirigió a los galardonados. Explicó que es la primera vez que este acto se celebra en Canarias, “y también era hora”. “Convenía que estos premios se trasladen por las comunidades autónomas porque así enriquecemos una visión de la cultura plural y diversa” y explicó que “el concepto de cultura cada vez es más amplio y enriquecedor, y por eso entregamos tantas medallas”

Iceta afirmó que “se hace difícil elegir la isla de entrega” pero precisó que la elección de Tenerife respondía al deseo de visitar TEA Tenerife Espacio de las Artes para “honrar la labor de creación de esta isla”.

El ministro de Cultura también tuvo palabras para los palmeros “que necesitan la ayuda de todos para salir de esta situación “ y recordó que “la naturaleza nos recuerda que está ahí para disfrutarla pero también para respetarla”. Habló también de Oscar Domínguez, “quien inventó la decalcomania, que sirve para abrirnos a los sueños, y como Domínguez todos los premiados nos descubrís un camino y vuestro arte nos ayuda a entender el mundo y trabajar por una sociedad mejor que pasa por un mejor entendimiento entre todos”.

Paso a continuación a hablar de cada uno de los premiados y recordó que en esta edición se distingue a dos profesionales fallecidos, la escritora Almudena Grandes y especialista en derechos de la propiedad intelectual Ramón Casas.

La cantante Eva Amaral habló en nombre de los premiados y declaró “sentirse muy pequeña” rodeada de todos los galardonados. “Emoción y profundo impacto” fue lo que sintió al acudir al acto. Hizo extensiva esta medalla “a las voces y sonidos que los precedieron para hacer su trabajo” y aprovechó su intervención para resaltar la realidad de pueblos como el que vive en Tinduf para hablar de las diferentes culturas que se dan cita en el planeta.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, recordó que esta tierra ha visto nacer a artistas como Pedro Guerra, Quevedo, Valentina la de Sabinosa, Josefina De la Torre o María Mérida y habló de los grandes actos culturales que han acogido “estas pequeñas islas en medio del Atlántico”. 

“Cuando hablamos de cultura hablamos de un derecho de primer orden”, declaró el socialista quien aprovechó la ocasión para recordar que Canarias ha impulsado la ley del sistema público de cultura que blinda el presupuesto de la comunidad autónoma “para hacer permanente el derecho a la cultura”. “La cultura es una dimensión clave para el desarrollo de la sociedad” y por eso, entre otros aspectos, el Archipiélago sigue trabajo para ser plato de cine de cada vez más producciones audiovisuales con destacadas deducciones fiscales.