Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

María Peláe: "Se puede reivindicar y decir las cosas desde el mayor de los respetos"

"No estamos aquí para vender la moto, yo te digo lo que pienso", asegura la malagueña, quien se sube este sábado a las tablas del Teatro Capitol de Cieza para presentar 'La Folcrónica'

María Peláe.

Con más de doce años de carrera a sus espaldas, la obra de María Peláe (Málaga, 1990) se caracteriza por unas letras comprometidas y cargadas de crítica social y, en lo estrictamente musical, por una mezcla de lo más actual, con acento andaluz y fusión moderna. Ella no se pone etiquetas –prefiere hablar de su particular 'estilo Peláe'–, pero ya hay quien se refiere a ella como la ‘Lola Flores milenial’, y su segundo disco refuerza a quienes la ‘emparentan’ con ‘La Faraona’. Lo ha bautizado como La Folcrónica (2022), y entre el primer y el último corte aparecen las voces de Pastora Soler, Vanesa Martín y Las Niñas, entre otras.

Por supuesto, ha sido un éxito y, de hecho, hace apenas unos días se anunciaba su republicación en formato físico (y digital) con una edición especial que incluye algunos temas inéditos (e incluso un pregón exclusivo que solo sonará en el CD y el vinilo). Se trata, por tanto, de un momento ideal para disfrutar de la malagueña en directo, y lo cierto es que las tablas del Teatro Capitol de Cieza ya esperan su llegada: allí presentará este sábado sus nuevas canciones.

¿Cómo nace La Folcrónica?

El título es un juego de palabras, que no hay nada que me guste a mí más que eso... Y está entre lo más añejo y lo más moderno. El sentido de cada canción es intentar decir algo; una folclórica diciendo lo que ve por las calles, en esencia. Y la misma portada del disco tiene una simbología muy concreto: salgo yo cogiendo un periódico del día en que nació mi abuela, del año ‘36.

Además de su abuela, este es un disco que está repleto de mujeres, ¿no?

Sí. He tenido el honorazo de tener conmigo a mujeres tremendamente talentosas que me han dado su mano y cedido su arte para ser parte de esta folcrónica, como Vanesa Martín, Pastora Soler y Las Niñas. Si me lo cuentan hace unos años, no me lo creo... Además, el disco está compuesto por Alba Reig, que ha sido también la productora de algunos temas. Vamos, que aquí hay muchas mujeres que han trabajado juntas, de la mano.

¿Hay muchas mujeres productoras en la industria?

Hay muchísimas mujeres productoras y hay que darles la valía que merecen. Yo he tenido el privilegio de que Alba produzca algunas canciones, aunque también ha participado en este proceso Riki Rivera.

Su primer disco, Hipocondría (2017), fue financiado a través de una exitosa campaña de crowdfunding, ¿cómo es tener ahora, para este segundo, un respaldo económico?

Bueno..., no hay mucho más respaldo, en realidad; al final sigo siendo yo misma a pico y pala. El videoclip sigo siendo yo buscando papas... [Risas]. Detrás de un trabajo como La Folcrónica hay mucho esfuerzo, pero lo bueno de no tener una multinacional o alguien detrás es que he podido hacer y decir lo que me ha dado la gana en cada momento, y creo que eso esa ha sido en gran parte la tecla maestra que he pulsado para llegar hasta aquí.

¿Pero le gustaría tener ese apoyo?

Ahora mismo, si esa opción surgiera, tendrían que comprar lo que soy, que soy yo. Quiero decir: no me pongas a cantar jotas porque si no vamos a salir perdiendo los dos [Bromea].

María, La Folcrónica es un disco en el que grita muchas cosas. ¿Qué temas le quedan por reivindicar?

¡Me quedan muchos! De todas formas, yo en mis canciones hablo de los temas que me enervan, sí, pero también de los que pienso que son divertidos. De todas formas, siento que he abierto la caja de Pandora, y que se puede reivindicar y decir cosas siempre y cuando se haga desde el mayor de los respetos. Pero no estamos aquí para vender la moto, yo te digo lo que pienso.

¿Cómo definiría usted el particular estilo de María Peláe?

Yo siempre he preferido no ponerme etiquetas. Diría que lo que hago es una mezcla de todo lo que he escuchado y de todo lo que he ido probando a lo largo de mi carrera; porque no siempre lo que escuchas y haces funciona, es un poco jugar a ensayo y error. Así que..., no sé. Soy andaluza, exagerada y flamenca, pero también quiero que mi música le entre a gente más joven y que quizá está menos familiarizada con estas músicas. A Spotify lo tengo loco, no sabe dónde ponerme [Risas].

Por cierto, en el disco habla abiertamente de homosexualidad. ¿Aún cree que cuesta hablar sobre ello en la música?

Mira, yo no quiero ser abanderada de nada, pero es mi vida, y si mi pareja lo es, pues lo es. Además, si me callo le doy la razón a personas que no quieren que se hable de estos temas. Pienso que hay que romper tabúes. De todas formas, esto no es más que ser natural: si es mi tendencia sexual, ¿por qué no decirlo? El hombre gay tiene más visibilidad, pero poco a poco vamos poniendo en el foco también a las mujeres. Y... bueno, si una niña tiene aún dudas y puede encontrar en la cultura referentes, pues mejor que mejor.

Una última cuestión: La Folcrónica cuenta con varias invitadas de primer nivel, pero... ¿cuál sería su colaboración soñada?

Con las que tengo ya me puedo dar con un canto en los dientes, pero me encantaría hacer algo con La Mala Rodríguez y con Martirio.

Compartir el artículo

stats