Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Clem Burke, batería de Blondie: "Tanto Debbie Harry como Annie Lennox tienen carisma, son creativas y guapas"

La revista ‘Rolling Stone’ le eligió en su día como uno de los mejores del mundo en su instrumento | Al margen del grupo neoyorquino ha tocado para Dylan, Iggy Pop, Eurythmics y Nancy Sinatra, entre muchos más

Clem Burke: "La batería es el latido de la música".

Dicen que es el mejor batería que ha dado el rock pero lo que sí es seguro es que es uno de los más icónicos, junto a Keith Moon, de The Who, y Ringo Starr, de los Beatles. Conocido por su trabajo con Blondie, por el que acaba de ser nominado a los Grammy, ha tocado con un sinfín de leyendas, como Iggy Pop, Bob Dylan, Eurythmics o los Ramones. Ayer presentó en Palma el documental My View, en el Teatre Mar i Terra, con motivo del festival Contrast Mallorca que dirige David Riu.

Dejemos las cosas claras desde el principio: los baterías también son músicos, compositores. 

Sí, desde luego, bien dicho. Esa es la idea del documental My View, mostrar el trabajo del batería dentro de un grupo. El batería es el pilar de cualquier grupo, o debería serlo.

También es "el latido de la música".

Sí, la batería es el corazón, incluso el alma de la música, como también pensaban Charlie Watts, de los Rolling Stones, o Elvin Jones, que tocó para Miles Davis y muchísimos más.

Si nunca ha sentido lo suyo ni como un hobby ni como un trabajo, ¿qué diablos significa para usted ser batería?

Un estilo de vida.

En 1987 se probó con los Ramones, convirtiéndose en Elvis Ramone. ¿Ensayaban mucho?

No hicimos ni un ensayo [se dice que a juicio de Johnny Ramone los dos conciertos que dieron con Clem a la batería fueron «un desastre»]. Richie Ramone había dejado el grupo ese año y lo que quería Johnny era volver a tocar lo más rápido posible. Conmigo no hubo ensayos, algo que sí ocurrió con Marky cuando reemplazó a Tommy Ramone.

Durante el parón de Blondie tocó con Eurythmics. ¿Qué aprendió de aquella etapa, a principios de los años 80?

Cuando entré en Eurythmics [en 1982, en la gira del Sweet Dreams, disco que se llevaría un Grammy y que llegó al número 1 en Reino Unido], el grupo ya estaba hecho, existía una base musical formada y yo tenía más nociones musicales que cuando empecé con Blondie. Con Blondie todo empezó desde cero, no teníamos ni idea de nada y fuimos creciendo a medida que íbamos tocando.

¿Qué tienen en común dos mujeres como Annie Lennox y Debbie Harry?

Ambas tienen un fantástico carisma, que desprenden por todos lados. También son fuertes y creativas. Y además son guapas.

Sus baquetas también se han puesto al servicio de Nancy Sinatra y Wanda Jackson. ¿Cómo lo hace para estar rodeado siempre de grandes mujeres? 

Te olvidas de Linda Gail Lewis, la hermana de Jerry Lee Lewis, con la que he estado grabando recientemente, o Ann-Margret Olsson, conocida por su papel como actriz en Viva Las Vegas. Hace poco también he estado de gira con The Go-Go’s, que no es una, sino una banda de cuatro mujeres. Tocar con cuatro mujeres me permite ser el hombre más guapo del grupo.

¿Podría un grupo triunfar con un mal batería?

Es muy difícil ser un buen grupo y tener un mal batería. Si el batería es malo mejor te pones una caja de ritmos.

¿Usted siempre soñó con convertirse en una estrella del rock?

Siempre soñé con ser músico y tener éxito, y para conseguirlo tuve que trabajar muchísimo. Yo soy famoso por la música, no soy una rock star de la farándulas.

Vivió los maravillosos 70 y sobrevivió al peligroso final de aquella década. ¿Cómo logró no caer en el pozo negro de las drogas?

Una adicción es una enfermedad, y yo, por suerte, no caí en las adicciones. Siempre tuve claro que si quería estar en forma y limpio, y tener éxito en la música, no tenía que entrar en ese juego, el de las drogas.

En el documental se le ve en chándal, incluso corriendo. ¿Se cuida mucho?

Sí, ese es mi hobby, hacer ejercicio. Hay similitudes entre tocar la batería, dos horas en un concierto, y hacer deporte.

¿Por qué un joven debería tocar la batería?

Porque libera la mente y te quita el estrés.

Afirman sus colegas que Clem Burke toca preciso, elocuente, con volumen. ¿Conoce a alguien que toque más rápido y mejor que usted?

Muchos, por ejemplo Dave Grohl [Nirvana, Foo Fighters].

Si alguien no distingue a Clem Burke sobre un escenario basta con fijarse en el más elegante.

Para mí es muy importante tener clase sobre un escenario. Soy muy fan de Ringo Starr. Pero tener clase, siendo batería, no es fácil, porque una vez arrancado el concierto, cuando vas lanzado, empiezas a sudar y la ropa va cediendo. 

En la película que este jueves se proyectó en el Mar i Terra descubre uno de los secretos de su look: metía su cabeza en el horno para hornear la laca. Advierta que eso solo lo puede hacer usted.

Bueno, no llegaba a meter la cabeza dentro del horno, me bastaba con el calor que desprendía (risas). Rod Stewart hace lo mismo.

¿Qué se siente al ser nominado para un Grammy, algo que acaba de conocer hace unos días, como miembro de Blondie?

Me enorgullece esta nominación, en la categoría de Best Historical Album, porque es un reconocimiento a toda una carrera. No va de ventas, sino de un legado.

¿Por qué son tan buenas las canciones de Blondie?

Por la influencia de Nueva York y los grupos que escuchábamos de jóvenes. Esa mezcla fraguó el sonido de Blondie.

El concierto que tenía programado para el día de hoy, con The Split Squad, se ha suspendido por enfermedad del cantante. ¿Qué piensa hacer por Palma?

Visitaré la Catedral, pasearé por el casco antiguo de la ciudad y me decantaré por algún restaurante italiano, que me encantan.

Compartir el artículo

stats