Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Letras

Dos décadas de libros y amistad

El club de lectura santacrucero cumple 20 años con más miembros que nunca, unos 60, que se reúnen en TEA

Una reunión del club de lectura de Santa Cruz de Tenerife. El Día

Cada dos martes hay cita del club de lectura de Santa Cruz de Tenerife, y ya van 20 años de actividad ininterrumpida y fomento de las letras. María Jesús Pérez es miembro de este grupo desde sus inicios y, en la actualidad es, además, su coordinadora. Explica que este grupo va más allá de la mera literatura, ya que sus miembros también hablan de cultura y, tras tantos años, se han creado importantes lazos de amistad que no se han roto ni en lo más duro del confinamiento. Ahora, todos sus miembros afrontan este año como una celebración, porque después del acto oficial que tuvo lugar hace unas semanas en el Museo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife –donde comenzó este club de lectura hace dos décadas–, antes de que termine el año realizarán algunas actividades más con las que poner el broche de oro a estos meses de celebración.

La experiencia de María Jesús Pérez en el club de lectura es el reflejo de la historia de este grupo, que nació en 2002. «Yo nunca había visto nada parecido pero un día descubrí una hoja de papel escrita a mano en una cafetería a la que iba en la calle de La Noria en la que se pedía que la gente a la que le gustara leer escribiera ahí su nombre y su número de teléfono. Unos meses después me llamaron para crear este club de lectura, y desde entonces no he dejado de formar parte de él», relata Pérez, quien recuerda que empezaron reuniéndose en el Museo de Bellas Artes, cada dos martes, de 20:00 a 22:00 horas. Con la apertura de TEA Tenerife Espacio de las Artes en 2008, y el traslado al edificio de la Biblioteca Municipal, el club llegó a este nuevo enclave, donde los miembros se siguen reuniendo cada dos martes, aunque de 19:00 a 21:00 horas.

Aquel primer club de lectura estaba formado por algo más de una decena de personas y ahora están inscritos unos 60 miembros, por lo que el espacio de reunión se les queda ya pequeño. Aún así, la coordinadora explica que si una persona está interesada en formar parte del club santacrucero tan solo tiene que escribir un mensaje a través de la página de Facebook o al correo electrónico.

Las lecturas que se producen en este club son de lo más variadas puesto que la única línea roja está en los libros de autoayuda. «Procuramos no elegir superventas porque eso es más fácil que la gente lo lea fuera de este ambiente; además, el Cabildo de Tenerife nos ofrece también una lista de propuestas que nosotros vamos compaginando con las que se nos van ocurriendo», relata María Jesús Pérez quien afirma que estas lecturas son tan variadas como las opiniones que suscitan entre los lectores. «Nuestro club es enriquecedor porque todos llegamos con una opinión a las reuniones y muchas veces salimos con otra visión», resume.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Gladis de León, quien recientemente también participó en uno de los actos de celebración del club de lectura, afirma que contar con este grupo durante tanto tiempo en la capital «es un motivo de orgullo para el Organismo Autónomo de Cultura de Santa Cruz de Tenerife, y una muestra más del interés por la lectura y la inquietud por el conocimiento que existe en esta ciudad». «Ni la pandemia pudo con él», resume la edil, quien celebra que «tras respetar el confinamiento, sus miembros siguieron reuniéndose, pero en lugar de hacerlo dentro de la Biblioteca, quedaban en la cafetería del TEA, para seguir sumergiéndose entre las páginas de sus libros favoritos y evadirse por un rato de lo que acontecía en el resto del mundo».

Compartir el artículo

stats