Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Literatura

Tiempo de cuentos y de vuelta al mundo

Jaime de Urioste publica un libro de relatos en los que viaja por los géneros y los paisajes

Jaime de Urioste Arana con su nuevo libro. Andrés Gutiérrez

Leer ‘Los secretos de la hojarasca’ «va a ser una experiencia curiosa y divertida» adelanta su autor, Jaime de Urioste Arana, quien se atrave por primera vez con el pequeño relato.

Los secretos de la hojarasca guarda los secretos literarios de Jaime de Urioste Arana, quien publica estos días este libro de relatos en el que el que fuera cónsul honorario de Bolivia en Santa Cruz de Tenerife durante más de 40 años muestra los más variados textos, que permitirán que el lector viaje por géneros y lugares de todo el planeta. Marcus y la puerta estelar fue su ópera prima, publicada en 2020, y ahora, con esta nueva propuesta, el autor descubre nuevos estilos, agiliza su lenguaje y crea una serie de líneas argumentales que van desde el esperpento al clasicismo más elocuente.

Este nuevo libro ya se puede adquirir en la Librería El Águila de La Laguna, aunque la mayor parte de los ejemplares se comercializarán en Bolivia, donde se encuentra la mayor parte de los lectores de De Urioste. Es en el país sudamericano precisamente donde tendrá lugar la presentación oficial del libro, que se celebrará a final de este mes en el Archivo y Biblioteca Nacional con la participación del autor a través de internet.

La oportunidad de escribir este libro de relatos surgió para Jaime de Urioste a petición de muchos de sus lectores, que querían conocer las historias del autor pero a través de otros géneros a los que no los tiene acostumbrados. Así pues, De Urioste Arana ha vivido «una experiencia curiosa» para dar forma a este nuevo libro puesto que ha empleado diferentes vertientes literarias «para ofrecer en cada cuento una imagen propia», matiza.

«Está presente desde el esperpento al clásico cuento romántico, pero también hay aventura e incluso una pequeña novela», enumera el autor. Así, Tiempo de cigüeñas es un extenso relato en el que el autor ejercita su imaginación para contar una historia que se desarrolla en un pueblo inventado por el escritor y ubicado en Castilla-La Mancha, una comunidad de la que es un «apasionado» puesto que «he realizado allí muchas cacerías y creo conocer bastante bien el carácter y la forma de ser de los manchegos». En este texto de unas 60 páginas se relata la llegada de numerosas cigüeñas a este pueblo de no más de 600 habitantes, donde se terminan convirtiendo en un reclamo turístico. «Cuando comienzan a llegar estas aves, comienzan a suceder cosas extrañas y en un tono irreverente y divertido el lector podrá conocer a peculiares personajes que comparten un pueblo en el que la religión, las tradiciones castellanas y los intereses personales son el pan nuestro de cada día», adelanta el escritor.

Jaime de Urioste reconoce que ha disfrutado más que en ninguna otra ocasión escribiendo estos relatos porque le han permitido experimentar en cada nueva página. Aunque algunos de los relatos los escribió hace tiempo, los ha pulido para poder publicarlos ahora y por eso siente que todos los textos son nuevos. «Cuando uno está jubilado tiene tiempo suficiente para dedicarlo a nuevas aventuras y por eso se me he atrevido a probar con tantos géneros diferentes», reconoce el escritor quien añade que este reto le ha obligado a leer mucho para poder documentarse:«No es lo mismo el realismo mágico de García Márquez que los textos de Vargas Llosa». Y con todo ello, ahora ya puede decir que «me gusta más escribir relatos que una novela al completo, tal como ya hice en mi última publicación, Marcus y la puerta estelar, porque creo que en el relato me muevo mejor», reflexiona.

De Urioste Arana ha querido mostrar en este libro de relatos su amor por lugares como La Laguna, ciudad en la que vive desde hace años. Así, La última perdiz es la historia de dos ancianos que viven en una céntrica calle lagunera. «Él ya tiene sus escapadas de memoria, así que viven juntos y contentos pero cada uno en su propia realidad porque él piensa en sus antiguas cacerías y ella en sus nietos y sus hijos», relata el autor, quien avisa de que será necesario leer este texto con un pañuelo a mano.

También ha dado forma a una pequeña colección de cuentos que llevan por título Te veré, y entre los que destaca Te veré en Taganana, una historia triste con la cordillera del Macizo de Anaga como escenario de esta historia. Y todo ello permitirá al lector realizar un viaje por los más variados puntos del planeta con estos cuentos en los que algunos, como El catador de sueños, «no tiene ni pies ni cabeza» ya que se trata de «un cuento inquietante e irreal».

Jaime de Urioste ya tiene escritos más relatos pero antes tiene en mente otro proyecto de cara al próximo año, una antología de poemas. Ya tiene unos 80 escritos pero quiere llegar al centenar y para ello se atreve con líneas románticas o tristes, dedicadas a la pandemia y a los amigos fallecidos. «Todo lo ocurrido me inspira para escribir poemas en vez de prosa» ya que, además, reconoce que «no son tan difíciles para mí».

Compartir el artículo

stats