Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los paisajes sonoros de Lajalada hacen doblete en los Premios de la Música

La formación liderada por Belén A. Doreste gana en la categorías de Mejor disco de pop-rock y Mejor canción | El grupo palmero Taburiente recoge el Premio de Honor 2022

El músico Paco Perera en plena actuación anoche en la gala de los Premios Canarios de la Música, en el edificio Miller. | | A. CRUZ

El pop-rock-electrónico envolvente de Lajalada, el proyecto musical liderado por Belén A. Doreste, triunfó anoche en la gala de los Premios Canarios de la Música 2022 con el único doblete de esta cuarta edición, que coronó a la banda grancanaria con los premios a Mejor disco de pop y rock por DMÑNNS, su álbum de debut; y Mejor canción del año por su temazo homónimo, Demañanosé.

Esta doble distinción supone un nuevo escalón en la trayectoria ascendente de la banda, que integran Belén A. Doreste, Ner Suárez Álvarez, Octavio Limiñana Oliva, Juan Pérez Pérez y Alberto Rodríguez García. Y es que, si bien Lajalada ahuecó las alas en 2018, fue el pasado 2021 cuando inauguró el vuelo a constelaciones más altas con su primer proyecto discográfico, que engloba 10 canciones o paisajes sonoros orgánicos que transitan desde el pop asilvestrado al grito salvaje, con letras como himnos de catarsis.

Este último triunfo en los Premios Canarios de la Música coincide además con su reciente salto al otro lado Atlántico, en concreto, a Colombia.

El resto del premiados y premiadas este año dibujan un palmarés muy repartido y plural, entre cuyas nominaciones, que encabezaba los de Lajalada, competía más de una veintena de artistas que optaban a premios en alguna de las diez categorías a concurso en esta convocatoria, a la que se presentaron 353 trabajos.

La otra banda protagonista de la noche en el Miller fue la histórica formación palmera Taburiente, distinguida con el Premio de Honor de la Música Canaria 2022 en homenaje al espacio propio que ha cultivado en el panorama musical de las Islas a lo largo de casi cinco décadas de trayectoria. Con este reconocimiento honorífico, el jurado premia «la enorme aportación a la música de uno de los más relevantes grupos surgidos en Canarias, que ha llegado a convertirse en uno de los principales exponentes de la canción de raíz del Archipiélago y de España», manifestaron en la ceremonia.

Discos en femenino

En los apartados discográficos destacaron dos artistas grancanarias asiduas de la escena musical del Archipiélago, con sus respectivos lenguajes y caminos sonoros. Por un lado, la saxofonista Alba Gil Aceytuno, nombre propio del jazz de raíz isleña, ganó en la categoría de Mejor disco de jazz y jazz-fusión por su álbum Aguayro. Este proyecto en solitario compuesto íntegramente por Gil entrecruza las sonoridades del jazz con las influencias del hip-hop, punk rock y folklore canario, toda vez que, en paralelo, Gil integra otros proyectos corales como Zumurrud o Arube. Y por otro lado, la cantautora grancanaria Dácil Santana se hizo con el premio al Mejor Disco de Música Melódica y Canción de Autor por Tanta vida, su gran proyecto musical, en el que conjuga el pop, pop rock, balada, pop-latin y bossa con reggaeton. Precisamente, la artista presenta este disco esta noche, a las 20.00 horas, en la sede de la Fundación Mapfre Guanarteme en la capital grancanaria.

Asimismo, el Mejor Disco de Músicas Urbanas recayó en el músico urbano Astral Tales, proyecto musical de Ernesto Bernal, por Cryostasis, y la banda tinerfeña Pieles recibió el premio al Mejor Disco de Músicas de Raíz por su segundo trabajo editado hasta la fecha, Ángaro, una bellísima inspiración en el folclore prehispánico y la música popular de Canarias.

El premio a Mejor Artista Revelación recayó en la banda tinerfeña Baldosa, mientras que el realizador Nico Alva recibió por su trabajo Lock down, para la banda Foxy Mammals, el disputado premio al Mejor Videoclip. El premio al Mejor Diseño recayó en Max Mala por Club Virginia, de la banda The Vinylos, y la profesionalidad de Alby Ramírez Marrero fue distinguida con el premio como Mejor Técnico de Sonido.

También hubo distinciones a proyectos veteranos consagrados que han jalonado el rumbo de la creación musical de las Islas. Una de las citas imprescindibles de la agenda cultural isleña, el Festival Internacional Canarias Jazz&Mas, recogió el premio en la categoría de Mejor Programación Musical, que distingue con este galardón un recorrido de más de 30 ediciones que han situado a Canarias en el mapa global de la escena jazzística. Y en esta línea, el histórico programa que dirige el periodista musical Vicente Martín Abreu, En bandeja de plata, ahora en la emisora 7.7 Radio, se hizo con el premio a la Mejor Labor de Difusión.

Por último, el premio a la Mejor Labor en Músicas Clásicas recayó en el proyecto social y pedagógico Barrios Orquestados, que este año cumple su 10º aniversario con su programa de creación de orquestas y coros en los barrios periféricos y precarizados de las islas bajo el leimotiv de «Mientras hay música, hay esperanza».

Presentada por la periodista Jessica Déniz y bajo la dirección artística de Luis O’Malley, la gala de los Premios de la Música, impulsados por la Asociación Profesional de Compositores de Canarias con la finalidad de celebrar, potenciar y difundir los procesos creativos, los artistas, las obras musicales y la gestión profesional del sector de la música en Canarias, entreveró canciones y emociones de la mano de premiados y nominados en una noche que volvió a poner de manifiesto que Canarias es territorio de músicas diversas, raíz de canciones y talentos cuya efervescencia creativa se renueva cada año.

Compartir el artículo

stats