50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Dos formas de unirse en el arte

La Sala Tindaya del Parlamento de Canarias inaugura la exposición conjunta ‘Dos miradas’, integrada por la serie ‘El tránsito’ y la instalación ‘Dos figuras del natural’

7

Exposición en el Parlamento de Canarias Carsten W. Lauritsen

Rosa Fernández y Leandra Estévez exponen juntas en el Parlamento de Canarias. Una aporta una instalación escultórica, la otra cuelga una serie de cuadros. Juntas firman el proyecto Dos miradas, que llega al emblemático edificio de la capitalina calle Teobaldo Power en virtud de un acuerdo de la Cámara con el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, cerrado actualmente por obras.

La sala de exposiciones del Parlamento de Canarias, conocida como Sala Tindaya, inauguró este jueves una nueva muestra que tiene a dos artistas femeninas como protagonistas. 

La iniciativa forma parte de un acuerdo que ha alcanzado la Cámara autonómica con el vecino Círculo de Bellas Artes, cuya sede se encuentra inmersa en una obras de renovación que la institución cultural capitalina lleva planeando desde hace tiempo. La intervención, que durará al menos un año, es necesaria para que este emblema santacrucero pueda reabrir. Actualmente, sus instalaciones no cumplen con las medidas de seguridad.

Por este motivo, y con el objetivo de proseguir con al menos parte de su agenda, el Círculo ha alcanzado un acuerdo con el Parlamento. Fruto de estas buenas relaciones, ayer se inauguró Dos miradas. El proyecto está integrado por la instalación escultórica Dos figuras del natural, de Rosa Fernández, y por la serie pictórica En tránsito, de Leandra Estévez.

La encargada de presentar el acto, que además ejerció como anfitriona, fue la vicepresidenta de la Cámara, Rosa Dávila. «Las puertas del Parlamento de Canarias se abren a una exposición donde las autoras unen sus miradas para la creación de un espacio realmente particular», explicó la diputada por Coalición Canaria. «Reflexiones sobre la vida, la muerte, el amor, el miedo, la amistad o la figura femenina se enfrentan a través de En tránsito y Dos figuras del natural. Los juegos de color, luz y volumen dan como resultado estas obras cargadas de un intenso simbolismo», añadió.

«En nombre del Parlamento de Canarias, gracias a ambas artistas por traer esta exposición conjunta a este edificio. Mientras, confiemos en que el Círculo de Bellas Artes puedan reabrir pronto sus puertas pero, entre tanto, tenemos un acuerdo para que sus exposiciones puedan celebrarse en este espacio», concluyó la vicepresidenta de la Cámara.

También acudió a la apertura en la Sala Tindaya el presidente del Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, Alejandro Tosco. Además de dar las gracias a la institución y a las artistas que forman parte del proyecto, habló sobre el proceso de reforma de la sede de la institución que representa, cuyas obras arrancaron en agosto pasado y están valoradas en cerca de un millón de euros. «En este caso quiero, primero, agradecer al Parlamento de Canarias que nos deje ocupar este espacio. Por otro lado, también aprovecho para comunicar que estamos en el proceso de volver a abrir el circulo tras cinco años cerrado», destacó. Con un plazo de al menos un año de duración, el objetivo es que la sede esté lista, al menos, a mediados del año que viene. «En 2023 nos toca celebrar nuestro centenario, esperemos que esté ya abierto. Cuando el Parlamento estuvo en obras nosotros también colaboramos con ellos en muchas actividades culturales. Ahora nos toca pedir el mismo favor».

Mientras, las dos creadoras aportaron su visión sobre la muestra. La primera en intervenir, Rosa Fernández, fue la más escueta porque, según precisó, no le gusta «teorizar sobre la obra». «En este caso, la instalación es una representación artística sobre la amistad con las personas con las que conté, modelos del natural. Estoy muy agradecida a ellas y a Leandra, un amiga de siempre. Estoy muy feliz de estar aquí», explicó la autora de Dos figuras del natural.

Por otro lado, Leandra Estévez dijo lo siguiente sobre su serie pictórica: «La iconografía se ocupa de explicar el significado último de las imágenes en un contexto determinado. En la misma línea de pensamiento se encuentra esta serie. El valor estructural remite a una organización excéntrica , desde el interior del artista y hacia el exterior». «Tanto la obra como los títulos no van a darles respuesta pero son códigos que aluden al significado, acciones y preguntas que afectan a la condición humana y, en mi caso, formas de estar viva. Las cartelas ayudan a acercarse al cuadro, a ver más que a mirar», concluyó.

Compartir el artículo

stats