Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Historia del cine en las Islas

El legado de cine de Manuel Marrero

La nieta del histórico exhibidor y distribuidor de cine dona material a Filmoteca Canaria

Las imágenes que rodean estas líneas muestran varios de los materiales donados por Silvia Marrero a Filmoteca Canaria. A la derecha, la foto de su abuelo: Manuel Marrero. El Día

Filmoteca Canaria sigue engrosando sus fondos gracias a la generosidad de personas como Silvia Marrero, que ha dejado en manos de la institución parte del legado de su abuelo.

Filmoteca Canaria está de enhorabuena. Este departamento dependiente del Gobierno de Canarias dedicado a la recuperación, conservación y promoción del patrimonio audiovisual del Archipiélago acaba de recibir una nueva donación. Se trata de «siete publicaciones de cine y cientos de afiches de películas, la mayoría de ellas estrenadas en la década de los ochenta». La donante es Silvia Marrero, nieta de Manuel Marrero, exhibidor y distribuidor de cine pionero en Canarias.

La donante es, además, historiadora y experta en cine. Durante años trabajó como investigadora en la Filmoteca Española y ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo a la recuperación y catalogación de todo lo relacionado con la actividad de su abuelo. Actualmente se dedica a la docencia y vive en Tenerife. «Fueron auténticos pioneros del cine en Canarias. Hubo varias familias como la de los Rodríguez Doreste, los Melo o los Mola. Eran monopolios comerciales que competían por proyectar la película más importante del momento», recordó. Manuel Marrero Barrera –que así era el nombre completo de su abuelo– trabajó en el sector durante casi medio siglo, entre 1930 y 1978, año de su fallecimiento. Fue, sin duda, uno de los grandes exhibidores de Canarias y llegó a regentar hasta 20 salas entre cines y teatros, la mayoría de ellos en Las Palmas de Gran Canaria. En los últimos años dirigió en Tenerife, por ejemplo, el recordado Cine-Teatro Baudet.

El legado de cine de Manuel Marrero

No es la primera donación que Silvia Marrero realiza a Filmoteca. Además, adelantó, tampoco será la última. Anima a todos los canarios que tengan algún tipo de filmación o material de este tipo en su casa a hacer lo mismo. «Cada vez que puedo, hago una donación. Este patrimonio no se puede perder. Hay mucha gente con pequeñas cintas en películas de Súper 8 u 8 milímetros y las tiran. Filmoteca Canaria hace campañas todos los años para atraer este tipo de donaciones. Además, ellos te pasan una copia digitalizada de esas filmaciones».

Hace unos años, ya entregó parte de sus colecciones y envió numerosos carteles de películas, afiches y cintas familiares. También colaboró con Filmoteca Canaria en la exposición conmemorativa de su 30 aniversario (1984-2014) y en las labores de investigación para la publicación del tercer tomo del catálogo de rodajes en Canarias entre 1971 y 1990. También ha ayudado a recuperar algunas películas filmadas en las Islas.

El legado de cine de Manuel Marrero

En esta, la última de sus donaciones, ha incluido carteles pequeños publicitarios de las películas que se estrenaban en los cines de la época, otros carteles más grandes y afiches de las cintas. «La mayoría son de la década de los ochenta», precisó. «Creo que ahí es donde tiene que estar este material. Las cosas tienen que estar guardadas donde corresponde. De nada sirve que esos archivos estén en mi casa», insistió.

Sobre la labor que desarrolló su abuelo, recordó cómo viajaba hasta Madrid varias veces al año para traerse lotes de películas para su estreno. Manuel Marrero era, por ejemplo, el distribuidor oficial de Disney en Canarias. Además, organizaba estrenos de las cintas más relevantes y se trajo al Archipiélago a actores como Concha Velasco o Julio Iglesias para sus eventos en las Islas.

El legado de cine de Manuel Marrero

«Quiero y pretendo crear un fondo de archivo a nombre de mi abuelo donde estén todas sus cosas porque pertenece, realmente, a la historia del cine de Canarias», concluyó.

Compartir el artículo

stats