Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música
Vicky Larraz Cantante

Vicky Larraz: «Esta industria es como el lejano oeste y eso me ha quitado las ganas de seguir»

Vicky Larraz. El Día

Vicky Larraz, la famosa vocalista del inolvidable grupo Olé Olé, ha anunciado que se retira definitivamente de los escenarios a finales de este año. Antes, este mismo domingo, visitará Tenerife para participar en la fiesta Children of the 80 del Hard Rock Hotel. La también presentadora de televisión habla en esta entrevista de sus vínculos con la Isla y de sus futuros proyectos.

Viene a Tenerife a un concierto que es un homenaje a la música de los 80 ¿Qué tiene esa década que nadie la olvida?

Fue una década de explosión de creatividad. Llevábamos muchos años aguantándonos. Llegan los 80 y nos dan alas para volar y para ser nosotros mismos. Sale entonces toda la creatividad en la escultura, la pintura y, por su puesto, en la música. Ahí demostramos la capacidad que tenemos. Siempre quedará el pozo de los ochenta que fue un poco la cuna o la plantilla donde todo el mundo se está inspirando.

Con Ole’Star ha recorrido los escenarios de todo el país. Cuando mira hacia su público, frente al escenario, ¿son los incondicionales de siempre o se está renovando?

Es una mezcla muy interesante. Con Ole’ Star desde que empezamos, en 2018, hemos estado creando nuevas canciones. Más allá de los temas de siempre de Olé Olé y de los míos en solitario, con Ole’ Star hemos aportado mucho a nivel creativo y de composición. Eso ha logrado que nuestro público se haya ampliado mucho. Tenemos, por supuesto, al público de siempre y luego tenemos a gente muy joven. Me sorprende mucho cuando viene a pedirnos autógrafos gente de 17 o 18 años. Gente que, por supuesto, no ha vivido la época de los ochenta con nosotros, está claro, pero que nos ha descubierto con la música de siempre como No controles o Voy a mil, que son auténticos himnos y siguen vigentes. Pero luego hay canciones como Qué ha pasado entre tú y yo, que a la gente le encanta, o por supuesto A fuego lento, que fue banda sonora de Supervivientes 2020, la edición en la que yo estuve en el programa. Luego hay temas como Tal vez será, en el que hicimos un dueto con Mago de Oz. Por supuesto, otro tema muy sonado y un gran éxito fue nuestra versión de Hoy quiero confesar, de Isabel Pantoja. Siempre hemos estado explorando toda la influencia musical que tenemos y también hemos buscado nuevos sonidos, siempre con producciones impolutas. Nuestro productor, Guillermo Ereño, que ha estado al pie del cañón desde que volvimos con Olé Olé en 2016, siempre hace unos trabajos espectaculares. En eso no escatimamos en nada y el público lo agradece.

Precisamente, y a cuenta de ese dúo con Mago de Oz, ustedes no han tenido miedo a explorar otros campos.

Sí, creemos que la música de alguna forma siempre tiene un guión común si tú quieres buscarlo. Curiosamente, Txus, de Mago de Oz, es un gran fan mío. La música es la música. Queríamos un tema donde estuviera toda su esencia rock-folk y nuestra esencia pop. Pensamos que no le iba a gustar a su público y sin embargo fue un enorme éxito. En México, donde ellos son muy famosos, la canción suena que no te lo puedes ni imaginar. 

¿Qué espera este domingo de su encuentro con el público tinerfeño?

Mi experiencia con el público tinerfeño es maravillosa. Mi sobrino, de hecho, es de aquí. Vendrá a verme. Mi familia está en Tenerife y no puedo contar la de veces que he ido. Es un público de lo más divertido, caluroso, y sé que lo van a dar todo y lo van a bailar todo. Va a ser una noche espectacular. De eso no tengo ninguna duda. Será una noche inolvidable para todos.

¿Cómo se presenta este, que será el verano de su despedida de los escenarios?

Hemos estado en muchos conciertos. Ha sido un verano muy activo y seguiremos adelante recorriendo España. Como dices, es mi año de despedida. Acabo a finales de este año. Ha sido todo muy bonito aunque agridulce. Hemos sufrido mucho con la pandemia y volver a recuperar el contacto con nuestra gente ha sido maravilloso. Es un año de despedida, muy emotivo.

¿La decisión de retirarse es irreversible?

Por ahora sí. Aunque ya sabes eso de James Bond que dice ‘nunca digas nunca jamás’. Pero la decisión está ahí porque quiero volcarme en otros proyectos.

¿Cuáles son esos proyectos? Usted ha hecho casi de todo en su carrera.

Muchas cosas, la verdad. Todo lo que sea audiovisual me encanta. En Estados Unidos trabajé en Televisión aunque ya había empezado a hacerlo antes en España. Cuando estuve en Supervivientes también colaboré en varios programas. Me encanta la televisión, tanto delante como detrás de las cámaras. Y luego otros proyectos que me irán surgiendo porque conozco a mucha gente que quieren involucrarme incluso en temas con cariz humanitario. Tengo muchas inquietudes que quiero enfocar. Luego, además, está un mercado musical en el que se están subiendo 60.000 canciones al día y está muy saturado. No es para nada lo que era y cuesta mucho. Es una de mis razones para retirarme: cuesta muchísimo promocionar los temas que tanto nos cuesta producir. En televisión no hay programas musicales, parece que estamos mendigando poder ir a hacer un tema. Está muy, muy difícil. Vengo de vivir una industria muy rica que respetaba mucho a la cultura musical y ahora está todo muy diluido, es un poco como el lejano oeste. Eso también me ha quitado las ganas de seguir. Creo que es el momento de cerrar un ciclo, de dejar las cosas estar y ya he hecho, como dices, de todo y muy bien. No me queda nada por hacer. Estoy muy satisfecha de lo que he hecho, me voy con la cabeza muy alta y habiendo conseguido cumplir todos mis sueños.

Supongo que la gente se le acerca y le pide consejos, ¿qué les dice?

Pues les doy el mismo que le doy a mi hija Olivia, que está estudiando para Ingeniera de Sonido en Estados Unidos, pero también hace sus pinitos en la música. Tiene un estilo muy bonito. Y le digo que, ante todo, se prepare para hacer muchas cosas y no solamente una. Hay que mirar cómo está el mundo de la música en este momento y es un mundo muy efímero donde grandes artistas duran poco. Es lo que es, ahora la gente consume más productos que artistas. Hay que tener un plan b, un plan c y un plan d. Todo lo que vayas a hacer te servirá en el futuro. Esta es una industria donde prevalece la persona que vende y la que no, no.

¿Es una industria cruel?

Muy cruel. Lo ha sido siempre pero ahora mismo mucho más que nunca. Hay que tener la cabeza bien amueblada y prepararse para luchar por las cosas que quieres.

Compartir el artículo

stats