Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Imágenes para luchar por la paz

El joven ucraniano Sergiy Khilko inaugura la exposición fotográfica ‘Líneas, colores, sombras’ en el Casino de Tenerife

8

Sergiy Khilko, un artista ucraniano que inaugura la exposición 'Líneas, Colores, Sombras' Andrés Gutiérrez

Campeón de natación, artista y uno de los miles de ucranianos afectados por la guerra. Sergiy Khilko inauguró ayer una muestra con sus fotografías hechas en Tenerife en la Sala Joaquín Amigó del Real Casino de Tenerife. Estará disponible para su visita hasta el día 30 de agosto.

El arte, la creatividad, no sabe de fronteras ni disputas. Imaginar instantáneas y captar luces, sombras y formas es la manera en la que el joven ucraniano Sergiy Khilko ha decidido darse a conocer en Tenerife. Formado en la Universidad de San Petersburgo y con varios títulos de campeón de natación a sus espaldas, llegó a la Isla hace seis meses huyendo de la guerra. Ahora, gracias a la colaboración del Club Tenerife Masters y del Real Casino de Tenerife, acaba de inaugurar su primera muestra de fotografía en Canarias. El proyecto, que incluye unas 21 piezas de pequeño formato, abrió este miércoles en la mítica sala de exposiciones Joaquín Amigó.

Khilko ha bautizado esta muestra con tres palabras que definen muy bien su propuesta fotográfica. Líneas, colores, sombras estará disponible para su visita hasta el 30 de agosto. «Tenerife es el paraíso de las líneas, los colores y las sombras. Por eso es super fácil sacar fotografías aquí. Para mí es muy fácil ver la belleza en estas Islas», destacó el autor mientras daba los últimos retoques al montaje. 

Las imágenes que ha captado Khilko con su objetivo son, en su mayoría, de la Isla. «Hay algunas de Valencia o de Sevilla, sitios donde he vivido antes, pero la gran mayoría son tinerfeñas. Son más tinerfeñas que yo», precisó.

Las instantáneas que podrán verse hasta finales de mes en la sala Joaquín Amigó son una sugerente mezcla de luminosidad y forma que retrotraen al espectador a diversos rincones de la Isla. «A veces son una mezcla entre arquitectura y naturaleza.Tengo más fotografías pero, por espacio, no han podido ser incluidas en esta exposición», matizó.

khilko, nacido en 1986, se formó en la Academia Kyiv-Mohyla y en la Universidad de Comercio de Donetsk. Poco después, y por motivos familiares, se mudó a Rusia. Allí, en San Petersburgo, se formó en la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad Estatal de Cine y TV y obtuvo su titulación como actor. 

«Allí trabajé como en cine, en performances y museos. ¿Por qué no hacerlo aquí en Tenerife? Me gustaría, pero aún no conozco suficiente a la gente», explicó. Su otra gran pasión en la vida, y así lo reconoció, es la natación. Desde que llego a Tenerife ha trabajado como voluntario dando clases de natación de la mano del Club Natación Teneteide. No en vano, alcanzó el nivel internacional como miembro destacado de la selección nacional de su país. Participó en varias competiciones y se hizo con varias medallas en la categoría absoluta. Después, en la categoría Masters, llegó a obtener dos títulos de campeón mundial y cinco como campeón de Europa.

La guerra que sufre su país le ha dejado sin trabajo y le ha obligado a vivir lejos. Pese a que parte de su familia vivía en la Península antes de que se produjera la invasión por parte de las tropas rusas, su padre aún continúa en Ucrania. «Mi ciudad está muy cerca de la frontera, a apenas 120 kilómetros. Es muy peligroso estar allí, más aún porque tenemos una central nuclear muy cerca. Tengo miedo, muchísimo. No solo por mi padre sino por mi patria en general. Mi mayor temor es que el mundo vaya a olvidarse de la guerra. La guerra continúa, llevamos ya seis meses pero no sabemos hasta cuándo durará esto. Espero que el mundo nos ayude», detalló.

Khilko recordó con pena cómo, durante las primeras semanas del conflicto, apenas podía contactar con su padre. «Fue horroroso», lamentó.

Ahora, ya en Tenerife, espera poder rehacer su vida tanto en el campo de la natación como en el artístico. Confía en poder exponer en otros espacios de la Isla. «Veo mi futuro aquí en dos direcciones. Una, como entrenador de natación porque es una parte muy importante de mi vida, es mi pasión. Y en la fotografía también porque es una parte de mi arte, de cómo yo puedo expresarme y mostrar belleza».

Entre sus planes creativos está trabajar con la danza y la fotografía y volver a recorrer, por segunda vez, el Camino de Santiago. Este miércoles, justo antes de que se produjera la inauguración oficial de Líneas, colores, sombras, quiso dar las gracias al presidente del Casino y a los miembros del Club Tenerife Masters por la ayuda que le han prestado para poder hacer de esta exposición una realidad. Todos los que estén interesados en conocer la obra de este joven ucraniano pueden acercarse, hasta final de mes, al Casino de Tenerife.

Compartir el artículo

stats