Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teatro

Cristina Medina elige Tenerife para su vuelta a los escenarios con ‘¡Ay, Carmela!’

La actriz retoma su carrera tras sufrir un cáncer de mama con una función en Veranos del Taoro

Santiago Molero y Cristina Medina durante una función de ‘¡Ay, Carmela!’ El Día

La actriz Cristina Medina vuelve a los escenarios tras un año retirada de la actividad pública para someterse a un tratamiento contra el cáncer de mama que padece. Para tan especial ocasión ha elegido Tenerife, en concreto Puerto de la Cruz, donde el sábado 6 de agosto participará en la primera edición de Veranos del Taoro. La intérprete ofrecerá, a partir de las 21:00 horas, una función de ¡Ay, Carmela! junto a Santiago Molero.

Precisamente el último escenario al que se subió Medina antes de tener que parar por su enfermedad, hace un año, estaba también en Tenerife, a donde llegó con su obra Encantada. La actriz es una asidua de las tablas canarias y reconoce que ahora les guardará un especial cariño por albergar su regreso al mundo de la interpretación, aunque la queda la espinita de poder actuar en El Hierro, una isla que sabe que pisará tarde o temprano para mostrar alguna de sus propuestas.

Cristina Medina y Santiago Molero llegan al Espacio Laurel de Indias de Veranos del Taoro para protagonizar una versión del clásico escrito por José Sanchís. Sin embargo, la protagonista advierte que se trata de una propuesta muy diferente a la película protagonizada en 1990 por Carmen Maura y Andrés Pajares, y que hizo mundialmente conocida la trama. «La película narra una historia lineal: los personajes están vivos, los apresan, los llevan al teatro para que hagan la obra y al final los matan. Pero en esta obra, Carmela está muerta desde el principio y se le va apareciendo a Paulino, lo que hace que sea una propuesta muy dinámica», relata la actriz protagonista quien añade además que «la propuesta no se centra en rojos o en banderas, sino en dos personajes cuyas historias son muy complicadas». Por ello afirma que «me gusta esta Carmela porque en esta nueva visión se reivindica a los personajes».

Y precisamente en cuanto a los personajes, Cristina Medina comparte escenario únicamente con Santiago Molero, al que conoce desde hace muchos años pero sin embargo es la primera vez que trabajan juntos sobre el escenario. «Ha sido una oportunidad muy bonita y nos encontramos muy bien porque hay mucha complicidad», afirma y resalta también el trabajo del resto del equipo «porque todos hemos remado en el mismo sentido y cuando eso ocurre el público lo disfruta mucho».

Regreso

«Esta función va a ser muy especial», sentencia Cristina Medina quien añade que «en ¡Ay, Carmela! se habla de la muerte y, después de lo que he vivido, esto va a ser toda una catarsis y me da la sensación de que esta función puede ser muy especial». Aún no sabe cómo encarará esta nueva etapa profesional tras este forzado parón porque, aunque va a emplear los mismos recursos de siempre, «no sé qué me pasará por la cabeza cuando esté encima del escenario o si terminaré trasmitiendo de manera diferente hasta ahora».

A pesar de todo, afirma que «esa sensibilidad que por cojones he adquirido supongo que se verá reflejada a partir de ahora en mis trabajos futuros» porque reconoce que el cáncer de mama ha llegado para cambiar muchas cosas en su vida, y no descarta que también en su trabajo, cuya agenda espera que se vaya reactivando a partir de septiembre.

«Necesito ir testándome para ver qué hago y con qué ritmo porque en otro momento diría que sí a todos los proyectos que se me pusieran por delante pero, como afortunadamente ahora hay muchas cañas en el río, puedo ir elegiendo según me vaya sintiendo», confiesa la actriz quien concluye: «Está claro que tengo que trabajar porque después de un año parada, y con las pocas ayudas que recibimos, es importante contar con proyectos que me den de comer». Lo que más le va a costar a Cristina Medina es dosificar su energía: «Tengo mi propia productora y mi cabeza siempre quiere estar haciendo cosas pero ahora tengo que tener también en cuanta a mi cuerpo y a partir de septiembre tendré que escucharlo más para ver qué me permite hacer». Así, la polifacética actriz reconoce que «estar encima del escenario, o debajo, como productora, supone regalar energía en todo momento, y si hay algo que esta enfermedad te roba es precisamente esa energía».

En cualquier caso, Medina invita al público tinerfeño a acudir esta noche a su vuelta a los escenarios porque afirma que le haría mucha ilusión que ese público que tantas veces la ha visto actuar la acompañe en este momento tan especial para ella.

Compartir el artículo

stats