Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comedia con lo que ocurre en la cama

Guacimara Gil se estrena en el festival Verano de Cuento con ‘Vida y sexo de una cuarentona’

La tinerfeña Guacimara Gil. El Día

El XXIII Festival de narración oral Verano de cuento afronta su segunda semana con el estreno de Guacimara Gil en esta cita, quien llega el viernes 29 de julio con ‘Vida y sexo de una cuarentona’.

Un monólogo picante y divertido en el que el público pasará a formar parte de las experiencias que la actriz relata, poniendo contra las cuerdas su propia cordura y mostrándose abiertamente, como un ser humano en la cuarentena de su vida. En definitiva, una experiencia maravillosa, eso es lo que ofrecerá el viernes 29 de julio la actriz Guacimara Gil en la que es la segunda semana de la XXIII edición del Festival de narración oral Verano de cuento. A partir de las 21:00 horas, en la Plaza del Príncipe de El Sauzal, la tinerfeña compartirá tablas con el humorista Aarón Gómez, quien también subirá al escenario con Solamente.

Vida y sexo de una cuarentona supondrá la primera incursión de Guacimara Gil en Verano de Cuento. «Estaba frita por participar», reconoce la actriz, aunque no sabía cómo podría hacerlo porque ella no se dedica a la narración oral ni hace cuentos. No obstante, afirma que se trata de un regalo poder compartir una velada como la del viernes en un festival que recibe a nombres de la escena canaria como Miguel Ángel Batista o Juan Carlos Tacoronte. «Son grandes referentes de un festival que tienen un peso importante en Canarias, y para mí es un orgullo poder participar por fin», sostiene.

Así, tras dos décadas de trayectoria profesional, esta edición será la primera para Gil, quien llega al festival de la mano de su director, Juan Reyes. «Fue una idea de él que a mí me parece un poco loca» porque se trata de un monólogo «bastante picante» y, además, no se trata de un cuento, sino que es un monólogo, es comedia. La actriz recuerda que Reyes «vino a verme al Regia Comedy y le gustó bastante, le pareció una buena propuesta porque es una propuesta divertida y el público participa y creía que podía encajar dentro de la segunda semana del festival, además, al ser a las nueve de la noche, se entiende que no es una actividad para niños y por eso recomendamos que vengan mayores de 18 años», dice.

Así, la creadora explica que Vida y sexo de una cuarentona «es una terapia hecha monólogo», una propuesta en la que «cuento todas mis experiencias sexuales» porque Guacimara Gil recuerda que «pertenezco a una generación en la que los padres no hablaban de sexo con sus hijos» y por eso se ha visto en la necesidad de subirse al escenario para mostrar sus «experiencias traumáticas» con el sexo y cómo esas vivencias le han enseñado cosas nuevas, como a decir que no cuando es necesario decirlo. «Todo eso lo hago desde la comedia y, sobre todo, riéndome de mí misma», explica Gil quien añade que esta propuesta «para mí es una terapia porque me río de las cosas que me han pasado, exagero mis vivencias y las de mis amigos y muestro todo eso con un toque bufonesco, riéndome de mí misma», concluye.

A pesar de ser una propuesta muy divertida, reconoce que «el público la recibe con mucha vergüenza al principio», aunque tras el final «siempre acaban comentando sus primeras veces, cuándo dieron su primer beso o cuándo hicieron algo diferente, y además de una manera muy graciosa» explica Gil, quien concluye que esta propuesta «despierta la fibra del recuerdo». De este modo, la propia actriz no es la única que cuenta sus vivencias.

Vida y sexo de una cuarentona consiste en «aprender de los errores desde la alegría, porque si queremos aprender debemos equivocarnos primero», reflexiona Gil quien comenzó a dar forma a este monólogo en el año 2017, tras una conversación que mantuvo con el también humorista Juanka. «Estábamos hablando de la magnitud que se le suele dar a hacer un trío y me propuso hacer un monólogo que finalmente se estrenó en 2018». Desde entonces, la propuesta ha ido evolucionando y enriqueciéndose de la experiencia de Gil y de otras personas «que me regalan sus historias».

De este modo, Guacimara Gil invita al público tinerfeño a compartir con ella la cita del viernes 29 de julio y advierte que los asistentes tendrá que llegar «con ganas de pasarlo bien, con ganas de reírse de uno mismo y de mí, que les doy permiso para reírse de mí y de mis experiencias» y concluye: «Verán un monólogo un poco picante, pero nada que no hayan visto o experimentado antes».

Compartir el artículo

stats