Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jorge de León Tenor

«Hay curiosidad por saber por qué en las Islas surgen voces líricas tan importantes»

«El próximo año tengo previstos tres debuts en tres roles nuevos que quiero abarcar»

El tenor tinerfeño Jorge de León. El Día

El tenor tinerfeño Jorge de León vuelve a cantar en su tierra después de casi tres años. Será en un concierto que tendrá lugar en el Campo de Golf de Adeje el próximo 11 de junio. Estará acompañado de la soprano Rocío Ignacio y el pianista grancanario Juan Francisco Parra. El programa, que ha sido bautizado como ‘Best moments of love’, arrancará a partir de las 20:30 horas.

¿En qué parte del mundo y con qué espectáculo le encontramos ahora mismo?

Me pillas en Málaga, en una producción de Il Trovatore, de Verdi. Voy a ser el protagonista, Manrico.

Ahora que parece que ya lo estamos superando, ¿cómo le ha afectado profesionalmente esta pandemia?

Realmente nos afectó a todo el mundo. Hubo meses de parón, de caídas de trabajos y de cierres de teatro. Era imposible trabajar. Ni siquiera telemáticamente. Teníamos alguna intervención para ayudar a pasar esta situación altruistamente pero no teníamos trabajo. No había forma, era imposble.

¿Lo vivió desde Canarias o estaba fuera?

Me cogió en Tenerife porque yo realmente vivo ahí. Es cierto que estoy por el mundo pero siempre que tengo tiempo libre me voy a casa, que está en mi Isla. Tenía unos días de descanso antes de empezar Otelo en Berlín y nos confinaron. Cancelaron eso y todo lo que venía después. Estuve varios meses en casa sin meta ninguna porque no tenía obras claras que cantar o debutar porque todo caía. Aproveché para nutrirme culturalmente en lecturas y en temas sobre el trabajo. Mantuve el contacto con compañeros y demás pero se veía poco claro el fin entonces.

Por suerte eso ha pasado y usted vuelve a presentarse en Tenerife. La última vez que disfrutamos de su voz en la Isla fue en 2019.

Trabajando sí. Fue en 2019 en La Laguna, en el concierto extraordinario de la Orquesta Sinfónica de Tenerife de la plaza del Cristo.

Ahora vuelve a un sitio más cálido que La Laguna. Estará en Adeje el próximo 11 de junio en el Campo de Golf con el programa Best moments of love. Un retorno especial, supongo.

Sí, sobre todo porque Adeje es para mí un pueblo muy especial. Fui policía local allí y me unen muchos lazos con Adeje. Tengo que reconocer que es un municipio pionero en muchísimas cosas, sobre todo en el turismo. No sólo en el típico de sol y playa, sino el turismo cultural e histórico. Siempre han tenido una preocupación muy importante sobre la idea de crear un turismo de calidad, seguro. Todo lo que recuerdo de los años que trabajé en Adeje era siempre de una calidad extrema, siempre en pro de hacer cosas importantes.

¿Estuvo muchos años trabajando allí como policía?

Diez años. Y encantado. Yo, que soy lagunero, iba al sur y, aunque parezca que no, veía bastantes diferencias. La verdad es que mi cariño y mi amor por el pueblo y los vecinos de Adeje sigue ahí, tantopor la corporación como por la aceptación tan grande que tuve en mi trabajo. Los compañeros me apoyaron incluso en los momentos en los que tomé la decisión de emprender una carrera artística. Fue todo favorable y siempre me dijeron que allí tenía mi casa. Ahora vuelvo con todo el cariño y el amor que uno desea dar en un concierto que creo que va a dar un carisma muy bonito e importante.

Ciertamente, los municipios del sur de Tenerife son tradicionalmente muy musicales.

Sí, y no solo musicales. Hay que pensar que hay una Universidad de Verano en Adeje, por ejemplo. Hay una propuesta muy grande. Son municipios que se han enriquecido y que aprovechan todo lo positivo de ciudades culturales como La Laguna, por ejemplo. Se reflejan muy bien en todo lo positivo que se puede dar para llevarlo al Sur, adaptarlo y que no haya que trasladarse a la capital para poder formarse. Ellos se preocupan mucho de eso. Es algo que siempre me asombró de Adeje.

El formato del concierto es curioso, sobre todo porque es al aire libre con dos solistas acompañados al piano. No es habitual.

No lo es. Es complicado porque son recitales que se suelen hacer en sitios cerrados. Es lo que llamamos música de cámara: con soprano y con arias dúo y piano. Son circunstancias especiales y con la idea de solucionar problemas hemos puesto con toda la ilusión en que el repertorio sea el adecuado. También tenemos la suerte de tener un clima maravilloso en un medio natural fantástico con el mar y todo el Macizo de Roque del Conde, Ifonche y con la naturaleza de la cordillera de Adeje. Creo que se puede crear una escenografía natural muy bonita.

¿Nos puede desvelar algo del programa que va a ofrecer?

Principalmente serán arias y dúos. La mayor parte interpretadas por mí, arias de tenor de mi repertorio lírico spinto acompañado con arias fantásticas de la soprano. Está muy basado en las relaciones sentimentales entre parejas en la zarzuela y en la ópera. Se verán distintas situaciones en lo personal de una pareja que forman parte de la historia de cada ópera o cada zarzuela que se incluyen en los números. Estaremos acompañados por Juan Francisco Parra, que es un pianista de Gran Canaria que tiene una experiencia, un saber hacer y una trayectoria tremenda. Y luego está mi compañera Rocío Ignacio. Con ella estoy haciendo precisamente Il Trovatore. Ella es mi Leonora, mi enamorada. De aquí nos iremos a Oviedo a hacer un concierto en el Festival de Zarzuela en el Campoamor junto a Carlos Álvarez. Al salir de allí nos vamos para Adeje con toda la ilusión y las ganas de llevar esta trayectoria juntos. Va a ser un broche de oro en esta pequeña gira que hemos hecho juntos.

¿Y qué planes tiene para el resto de la temporada?

Hay unas cuantas propuestas de debut pero no puedo adelantar todavía ninguna porque aún no se han anunciado las programaciones. Saldrán en pocos meses. El próximo año tengo previstos tres debuts en tres roles nuevos que quiero abarcar. Son importantes y maravillosos. Me permitirán cerrar un círculo en el repertorio de mi voz, donde casi he abarcado ya casi todas las obras.

Es un orgullo que haya tantos cantantes líricos canarios triunfando por el mundo. Sin embargo, tenemos muy pocas oportunidades de verles por aquí.

Quiero señalar siempre que en Canarias la lírica se escribe con letras mayúsculas. Tenemos unos embajadores culturales en la lírica por todo el mundo, en los grandes teatros. Hay curiosidad por saber qué pasa en Canarias, siendo un espacio tan pequeño, que surgen voces líricas tan importantes.

Habría que hacer un estudio al respecto.

En ello están los conservatorios y las nuevas generaciones de cantantes, que buscan mucho cuál es el efecto de las voces canarias. Formar parte de ese acervo cultural es un orgullo. Canarias tiene una importancia tremenda en el mundo lírico. Voy con una gran ilusión porque el público canario podrá escucharme en casa, sin coger ningún medio de transporte. Esto lo veo como un reencuentro, como un abrazo cultural.

Compartir el artículo

stats