Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artes escénicas

El poder comunicador de la danza

La bailarina y coreógrafa israelí Dana Raz ofrece ‘Golem’ en el Espacio Cultural CajaCanarias

Dana Raz, este miércoles, en CajaCanarias.

Pocas disciplinas artísticas tienen la capacidad de evocar y comunicar como la danza, especialmente la contemporánea. Prueba de ello fue la presencia, este miércoles en la Fundación CajaCanarias, de la bailarina y coreógrafa israelí Dana Raz (Bat-yam, 1985). Lo hizo para poner en escena el espectáculo Golem, el primer solo de crea e interpreta a la vez. La actuación se enmarcó dentro de las Jornadas Culturales de Israel, desarrolladas por la Fundación Cristino de Vera, la Fundación CajaCanarias y la Embajada del país del Medio Oriente en España.

Raz, que ha formado parte de la que es una de las compañías más importantes del mundo, la International Kibbutz Contemporary Dance Company, se afincó hace unos años en España cuando conoció al «amor de mi vida» durante unas actuaciones en Oviedo y Gijón. La coreógrafa comenzó a bailar con apenas tres años y recuerda divertida cómo ese arranque tan prematuro en lo que luego sería su carreta estuvo influenciado por su desbordante energía. «Cuando eres pequeña, bailas incluso antes de que empiezas a hablar. El cuerpo es un instrumento de comunicación y al humano le viene fácilmente, la palabra llega después. Tenía mucha energía y mi madre, supongo, tuvo que meterme en algo para que la quemara. Les volvía locos en casa».

Siempre en movimiento, Raz se formó en su país y pronto comenzó a recorrer el mundo bailando de la mano de la que siempre será su casa, como indica con cariño: La International Kibbutz Contemporary Dance Company. «Luego decidí empezar mi propio camino como creadora, aunque ya había comenzado antes en el seno de mi compañía» .

El espectáculo

Sobre Golem explica que ha sido toda una aventura. «Cuando eres la creadora y la bailarina en un solo en el que estas tan expuesta, te sientes abrumada, como si el suelo temblara. Una cosa es contar con el respaldo de tu compañía y otra es hacerlo tú sola. Da vértigo», confiesa.

El estreno de espectáculo que pudieron vivir los tinerfeños en CajaCanarias tuvo lugar en 2017 en San Petersburgo. «Esa actuación fue un poco abrumadora, quería mejorarla, masticarla, sacarle más. Creo que el trabajo se prueba en el escenario, en los ensayos es otra cosa porque no tienes la respuesta del público».

Golem es una pieza intensa, muy física. «La creé en un punto de mi vida en el que estaba ya aquí y sentía que me perdía un poco a mí misma, que había dejado mucho atrás o incluso que lo había silenciado para poder adaptarme».

Por ese motivo, la coreógrafa plantea la pieza como una búsqueda de identidad «de una mujer con una raíz diferente en un sitio diferente. Es una pieza en la que me voy quitando capas y donde toda la fea verdad se ve. Es como mirar tu propio retrato aunque todo cambie luego».

Las Jornadas Culturales de Israel se desarrollarán hasta el 14 de octubre con el objeto de acercar al público insular algunas de las expresiones artísticas más relevantes del pueblo israelí a través del cine, danza, talleres y conferencias.

Raz, que espera volver pronto a actuar en Canarias, valora que el público tenga cada día la mente más abierta con la danza contemporánea. Eso sí, reconoce que todavía hay bastante trabajo por hacer. «Hay una educación, especialmente en Europa, basada en el ballet clásico pero la raíz del contemporáneo viene del clásico. Hay una creencia errónea de que para el clásico hace falta mucha formación pero no es así para el contemporáneo. No es así. El contemporáneo viene de la escuela del ballet. Esto consiste en saber muy bien la base para poder romperla», concluye. 

Toda la información sobre la agenda de la Jornadas Culturales se encuentra ya disponible a través de www.fundacioncristinodevera.org y el horario general de comienzo de las diferentes actividades se establece a las 19:00 horas. Hoy, en la Fundación Cristino de Vera, habrá un taller de creación literaria y cinematográfica.

Compartir el artículo

stats