Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La belleza tras la mirada de ‘Lua’

Emma Jane Bach gana el Premio de Pintura Enrique Lite de la ULL | La pieza forma parte de una muestra que acaba de abrir sus puertas junto a otras obras ganadoras

La artista tinerfeña en su estudio. | | EL DÍA

Emma María García ha encontrado en su alter ego, Emma Jane Bach, a su aliada perfecta para expresarse a través del arte. La vocación artística le viene a esta joven de Tenerife de familia, por lo que sus vivencias y los recuerdos de sus seres queridos se han convertido en su mejor inspiración. Esta joven artista canaria se hizo recientemente con el primer puesto del XXIV Premio de Pintura Enrique Lite con su obra Lua, que desde esta misma semana forma parte de la exposición de las piezas ganadoras en los diferentes certámenes artísticos convocados por la Universidad de La Laguna en el último año, y que puede visitarse en el Espacio Cultural La Capilla.

‘Lua’, el cuadro con el que Emma Jane Bach ganó el XXIV Premio de Pintura Enrique Lite de la ULL. | | EL DÍA

La joven Emma Jane Bach vive actualmente en Gran Canaria, a donde se trasladó por amor hace algo más de un año. «Aunque me trasladé como algo temporal, creo que me quedaré un tiempo aquí porque la pandemia no me ha permitido descubrir aún el panorama artístico de la Isla y estoy deseando sumergirme en él para aprender cosas nuevas», relata la tinerfeña de 25 años, quien no duda en continuar desarrollando su obra en la isla vecina y, además, se atreve con nuevas disciplinas y formas de expresión.

Lua es la obra con la que la joven se ha hecho con el primer puesto del XXIV Premio de Pintura Enrique Lite. Se trata de una pieza realizada en óleo pero que también cuenta con un collage realizado en papel wushu, un material que la artista descubrió durante uno de sus viajes a Japón en el año 2017 y que ahora es habitual encontrar en su producción artística. Por tanto, este trabajo con el que ha sido reconocida en el ámbito académico es un gran ejemplo de lo que se encuentra desarrollando en la actualidad, una obra que se centra en «la despersonalización y la alienación», relata la joven creadora.

Lua forma parte del Trabajo de Fin de Grado de la tinerfeña, quien se graduó en la Facultad de Bellas Artes de la ULL en 2019, y reconoce que desde que comenzó a desarrollarla «era especial para mí», así que desde que decidió presentarse a esta última edición del Premio de Pintura sabía que sería con este cuadro bajo el brazo. “Estoy muy orgullosa de los sentimientos que logré capturar en esta pintura que realicé además en un proceso que al mismo tiempo fue muy espontáneo y no lo fue”, reconoce la autora de manera misteriosa. Dado que formó parte de su último trabajo de la carrera, estuvo bastantes meses trabajando en el proyecto y a lo largo de ese tiempo obtuvo una muy buena respuesta por parte del público, al que le gustaba lo que veía: una joven de cabello rizado y mirada perdida que abraza a un pulpo de peluche. Esta obra ya se pudo en Phe Galerry, una muestra celebrada en agosto en el Castillo de San Felipe de Puerto de la Cruz. La joven espera que la buena respuesta del público se vuelva a repetir en la exposición que ha abierto sus puertas estos días en la Universidad de La Laguna.

La obra es 100% el estilo de Emma Jane Bach, quien se ha nutrido de los viajes que ha realizado a lo largo del mundo en los últimos años para desarrollar su propuesta artística. Así, tras el fallecimiento de su padre visitó diferentes países, en lo que ella denomina como «una etapa loca», pero que ahora le ha servido para ampliar su visión del mundo del arte. En el caso del papel wushu, por ejemplo, reconoce que «cuando lo descubrí me pareció tan bonito que decidí traérmelo y emplearlo y al llegar aquí he seguido investigando con otros materiales para añadirlos a mi obra». Ahora, también incorpora otros papeles, como el de scratch book, que dejan un sello similar en su obra.

Emma Jane Bach se graduó hace poco tiempo, por lo que prácticamente está dando sus primeros pasos en el mundo del arte, donde no obstante ya se encuentra como pez en el agua. Por ello afirma que «toda mi obra es una serie al completo» y en los cuadros suele tratar los mismos temas, como la identidad canaria o la melancolía contemporánea. En la actualidad, tras ganar el Premio de Pintura Enrique Lite, continúa trabajando en su faceta artística desde Gran Canaria y está perfilando un poemario con 35 textos de su creación e ilustrado con bolígrafo BIC en colores azul y violeta. Así, la joven no se cierra a ninguna disciplina y se expresa de la mejor manera que halla en cada momento.

Compartir el artículo

stats