Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rogelio Botanz, el cantante más longevo del mundo en 'La Voz'

El músico de Taller Canario y su padre protagonizan una entrañable actuación en la versión Senior del programa de televisión

Rogelio Botanz Olmos y su hijo durante la grabación del programa. E. D.

Rogelio Botanz Olmos se ha convertido en la persona más longeva en participar en el programa de talentos La Voz. El padre del cantante Rogelio Botanz, miembro de Taller Canario de Canción, cantó ante el jurado de este formato y, aunque finalmente no se prolongará su participación en el programa, recibió la ovación del público y un trofeo que acredita este particular récord y con el que ya ha vuelto muy feliz a su casa en La Laguna.

A sus 95 años, Botanz se presentó al curso de televisión junto a su hijo y juntos interpretaron Tres piedras negras, de José Novo. A pesar de que ningún miembro del jurado se giró para que el casi centenario cantante pasara a formar parte de alguno de sus equipos, el participante dice sentirse “entusiasmado” y “muy querido”. Y muestra de ello son las numerosas felicitaciones que ha recibido desde que el sábado se emitiera el programa en Antena 3.

El cantante de Taller Canario explica que fue él el que recibió la llamada para participar en este programa de talentos que busca cantantes mayores de 60 años para su versión Senior. “Creo que yo no pintaba demasiado en ese programa porque mi trayectoria es ajena a ese tipo de competiciones”, explica el cantante de origen vasco pero afincado desde hace años en La Laguna. No obstante, desde el programa le solicitaron que recomendara a alguien para participar y después de que su mujer se lo propusiera, decidieron que fuera su padre a probar suerte.

“Mi mujer siempre ha tenido una gran complicidad con mi padre quien le contó que siempre había querido ser artista pero su trabajo en una fábrica de herramientas para mantenernos a mí y a mis hermanos no se lo había permitido”, relata Rogelio Botanz quien recuerda que él mismo se dedica a la música gracias a su padre puesto que aprendió a cantar jotas con él.

Después de pasar varios castings, Rogelio Botanz llegó a la grabación del programa en Madrid y su hijo asegura que “tenía filón; es un hombre simpático y yo lo he visto incluso más guapo estos días, se parece a Clint Eastwood”. Además, recuerda que su padre es la persona más longeva en presentarse a este concurso en todo el mundo, un formato por el que han pasado más de 20.000 personas a lo largo de los años. Y a pesar de que su recorrido fue corto en el programa, la familia está muy contenta puesto que en pocos días el vídeo de la actuación se ha hecho con más de 80.000 reproducciones.

Rogelio Botanz Olmos vive en La Laguna desde haces tres años, aunque desde hace seis ya pasaba largas temporadas en la Isla junto a su mujer, quien precisamente falleció mientras su marido hacía los castings. Su hijo afirma que “ahora mismo es lagunero” y de hecho acaba de formar la Parranda Anchieta junto a varios usuarios del Hogar del Pensionista Padre Anchieta. Así, la música parece que no abandona a esta familia de origen vasco pero con profundos lazos en Canarias. “Desde que éramos pequeños, todos los domingos, en nuestra casa, se acababa haciendo música. Era la sobremesa musical, como a mí me gustaba llamarla”, explica el miembro de Taller Canario quien ahora aprovecha para dar las gracias al programa de televisión por “el exquisito trato que nos proporcionaron durante todo el proceso”, que ahora seguro que quedará en la mente de todos los miembros de esta familia con tanto talento musical.

Compartir el artículo

stats