Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tradición musical de la Navidad

El grupo tinerfeño Filigrana llega al Teatro Unión Tejina con un repertorio para celebrar las fiestas donde se dan cita los ritmos más tradicionales de toda la geografía española

Los cinco integrantes de Filigrana. Raúl Santana

Filigrana es música en estado puro. Aunando la tradición musical de cada rincón de la geografía española, estos cinco músicos realizan concienzudos estudios de los sonidos del país para mostrar ritmos históricos con pinceladas de la tradición canaria. Con un trabajo que va mucho más allá de la mera interpretación de canciones, Filigrana llega este jueves 9 de diciembre al Teatro Unión Tejina de La Laguna para celebrar la Navidad.

Búsqueda y aprendizaje de las músicas y tradiciones que se llevan en el corazón, así como los ritmos navideños que inundan la geografía ibérica y canaria. Esa es la propuesta con la que el grupo tinerfeño Filigrana llega este jueves 9 de diciembre al Teatro Unión Tejina de La Laguna, a partir de las 20:30 horas, para honrar a los sonidos más típicos de todos los rincones de España.

Filigrana es un proyecto que surgió de la mano de los hermanos Laura y José Félix Álvarez, alrededor 2008. Su objetivo era explorar músicas folclóricas «que no fueran solo la nuestra, porque ambos llevábamos tiempo vinculados al circuito del folclore canario, primero por educación familiar y más tarde por los grupos del pueblo en el que vivíamos», relata el joven José Félix Álvarez, quien recuerda que cada vez que su abuelo viajaba a la Península regresaba con alguna cinta de casete de artistas peninsulares y que en su casa de consumía mucho cine nacional de la posguerra. «Pronto comprendimos que todo eso tenía relación con lo que nosotros hacíamos en Canarias y decidimos explorarlo más a fondo», añade el tinerfeño quien precisa que «no queríamos mostrar el contexto musical canario de manera aislada, sino insertarlo dentro del ámbito nacional».

Así, a pesar de que es un proyecto que nació de estos dos hermanos, a día de hoy todos los miembros del grupo están sólidamente integrados. Aunque antes de llegar a ese punto, el trabajo de documentación y preparación fue bastante largo. «Además de nuestra sensibilidad y educación musical, lo que nos mueve a mi hermana y a mí para alimentar este proyecto es nuestra formación e interés en las Humanidades», explica Álvarez. De ahí que el trabajo de estudio sea continuo: «Creemos que debe ser de esa manera porque interpretamos géneros de folclore que no son los nuestros por lo que la oreja hay que afinarla mucho y comprender desde dónde se tocan todos esos temas». Filigrana somete cada nuevo proyecto a «un trabajo escrupuloso de comprensión de los códigos de cada género y que varían del patrón principal dependiendo de la zona geográfica donde nos encontremos», de la misma forma que pasa en Canarias donde «hay muchas formas de cantar una folía, por ejemplo, porque pueden quedar rastros de la zona en la que te has educado», precisa José Félix Álvarez. «Ya que sabemos que en nuestra interpretación se va a colar nuestra manera de ver y de entender la música, queremos que sea lo más fiel posible a nuestro aprendizaje», afirma el músico quien enumera que todo ello se logra gracias al «aprendizaje continuo, el trabajo directo con informantes peninsulares, con gente que hace trabajos similares a los nuestros que nos ensañan dónde están las claves de cada género y el trabajo de fonoteca con registros de folcloristas del siglo XX de la Península».

Filigrana está compuesto por cinco miembros en la actualidad. Es una formación estable porque, consideran, «es el número ideal» para poder contar con los instrumentos típicos de la parranda canaria: la guitarra, el timple y la mandolina o la bandurria. Todo ello para «interpretar el folclore peninsular desde nuestra naturaleza», resume Álvarez quien precisa que esta es la forma que tiene de demostrar que ambos sonidos no se encuentran tan alejados.

El jueves, Filigrana llega al Teatro Unión Tejina con un concierto de folclore canario ibérico en el que presentarán los géneros «que nos tienen más enganchados» y que han estudiado en los últimos tiempos y sobre todo vinculados a la Navidad en la tradición folclórica española y, así habrá piezas canarias y peninsulares vinculadas en cualquier caso al calendario navideño. Filigrana entiende el arraigo «como geográfico y temporal» para ser fieles a lo que cantan, al momento determinado en el que se desarrolla el concierto, qué punto nos encontramos como grupo, qué es lo mejor que podemos ofrecer y a qué público va dirigido. Por eso, el grupo asegura que sus espectáculos no son algo que esté cerrado.

El de Filigrana es un «trabajo sin fin» porque, «cuanto más conoces más te das cuenta de todo lo que te falta aún por saber», sentencia Álvarez, quien celebra que el repertorio sea «inagotable porque es cíclico». «Este es un modo de vivir la música, incluso, porque esto es un trabajo semanal de quedar, de sacar conclusiones entre todos los miembros del grupo, y por eso no existe una dirección musical jerarquizada, aunque sí artística», relata el músico tinerfeño.

En el caso de la actuación del jueves, «se trata de una fecha muy agradecida porque es una buena manera de ir inaugurando la Navidad y que nos sacará del ambiente típico más comercial y nos vinculará a experiencias rurales, donde la Navidad se vivía de una manera menos capitalista, y sonoramente nos planteará también otro paisaje que no tiene que ver con los típicos villancicos que tanto oímos en estas fechas», explica José Félix Álvarez quien invita a los tinerfeños a acudir a esta cita. Próximamente, Filigrana ofrecerá otros conciertos con otro repertorio, el 29 de enero, Cine Viejo de Candelaria y de nuevo, el 9 de abril, en el Teatro Unión Tejina.

Compartir el artículo

stats