Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Planeta del millón de euros destapa a los tres guionistas tras Carmen Mola

Los ganadores Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez mantuvieron el anonimato cuatro años mientras su trilogía de ‘La novia gitana’ arrasaba en ventas

Los ganadores del Premio Planeta, el trío de escritores y guionistas Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez.

El Premio Planeta, que desde el viernes es el galardón mejor dotado del mundo de la literatura, con un millón de euros para el ganador, terminó, además, con uno de los secretos mejor guardados de la literatura española reciente, el seudónimo de Carmen Mola –autora de la trilogía de La novia gitana protagonizada por la inspectora Elena Blanco–, tras el que se ocultaban los guionistas Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez. La 70º edición de estos premios finalizó así con un murmullo de sorpresa después de que el jurado desvelara la verdadera identidad de Mola, de la que se llegó a decir que podía ser una profesora de instituto madrileña. Los escritores se hicieron con este ansiado reconocimiento gracias a la novela La Bestia, una «novela peculiar», tal y como expresó Jorge Díaz, quien se definió a él mismo y a sus compañeros como «tres escritores, guionistas, amigos» que hace cuatro años decidieron unir su talento para seguir escribiendo.

La Bestia es una novela ambientada en el Madrid de 1834, cuando la ciudad se encontraba asolada por una epidemia de cólera que obligó a establecer restricciones muy similares a las que han tenido lugar en los últimos tiempos en todo el país. En mitad de esa crisis, la capital se ve asolada por una oleada de crímenes a niñas de las clases más humildes. Mercero explicó que se trata, de este modo, de un «híbrido de novela histórica y de thriller ambientado en una ciudad de ambiente opresivo». Agustín Martínez, añadió que el lector asiste a «la historia de Lucía, una adolescente huérfana que busca a su hermana desaparecida». Se trata de «una historia de superación y búsqueda» que los autores quieren pensar que tiene «un aire dickensiano», concluyó Mercero. Agustín Martínez explicó que La Bestia «termina siendo un espejo deformado de nuestra realidad, en la que las resonancias de 1834 y lo vivido reciente con la pandemia resultan sorprendentemente parecidos».

A pesar de que los tres autores decían sentirse cómodos con el anonimato que han guardado desde hace casi cuatro años, Díaz afirmó tras la gala de entrega del premio que este secreto podría hacerles perder algunos amigos porque se trata de un «secreto abrasador», añadió Mercero.

El trío de escritores y guionistas considera que «la creación colectiva no está tan valorada en la literatura» como en otras artes, aunque no creen que el hecho de «haber salido del armario del anonimato» vaya a suponer el final para Carmen Mola y avanzan que continuarán «compaginando los libros de Carmen Mola con nuestros proyectos personales como escritores: la única diferencia es que ahora podemos dejar de mentir a nuestros amigos», señaló Jorge Díaz, quien reconoció que la historia detrás del nombre que los ha ocultado durante años no es nada original y que simplemente buscaban algo que pudiera pronunciarse igual en varios idiomas.

No obstante, destacaron lo fácil que ha sido trabajar a seis manos porque «más que una dificultad es un aliciente» ya que han sentido que «aprendes de tus compañeros y el talento no se multiplica por tres, sino por cinco o por diez». Además de trabajar en equipo, la aventura de Carmen Mola han debido compaginarla con su trabajo como guinistas, que ahora también seguirá presente en esta nueva aventura tras ganar el Premio Planeta. Así, la gira de promoción deberá adaptarse a los proyectos personales de cada uno. Agustín Martínez acaba de hacer «una serie con Netflix que se estrenará a principios del próximo año y la tercera temporada de La caza, para TVE», mientras los otros dos comenzarán precisamente con los guiones para la adaptación de la trilogía de Mola, La novia gitana. Además, Jorge Díaz ha comenzado a trabajar en una novela personal; y Antonio Mercero, que también está inmerso en la escritura de una novela individual, empezará a adaptar La red púrpura, segunda entrega de la saga Elena Blanco, que también se adaptará a la televisión.

Los totalitarismos de Sánchez-Garnica, finalista

La escritora madrileña Paloma Sánchez-Garnica se convierte en la finalista de la 70º edición del Premio Planeta con Últimos días en Berlín, una novela que habla de los totalitarismos que transformaron Europa, pero no solo del ascenso del nazismo que provocó el inicio de la II Guerra Mundial, sino también del estalinismo, una barbarie que, expresó la autora de Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido o La sospecha de Sofía, «no ha sido juzgado por la historia». La autora presentó su obra bajo el seudónimo de Yuri Zhivago, un homenaje a la novela y a su autor, Boris Pasternak, «que sufrió los malos tiempos de una época». Así, destacó la alegría que sentía al recibir este premio, sobre todo en una época en la que tanta gente se ha quedado por el camino, «en esta sociedad que creíamos tan segura». Por eso, afirmó que «hay que celebrar cada instante que la vida nos brinda» y reconoció que ella escribió este libro «con toda la pasión y emoción» de la que se ve capaz. Últimos días en Berlín, presentada al galardón con el título Hijos de la ira es una historia de «amor y amistad» ambientada entre los años 30 y 40 del pasado siglo y en la que habla de las consecuencias del totalitarismo en la vida cotidiana. Así, con esta novela, Sánchez-Garnica trató de comprender cómo fue posible que Europa no imaginara lo que iba a ocurrir y los ciudadanos alemanes «no fueran capaces de ver el peligro que se les venía encima», explicó en la noche del viernes tras concluir la gala de entrega de los premios. | PG

Compartir el artículo

stats