Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Sinfónica estrena nuevo curso al ritmo de Otto Nicolai

El maestro alemán Christian Zacharias participó como director y solista en el primer programa de la temporada 2021-2022

Sobre estas líneas, dos instantes del recital de ayer en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife en el que se puede ver al maestro Zacharias al piano y dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de Tenerife, que tiene su próxima cita con el público fijada el viernes 17 de septiembre.

Sobre estas líneas, dos instantes del recital de ayer en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife en el que se puede ver al maestro Zacharias al piano y dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de Tenerife, que tiene su próxima cita con el público fijada el viernes 17 de septiembre. carsten w. lauritsen

La música de Otto Nicolai (1810-1849), fundador de la Filarmónica de Viena, sirvió ayer para encuadrar el arranque de la nueva temporada de la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST). El programa, que contó con el maestro Christian Zacharias como director y solista, se completó con piezas de Schumann, Ravel y Strauss.

La Sinfónica estrena nuevo curso al ritmo de Otto Nicolai

La Sinfónica, que el año pasado fue de las primeras formaciones españolas en retomar los escenarios tras la cuarentena, ha adaptado la primera parte de su temporada al plan de prevención de contagios por covid del Auditorio de Tenerife, que cuenta además con la certificación de Aenor.

Esto implica, al menos hasta el próximo diciembre, que continuarán los aforos limitados, el uso obligatorio de mascarilla y la distancia de seguridad, entre otras medidas. No obstante, el concierto inaugural de ayer incorporó una novedad que trajo recuerdos de épocas mejores: el descanso. Por primera vez desde que los recintos culturales volvieran a abrir, los asistentes al Auditorio pudieron salir a mitad del recital y disfrutar de una pausa de veinte minutos. Son pequeños pasos que acercan de nuevo, aunque muy poco a poco, a la normalidad.

La obertura de Las alegres comadres de Windsor fue la pieza del compositor y director de orquesta germano escogida para ofrecer los primeros compases de una temporada que prevé 19 conciertos que se repartirán hasta el próximo mes de junio. Zacharias se puso al piano para el segundo tema, el Concierto para piano y orquesta en la menor, de Robert Schumman (1810-1856). De esta forma, el músico alemán demostró su genialidad duplicando sus labores a al ser, al tiempo, director y solista invitado. Zacharias había actuado antes con la Sinfónica como pianista pero ayer fue la primera vez que estuvo en la Isla como director. En la segunda parte del concierto sonó Valses nobles et sentimentales, de Maurice Ravel (1875-1937) y finalizó con dos obras de Johan Strauss hijo (1825-1899): Annen Polka y la obertura El murciélago.

Trayectoria

De nacionalidad alemana, aunque nacido en 1950 en Jamshedpur (India), Christian Zacharias inició sus estudios de piano en la Escuela Superior de Karlsruhe y recibió luego formación en París de la mano de Vlado Perlemuter, pianista francés de origen lituano colaborador de Ravel. Pianista versátil, ha cultivado la música de cámara junto a músicos como el violonchelista Heinrich Schiff o el violinista Frank Peter Zimmermann y los cuartetos como el Alban Berg, el Guarneri o el de Leipzig.

El siguiente concierto de la Sinfónica tendrá lugar el próximo viernes día 17 y contará con la violinista Ellinor D’Melon como invitada. El repertorio incluirá composiciones de Mendelssohn y Chaikovski. Dirigirá James Feddeck

Diecinueve conciertos y quince batutas

Más de medio centenar de composiciones de estilos y épocas variados serán interpretadas en los 19 conciertos que integran la programación de la nueva temporada de la Sinfónica, que arrancó ayer. Se extenderá hasta el 17 de junio y destaca el retorno al gran sinfonismo a través de obras fundamentales del repertorio. La nueva temporada de la Sinfónica de Tenerife contará con la presencia de una quincena de batutas de prestigio y emergentes, además de solistas de calado internacional. Además de los 19 programas, la temporada de la Sinfónica se completa con su presencia en Ópera de Tenerife, Festival de Música de Canarias o Fimucité. Asimismo, ofrecerá una intensa actividad del área social y educativa con conciertos didácticos para público infantil y familiar, así como su ya habitual presencia en los hospitales o centros sociosanitarios.

Compartir el artículo

stats