La Orquesta Festival de Budapest, considerada entre las diez mejores del mundo, se incorpora esta semana al 37 Festival de Música de Canarias (FIMC) para ofrecer el que será, sin duda, un concierto memorable.

Bajo la dirección de su fundador y titular Ivan Fischer, y acompañada del reconocido pianista Javier Perianes, ofrecerá sendos conciertos en Gran Canaria y Tenerife con un programa que recorre un siglo de tendencias musicales. El repertorio supone un viaje desde Mar del Plata hasta la ribera del Danubio: empiezan con Piazzolla y culminan con Kodaly. También interpretan a Milhaud, harán una parada en el impresionismo de Satie/Debussy y, como obra principal, el Concierto nº5 de Saint-Saëns con una garantía de exquisitez: Javier Perianes al piano. Los conciertos cuentan con la colaboración de Fundación DISA y serán esta tarde en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y mañana en el Auditorio de Tenerife, ambos a las 20:00 horas. Las entradas están disponibles en www.festivaldecanarias.com y en la web de ambos escenarios.

Javier Perianes destacó ayer la gran calidad de las orquestas que han participado en el Festival en esta edición de verano y en concreto, explicó que escuchar a la Orquesta de Budapest dirigida por Fischer es como ver “un Ferrari conducido por Fernando Alonso. Para mí va a ser un gran momento y me siento afortunado de poder tocar con ellos”.

Por parte, Juan Márquez, viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, destacó el alto nivel y prestigio de Perianes, Fischer y la Orquesta a lo que hay que sumar que el programa tiene unas obras muy atractivas, mientras que Sara Mateos, directora de la Fundación DISA, felicitó al Festival por mantener una cita cultural de “primer nivel que nos han hecho disfrutar de conciertos de enorme calidad”, mostrándose muy satisfecha por apoyar “un Festival que nos pone en el mapa”.

El Festival ya ha sido testigo de la brillantez de la Orquesta del Festival de Budapest. Fue en 2008, junto a Ivan Fischer, cuando interpretó obras de Rachmaninov y Bartok, para regresar en 2016 con piezas de Carl Maria von Weber, Johannes Brahms y Prokofiev. Ahora, esta orquesta, que su director considera diferente a las demás, regresa con un programa en el que reivindica el eclecticismo como un reflejo del mundo en el que vivimos.

El concierto arrancará con una pieza de Astor Piazzolla, del que se celebra el centenario de su nacimiento.