Desde hace casi un año, el sector audiovisual en Canarias se encuentra en una situación de desventaja respecto a otras comunidades autónomas del país debido al retraso del Estado en dar a las Islas las condiciones fiscales que le corresponden. A día de hoy, siguen sin ejecutarse las modificaciones necesarias en el REF para acabar con esta situación. El viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Juan Márquez, sostiene que “no existe ningún motivo que justifique este retraso, más en unos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo en la actualidad y, sobre todo, porque el audiovisual se estaba posicionando seriamente como una fuente de inversión y empleo alternativa”. El viceconsejero añade que “el retraso en la actualización del REF está favoreciendo que grandes producciones cinematográficas encuentren ahora mismo mejores condiciones en la Península que en Canarias, lo que es inadmisible porque la ley obliga a dar un tratamiento compensatorio a Canarias”.

En mayo de 2020 el Gobierno español aprobó una serie de medidas para hacer frente al impacto del Covid entre las que se encontraba un incremento de los incentivos fiscales aplicables a la producción audiovisual, así como un incremento en el límite de la cantidad que una empresa puede deducirse al invertir en cine. “El primero sí se ha cumplido, y gracias a esto Canarias continúa ofreciendo las mejores ventajas fiscales del país, pero no sucede lo mismo con el segundo, pues mientras que en la Península el límite máximo deducible se fija en 10 millones de euros, en las Islas continúa siendo de 5,4 millones, cuando deberían ser 18 millones, lo que nos sitúa en desventaja respecto a las grandes producciones cinematográficas, y es ahí donde es urgente modificar el REF para corregir ese error”., concluye Juan Márquez.