Entrevista

Bad Gyal: "Quiero que mi música te haga sentir el puto amo"

La cantante vuelve a dar visibilidad al 'dancehall', el género jamaicano que ella introdujo en España en 2016, en su EP 'Warm up'

Bad Gyal presenta EP, 'Warm up'.

Bad Gyal presenta EP, 'Warm up'. / EFE

EFE

Segura, arrolladora y sexy; así se muestra Bad Gyal en su nuevo EP 'Warm up', que con sonidos inspirados en el 'dancehall' busca que quien lo escuche y lo baile "sienta que puede comerse el mundo, se sienta el puto amo", ha asegurado la cantante en una entrevista con Efe.

'Warm up' (Interscope Records) es el nuevo trabajo discográfico de Alba Farelo, más conocida como Bad Gyal, un trabajo de reproducción extendida (EP, por sus siglas en inglés) de nueve canciones, en el que cuatro son temas nuevos ('Iconic', 'Judas', '44' y 'Gasto'), y las otras son sencillos ya publicados anteriormente, como 'Blin blin' o 'Aprendiendo el sexo'.

Un trabajo con el que vuelve a dar visibilidad al 'dancehall', el género jamaicano que ella introdujo en España en 2016 con temas como 'Fiebre' y que inició "una corriente, de la que luego salieron muchísimos artistas nuevos", explica la cantante.

"Jamaica siempre está ahí -afirma-, es donde yo siempre me inspiro y de donde salen los artistas que escucho. A partir de ellos he creado mi personalidad y mi gusto musical".

Pero no es la única latitud desde donde llegan los sonidos de 'Warm up', un EP en el que Bad Gyal ha contado con la colaboración de artistas internacionales, como el puertorriqueño Rauw Alejandro, el argentino Khea y el nigeriano Rema, tres cantantes muy diferentes entre sí, que aportan sus personales melodías y sonidos.

A pesar de estas variadas aportaciones, todos los temas de 'Warm up' tiene algo en común: seguridad y amor propio, porque, según revela Bad Gyal, "gracias a la música he conseguido quererme mucho a mí misma y no tener miedo".

Aunque al principio sus letras y su 'autotune' (modificación digital de la voz) crearon rechazo en el panorama musical español, con el tiempo el público ha ido entendiéndola mejor y ahora ya son muchos los que la ven "casi como si fuera su prima o su vecina", ha explicado.

Bad Gyal ya no se siente una rareza o una novedad, sino una artista consolidada que quiere que su música sea "una celebración de uno mismo" que permita a la gente "pasarlo bien, comerse el mundo y sentirse el puto amo".

Una energía que muestra en 'Iconic', una de sus canciones favoritas del EP, que habla de su estilo y que define como "una prenda única y especial".

'Blin blin' también es una canción importante para Bad Gyal porque marca un antes y un después: "Desde 'Blin blin' tengo una seguridad increíble en mí misma y, además, soy consciente de que esto se me da bien y no me subestimo".

Además de la seguridad en uno mismo, otro de los pilares de las letras de Bad Gyal es el sexo porque, en el contexto de machismo y misoginia que observa en la música urbana y en la sociedad, ella lo usa en sus canciones como forma de empoderamiento femenino.

"Yo no he sido la primera ni voy a ser la última, y pienso que cuantas más mujeres y más diversas se atrevan a hablar sobre su sexualidad de forma distinta, mejor", afirma la intérprete de canciones como "Pussy" o "Aprendiendo el Sexo".

Temas que está deseando cantar en directo, en la gira que espera poder retomar en verano y en la que habrá mucha sensualidad y mucho baile, ha adelantado.

La gira que Bad Gyal tuvo que interrumpir por la pandemia "llevaba bastante escenografía y necesitaba bastante espacio en el escenario y aforos grandes", algo difícil en estos tiempos, pero la catalana espera poder adaptarse a las restricciones y retomar el contacto con sus seguidores lo antes posible.

TEMAS