Las salas independientes de cine de Tenerife solicitan al Gobierno de Canarias el rescate económico urgente. Los empresarios del sector, que representan los espacios de exhibición de toda la isla de Tenerife que no dependen de multinacionales, han pedido una reunión con los portavoces de la Consejería de Cultura del Gobierno de Canarias para activar medidas que impidan su cierre. El objetivo es, explicaron, conseguir soporte público a través de ayudas directas que les ayuden a superar las cuantiosas pérdidas. Permanecen a la espera de que la institución pública fije una fecha para el encuentro.

En Tenerife hay tres empresarios que gestionan salas independientes de cine. Sabino Álvarez es el responsable de Multicines Tenerife, espacio abierto desde hace 23 años en los bajos del Centro Comercial Alcampo, en La Laguna. A esta instalación habría que sumar los cines Price, Víctor, Puntalarga y Gran Sur, responsabilidad del conocido empresario Eladio Fraga, y los cines Zentral Center, situados en el sur de la Isla.

Desde que reabrieron tras la cuarentena y las correspondientes fases de desescalada, las medidas sanitarias no han parado de endurecerse. La estocada definitiva para este tipo de espacios llegó a mediados del pasado mes de noviembre, cuando se prohibió consumir cualquier tipo de bebida o alimento dentro de las salas de cine y evitar así que los espectadores tengan que quitarse la mascarilla. “Eso no solo supone que se ha eliminado otra vía de ingresos muy importante para cualquier sala de cine sino que la prohibición disuade al que viene y se da cuenta de que no puede comer y directamente no entra. Además, muchas personas al enterarse deciden no acudir y buscan otros planes”, explicó Álvarez.

Los portavoces de las salas tinerfeñas cifran sus pérdidas entre un 70% y un 90% de la recaudación mensual. La situación varía según la zona. Las salas del área metropolitana han capeado el temporal un poco mejor que las del sur de la Isla, donde el cero turístico ha acabado ya con casi cualquier oferta de ocio. No obstante, sea cual sea su posición geográfica, lo cierto es que estos empresarios acumulan pérdidas insalvables “mes tras mes”.

En el caso de Multicines Tenerife, por ejemplo, la veintena de personas que integran normalmente su plantilla permanecen aún afectados por un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) que mantiene a la mitad de ellos en el paro y al resto en reducción de jornada.

El toque de queda es otra de las limitaciones que han echado más leña al fuego de los problemas de estas empresas. Los límites horarios han obligado a recortar considerablemente en número de proyecciones que se ofrecen a partir del mediodía, ya que hay que calcular que la finalización del último pase ofrezca el margen suficiente para que los espectadores puedan volver sin problemas a sus domicilios. Esto limita la programación a las 19:30 horas de la tarde como mucho.

El objetivo de este primer encuentro organizado por los empresarios tinerfeños es que se sumen a la iniciativa los empresarios del resto de las Islas. Como ellos, están atravesando por esta complicadísima situación. Por ejemplo, en la vecina isla de Gran Canaria han cerrado varias de estas instalaciones. Cinesa cerró sus espacios en los centros comerciales de Siete Palmas y El Muelle. Lo mismo ha pasado con los Multicines Monopol, uno de los más queridos por los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria.

Existen otras salas pequeñas repartidas por el Archipiélago. Algunos ejemplos son el Cine Teatro Chico o los Multicines Millennium en Los Llanos Aridane, en La Palma. Estos últimos han anunciado que cierran los lunes y los martes de forma temporal. Otros ejemplos de este tipo de empresas son los Cines Odeon de Puerto del Rosario, en Fuerteventura. También existen al menos otras dos salas de estas características en Lanzarote. “Las pérdidas son tremendas y necesitamos ayudas directas”, insistió el responsable de Multicines Tenerife. ”La situación es dura, intentamos buscar alternativas para poder mantenernos pero cada día se hace más complicado”, añadió.

Pero ahí no quedan los problemas que tienen que solventar estos empresarios. Las grandes distribuidoras apenas están presentando títulos comerciales. Son los creadores independientes y sus productoras los que han estado sosteniendo la cartelera todos estos meses de sequía de estrenos. “Hemos mantenido la programación gracias a los títulos independientes, que son los que están ofreciendo producciones. Además, los estrenos que se preveían más potentes tampoco tuvieron los resultados que esperábamos, como Tenet o Wonder Woman 1984”, explicó Álvarez.

La semana pasada, Yelmo Cines –una multinacional– anunció también el cierre de sus salas en Tenerife todos los lunes y martes. La medida solo está exceptuada para los días que sean festivos. En el listado de cines que administra por todo el país y que clausurarán sus puertas durante dos primeros días de la semana están los dos de la Isla: Yelmo Meridiano y Yelmo Orotava, enclavados ambos en centros comerciales. Esta medida, que se aplicará en principio durante este mes de enero, pretende reducir los costes. “Con motivo de la pandemia del Covid-19, Cine Yelmo está en continuo contacto con las autoridades para cumplir los protocolos establecidos y adecuar sus establecimientos a las medidas vigentes de manera inmediata. Con el objetivo de proteger al máximo la estabilidad de la compañía, anunciamos el cese de su actividad los lunes y martes en las salas Cine Yelmo La Villa Orotava y Cine Yelmo Meridiano de Tenerife durante el mes de enero”, explicaron sus portavoces. Estas dos salas, una enclavada en la capital y la otra en el orotavense centro comercial Alcampo La Villa, quedan por ahora con su actividad limitada a tan solo cinco días a la semana: de miércoles a domingo.

Evidentemente, la situación que se atraviesa en el Archipiélago no es exclusiva. La pandemia sanitaria y el paulatino aumento de casos que se están registrando en numerosos países europeos está abocando al cierre a muchos cines. Esta misma semana, varias voces importantes de la industria audiovisual han alzado la voz en defensa de unas empresas sin las que sería casi imposible llegar hasta los espectadores.

En concreto, personalidades de la industria británica más destacadas en Hollywood –entre los que figuran Christopher Nolan y Ridley Scott– firmaron una solicitud de apoyo al rescate de las salas de cine por parte del Gobierno británico que también rubricaron Steve McQueen, Jude Law y los productores de James Bond, entre otros. “Sin ellas, el futuro de toda la industria del cine de Reino Unido podría parecer extremadamente precario”, reza la petición.

Actividad segura

Los gestores de estos establecimientos culturales recuerdan que acudir a cualquiera de los cines es una actividad totalmente segura. Los aforos en las proyecciones permanecen reducidos para garantizar que se cumple con la distancia de seguridad. Además, Multicines Tenerife ha invertido en mejorar aún más el sistema de ventilación de las instalaciones para renovar el aire. Este tipo de medidas se unen a la constante desinfección de los espacios, el uso de geles hidroalcohólicos y de las mascarillas.

Exceltur solicita 1.020 millones

La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) cifró ayer en 1.020 millones la inversión necesaria para realizar un rescate financiero del sector del ocio de interés turístico en Canarias. La organización que armoniza las voces de las principales empresas del sector turístico nacional solicita al Gobierno de Pedro Sánchez un total de 5.300 millones de euros en ayudas directas para el motor de la economía nacional. Los cines, especialmente los gestionados por pymes, podrían figurar en el perfil de posibles beneficiarios.