22 de marzo de 2020
22.03.2020
Crisis del coronavirus

Un 'pinchazo' de vacuna musical en pleno centro de Santa Cruz

El DJ Martín convoca la 'Verbena del balcón' en Tomé Cano inyectando dosis de optimismo

22.03.2020 | 02:20
Saludos del dj a los lectores de El Día.
Un 'pinchazo' de vacuna musical en pleno centro de Santa Cruz
Los vecinos disfrutan de la verbena desde el balcón.

En tiempos de obligada cuarentena, las ciudades están viviendo un fenómeno singular: un espontáneo contagio social. Los vecinos, antes distantes y algo esquivos, se saludan ahora efusivamente de balcón a balcón, de terraza a terraza, celebrando al ritmo de la música la condición humana de ser comunidad.

La música también es contagiosa. Ante un panorama desolador y con tintes apocalípticos, tenores y sopranos, cantantes pop, instrumentistas de toda condición y esa multitud de voces anónimas que apenas suelen entonar unas notas bajo la ducha se han lanzado a abrir las ventanas, las de su corazón, compartiendo melodías de esperanza en medio del azote de tan cruel pandemia.

En estos improvisados escenarios suenan, cómo no, los populares DJ, pinchando su particular vacuna musical y manteniendo vivo el compás y el aliento vital. Porque bien vale romper el silencio del aislamiento para mejorarlo, a pesar de que siempre se escuchen algunas desafinadas críticas.

Pero más allá del ruidoso debate sobre la conveniencia o no de este tipo de eventos cuando el país se encuentra en una situación crítica, muertes incluidas, el DJ Martín se ha armado en su domicilio santacrucero de la zona de Tomé Cano con 3.000 de vatios de sonido, máquinas de humo y espectaculares juegos de luces, para convertir este céntrico espacio de la capital en "una discoteca móvil", explica.

Hace unos días ya sorprendía al personal amplificando el tema Marejada y poniendo a bailar a los vecinos que se encontraban aisladas en sus casas. Esa respuesta espontánea lo animó a convocar para ayer sábado, lo que denominó La verbena del balcón, con epicentro en su domicilio y expandiéndose en directo a través de la red social Facebook.

El guion es simple: "El propósito no es otro que agradecer el esfuerzo de todas aquellas personas que se encuentran luchando en primera línea", señala DJ Martín, al tiempo que también se rinde tributo a quienes han fallecido y se envía un mensaje de ánimo y solidaridad a las contagiadas.

"La música tiene ese poder mágico", subraya este DJ, una energía que a través de las vibraciones se cuela en la mente y en la piel. Así, los ritmos fisiológicos se sincronizan con los tempos musicales y desarrollan todo su sentido terapéutico, reconocible en situaciones de estrés o en épocas de decaimiento como esta.

"Ante tanto infortunio, con la cantidad de malas noticias que nos rodean, no está de más ponerle a la vida un poco de alegría", destaca Martín.

Porque sin música, el ser humano es poco más que una piedra, pero con ella es posible ahuyentar hasta el mismísimo diablo, decía en su tiempo Martin Lutero. La vida sería plana sin ella, sostenía el genial Beethoven. Sin duda, somos sonoros y musicales.

La escaleta, los temas que sonaron ayer desde el balcón de Tomé Cano, se estructuraron a partir de las peticiones que durante estos días iban formulando los vecinos a través de whatsapp o bien en la página de Facebook DJ Martín eventos de todo tipo.

Y ciertamente hubo para todos los gustos, desde la infantil Hola don Pepito; La bomba de King África, "en la terraza y el balcón para que la gente lo disfrute"; los ritmos más verbeneros como la cumbia El baile de la maraca o la pachanga, además de los discotequeros y hasta la música electrónica, sin olvidar el Chicharrero, bufanda del Tete al viento. Una parada para aplaudir y de vuelta, a darle caña al coronavirus.

Paradojas. En tiempos de obligada cuarentena, las ciudades están viviendo un espontáneo contagio social. Los vecinos, antes distantes y algo esquivos, se saludan ahora efusivamente de balcón a balcón, de terraza a terraza, celebrando la razón de vivir en comunidad. Y de esa fusión se suceden las ceremonias grupales, que aúnan las mejores fórmulas para establecer vínculos y mantener la cohesión que han permanecido instaladas en el comportamiento humano, en el ADN, como un definitivo rasgo antropológico.

Tras una hora y media de música, de nuevo el silencio. De momento hasta el próximo sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Agenda


Una veintena de autores se 'suben' al Festival Periplo en Puerto de la Cruz

Una veintena de autores se 'suben' al Festival Periplo en Puerto de la Cruz

Comienzan las charlas y presentaciones de libros en la octava edición del encuentro dedicado a...

El Otoño Cultural proyecta 'Nomad in the footsteps of Bruce Chatwin'

El Otoño Cultural proyecta 'Nomad in the footsteps of Bruce Chatwin'

La sesión está prevista este lunes a partir de las 20:00 horas y las entradas, a dos euros, están...

Reymala rescata el Siglo de Oro

Reymala rescata el Siglo de Oro

La compañía teatral estrena en la noche de este sábado 'El secreto del Cigarral', con la que...


La generación del futuro en África

La generación del futuro en África

Casa África inaugura 'Indestructibles' del periodista Xavier Aldekoa y el fotógrafo Alfons...

RTVC estrena el programa 'Gente maravillosa'

RTVC estrena el programa 'Gente maravillosa'

El programa, presentado por Eloísa González, ha ubicado cámaras ocultas en todo el Archipiélago...