En su vuelta al Parlamento tras su etapa como diputado de Podemos, el viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Juan José Márquez, se comprometió ayer, en la comisión de Educación y a petición del partido al que pertenece, a duplicar el presupuesto de esta área en el presente mandato. Aunque admitió que lo ideal sería alcanzar el 1,5% de las cuentas generales de la Comunidad, cree factible pasar de los 5 millones actuales a los 10 en 2023 (si no hay adelanto electoral) y subraya que ya en el presupuesto de 2020 se produce un aumento del 14%.

La partida de Cultura en este 2019 representa el 0,5%. Según remarcó Márquez, en 2003 hubo más recursos que ahora y, con la crisis, se bajó un 80%. De hecho, se pasó de 65 millones en 2008 a 16 en 2016. El viceconsejero puso énfasis en esta parte económica, pero dedicó gran parte de su comparecencia a explicar sus prioridades y, sobre todo, sus cambios estructurales. De todos, destacó el anuncio de que Canarias Cultura en Red pasará a denominarse Instituto de Desarrollo Cultural y tendrá nuevo gerente en un año mediante concurso público, una vez se asiente su nuevo organigrama.

Márquez indicó que prefieren que este instituto ejerza de agencia de desarrollo, con capacidad de decisión estratégica, ejes, departamentos y unidades de trabajo, pues carecía de esta organización. Aunque reimpulsarán programas que cree acertados, como la joven orquesta, apuesta por áreas de "hechos culturales", "valor social y comunitario" y "desarrollo económico". Entre las unidades de trabajo, las habrá de cine, música, artes visuales y otras.

El viceconsejero admite que, en los últimos 35 años, ha habido avances en equipamientos y relanzamiento de la cultura canaria. No obstante, lamenta que los públicos sigan siendo minoritarios, cree que hay que fomentar el acceso a la oferta, ir más allá del concepto de democratización y concebir la cultura como un derecho, así como obviar las "ocurrencias y programas estanco o por inercia".

A su juicio, "sin cultura no hay desarrollo". Por eso, cree que las administraciones deben generar las condiciones para que fluyan las iniciativas y que las empresas en las Islas sean más potentes, si bien remarcó que el destinatario final es el ciudadano. Resaltó también la necesidad de "construir nacionalidad canaria porque está en el Estatuto" y, para ello, cree que se debe usar más la RTVC, anunciando un programa semanal cultural. Otro anuncio fue la publicación de 30 libros de la biblioteca canaria pero con autoras para reequilibrar un poco que, la lanzada en los 90, tuvo solo a 2 escritoras.