12 de agosto de 2019
12.08.2019

César Manrique, pelo a pelo

Casi dos horas de trabajo, entre tomas de medidas y pruebas de color, emplea Martín Bolaños Cruz para caracterizar al actor Mingo Ruano como el artista lanzaroteño

12.08.2019 | 01:12
Martín Bolaños recorta el pelo al actor Mingo Ruano, que ha tenido que recortar sus características cejas, además de la barba, para interpretar a César Manrique en la producción que se estrena en septiembre.

En una de las mágicas burbujas volcánicas de la que fuese casa del artista César Manrique en Lanzarote, a la sombra de la higuera que el propio creador cuidaba y mimaba hoja a hoja, la ficción se empapa de realidad cuando el actor Mingo Ruano, protagonista de César Manrique, el musical, emula al lanzaroteño. "Es como si estuviera viéndolo a él. ¡Se me han puesto los pelos de punta!", confiesa una de las empleadas de la Fundación César Manrique que por sorpresa se topa con la sesión de fotos y Ruano caracterizado del lanzaroteño más universal.

Pelos. La culpa de ese shock la tienen, en parte, los pelos. Naturales y colocados muchos de ellos uno a uno en la cabeza de Mingo Ruano por el responsable de caracterización Martín Bolaños Cruz (Las Palmas de Gran Canaria, 1963), maquillador y diseñador de vestuario que en el musical a estrenar en septiembre se encarga de dotar a Ruano de las herramientas suficientes para hacerle más sencillo, físicamente, su acercamiento a Manrique.

"El proceso de la caracterización debe de ser imperceptible a los ojos del espectador para otorgar la mayor naturalidad posible", explica Martín Bolaños. "En la fase de producción del musical y en la presentación del proyecto [momento al que corresponde la foto principal de la página] la caracterización, debido al escaso tiempo, se realizó con las correcciones del visagismo", una combinación de técnicas que busca exaltar en el rostro, a través del maquillaje y el peinado, el acercamiento al personaje destacando sus rasgos.

"Se aplicó una calota o calva de látex, simulando piel, y usando pelo natural emulamos el cabello corto y oscuro, con los nacimientos propios de sus 40 años que solicitó la dirección artística", añade Bolaños que en ese proceso ha contado con la complicidad del propio Mingo Ruano e Israel Reyes, director de César Manrique, el musical, proyecto basado en una idea original y guión de Manuel González y que llega el 12 de septiembre al Teatro Pérez Gladys de Las Palmas de Gran Canaria con motivo del centenario del nacimiento del artista para luego iniciar una gira por Canarias.

Martín Bolaños Cruz lleva 38 años dedicado al mundo del espectáculo en Canarias trabajando para musicales, teatro, ópera, zarzuela o cine, entre otras. Docente durante tres cursos en la asignatura de Caracterización (de certificado profesional) en el Centro de Referencia Nacional de Las Palmas de Gran Canaria y uno también como profesor en el Instituto de Cine de la capital grancanaria, Bolaños cuenta que para el trabajo en César Manrique, el musical "en primer lugar se realizó un estudio de la imagen del actor, Mingo Ruano, y del personaje César Manrique".

"Realizamos un lifecat del intérprete para obtener un negativo de su cabeza y rostro y posteriormente realizamos su positivo", prosigue sobre el trabajo. "En la misma sesión se tomaron las medidas de la cabeza y se realizó la plantilla para la construcción posterior de la armadura o patrón de la peluca a la anatomía del actor y diseñar los cambios con el equipo de caracterización. Esto", asegura, "es un proceso fundamental. Posteriormente, en diferentes sesiones de trabajo se pasan las medidas del actor a una cabeza de madera tipo y se diseña primero con las propias medidas del actor y después sobre el diseño de la peluca que vamos a confeccionar. Creamos la armadura o base de la peluca con galón especial resistente y tules específicos de posticería. En este caso, para aportar naturalidad a la pieza".

El uso, según cuenta Bolaños Cruz, del tul invisible es perfecto porque logra fundir el maquillaje del actor con la peluca, donde el cabello oscuro se implanta manualmente tal y como el que poseía Manrique. "Es importante destacar los rasgos distintivos de su cabellera: sus características entradas y el pelo corto y oscuro, al menos en el momento donde cronológicamente se sitúa el personaje en la producción, que es en torno a los 40 años de edad de César", revela el maquillador y también fundador de la firma mos+mos.

El proceso se completa "con maquillaje, tratando los ángulos de corrección en el visajismo de Mingo Ruano con técnicas de claro oscuro y de 3D, para que el espectador pueda apreciar el anguloso rostro de César Manrique".

Sobre el tiempo que se ha empleado para el primer acercamiento a César Manrique por parte de Martín Bolaños Cruz y Mingo Ruano, el responsable de la caracterización asegura que "una vez se tienen claro los ángulos que hay que corregir para poder crear una similitud y teniendo la prótesis capilar ya confeccionada a partir de los propios rasgos característicos del personaje, todo es más sencillo. Se convierte en un gran apoyo para agilizar el proceso que pasa a durar entre unos 15 ó 20 minutos" e incluso se lo puede colocar el propio actor.

Canarias suena a César

La vida y obra de César Manrique sonará en los principales teatros de Canarias a partir del 12 de septiembre en esta coproducción musical de Clapso y Mestisay.

Protagonizado por Mingo Ruano, Víctor Formoso y Maykol Hernández y con las voces de Olga Cerpa y Luis Morera César Manrique, el músical es una ambiciosa producción que aborda la extraordinaria singladura vital y artística de César Manrique. El guión subraya la importancia del mito en la cultura canaria contemporánea haciéndolo aún más abordable, si cabe, para sus muchos admiradores.

De la mano de Manolo González nace este guión original que pretende ser un espectáculo integral a través de distintas épocas y ambientes donde César desarrolló su obra y su vida, entre otros Lanzarote, Nueva York o Madrid. Especial importancia tendrá el componente reivindicativo en torno a los valores medioambientalistas que defendió Manrique y que, hoy por hoy, rivalizan casi, por el calado y vigencia de su mensaje, con su fantástica obra.

Israel Reyes se encarga de la dirección escénica y en las manos y el gusto de Germán G. Arias recae la responsabilidad de la dirección musical.

Algunas de las canciones del musical serán temas populares de la canción canaria relacionados con el valor paisajístico y el binomio arte y naturaleza que elaboró el artista Lanzarote a lo largo de su vida, y otras serán canciones escritas ex profeso para la producción. Unas 100 personas entre actores, cantantes, bailarines, coro y orquesta componen este proyecto que en algunos momentos reúne sobre el escenario a casi 70 personas.

Volviendo al trabajo de Martín Bolaños Cruz para esta producción, el responsable de caracterización destaca que los rasgos faciales de Ruano y Manrique "son dos rostros masculinos bien diferenciados pero corregidos con toques de claroscuros" tienen una primera aproximación. Los materiales utilizados para este proceso son "base de tres tonos, iluminadores de alta definición, peluca, tules, posticería, galones, pelo natural, pegamento no alérgicos para la piel, corte de cabello según el patrón y cosméticos para otorgar mayor naturalidad", enumera Martín Bolaños que, en otro momento de la entrevista, recuerda su encuentro con César Manrique. El real.

"Cuando César tenía 64 y yo 21y trabajaba como actor en Llanura, de Alonso Quesada y dirigida por Pepe Dámaso, amigo íntimo de César, él exponía en la Sala Vegueta y coincidiendo con una fiesta sorpresa por su cumpleaños allí coincidimos".

"Fue una relación momentánea pero de la que guardó un buen recuerdo pues escuché como explicaba su obra. Además, mientras cursaba los estudios de diseño de moda analicé su vida y obra e inspirándome en su diseño de Banderas del Cosmo del Roque de los Muchachos (1985) e inspirado en ella creo una colección".

"El mayor reto al que se enfrenta uno para la caracterización de un personaje como César Manrique es que el actor transmita la mayor naturalidad en su imagen, sin ser artificial sino como era el personaje: natural, amante de lo sencillo en su apariencia... Un artista inconformista, luchador y colorista que viajó, voló y volvió para regalarle su mayor legado a su isla, Lanzarote: el arte. Acciones donde se puede respirar el amor por la simbiosis de la naturaleza y el arte tan característico en él", concluye Martín Bolaños Cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Agenda


Fiesta de la cerveza en Los Abrigos

Fiesta de la cerveza en Los Abrigos

Los establecimientos ofrecen tapas, cañas y buena música en vivo a partir de un euro

"La narración oral es un lugar de reflexión para las relaciones humanas"

"La narración oral es un lugar de reflexión para las relaciones humanas"

La actriz cubana Marianexy Yanes es una de las invitadas que intervendrá hoy en el XX Festival de...

Un total de 41 escritores participan en el Festival Hispanoamericano

Un total de 41 escritores participan en el Festival Hispanoamericano

El encuentro literario, con 56 invitados, se celebrará en el municipio palmero de Los Llanos de...


Miguel Campello actuará en Tenerife por primera vez en solitario

Miguel Campello actuará en Tenerife por primera vez en solitario

El que fuera líder del grupo Elbicho recalará el 9 de noviembre para intervenir en el Festival de...

La exposición Phe Gallery inaugura la cuarta edición del festival en Puerto de la Cruz

La exposición Phe Gallery inaugura la cuarta edición del festival en Puerto de la Cruz

La muestra colectiva se inauguró el viernes 2 de agosto, a las 21.00 horas, con la obra de 18...