En tiempo récord y hasta para sorpresa de los más optimistas, que llegaron a plantear la posibilidad de retrasar un día el primer concurso, el escenario principal de los certámenes y galas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2023 que arranca este jueves 26 de enero está listo a falta de retoques.

El olor de pintura 'denuncia' el ritmo frenético que se ha marcado desde el martes 17 de enero. Diez días han sido suficientes para 'levantar' Nueva York en el recinto ferial de la capital tinerfeña, eso sí, con la contrapartida que soporta la empresa adjudicataria, Alkur, que reconoce que los 213.000 euros de presupuesto han sido insuficientes y que ha culminado el trabajo con pérdidas de 36.000 euros. Pero para Miguel Ángel Delgado, el propietario de la constructora del decorado, la mayor satisfacción es haber cumplido en tiempo y forma el compromiso adquirido con Fiestas.

"Decidimos aceptar la invitación de la organización porque me daba pena que las empresas que entraban en la licitación cuando había dinero no concursaran en esta edición; nuestro reto ha sido hacerlo en tiempo récord y estamos muy contentos con el acabado", precisa el propio Miguel Ángel Delgado.

También el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, comparte la valoración sobre la finalización del montaje, y hasta ya respira tranquilo porque en la víspera del inicio de los concursos, con la primera fase de murgas infantiles de este jueves, la escenografía está prácticamente acabada. "Cada edición, cuando arrancan los concursos, la prioridad es que el sonido esté garantizado al cien por cien; este año además está tanto el sonido como el decorado, al margen de algunas sorpresas que nos hemos guardados para espectáculos concretos, como la gala de elección de la reina del miércoles 15 de febrero".

La joya de la corona, la Estatua de la Libertad, que fue encargada a los talleres falleros de Valencia y tiene una altura de siete metros y medio; a esto se suma la espectacularidad que aportará la iluminación de los edificios 'traslúcidos' que cobrarán vida por la noche y en función de un diseño de luz acorde a cada modalidad.

36 magos de la escenografía

Miguel Ángel Delgado, más conocido familiarmente como 'Cuqui', explica las claves del éxito para hacer posible que ya esté instalado el escenario de Nueva York diseñado, por segundo año consecutivo, por el arquitecto grancanario Carlos Santos. "Han sido diez días trabajando a destajo un equipo de 36 personas solo en el proceso de fabricación: tres electricistas, ocho carpinteros, cuatro soldadores y diecisiete montadores".

Con el casco y el rodillo en la mano, mientras pinta parte de los 2.000 metros cuadrados de la tarima del decorado, Cuqui reitera que "estoy muy contento, ha sido el reto más complicado en los 28 años que llevo en este sector".

Los inicios de Miguel Ángel Delgado en el mundo del espectáculo fueron como portero de la sala Salsa con gofio, para luego incorporarse a la empresa Servades, en el control de acceso al recinto de Carnaval de la plaza de España, así como de cuantos espectáculos se desarrollaban en este entorno. A partir de ahí, ante la necesidad de empresas especializadas en la construcción de escenografías, Miguel Ángel Delgado constituyó Kuser, que estuvo en servicio quince años, para luego iniciar una segunda etapa con Alkur, con la que lleva al frente más de una década.

El mundo de la escenografía no le era ajeno a Cuqui gracias a las colaboraciones que mantuvo con el empresario especializado y afincado en Granadilla Miguel Berrall, con el que compartió ocho proyectos de Carnaval; Berral se encargaba de la fabricación y solicitaba los servicios de Miguel Ángel Delgado, que procedía al montaje.

Odisea 2023

La presentación del escenario del Carnaval dedicado a Nueva York, realizada este miércoles 25 de enero, viene a dejar en un segundo plano los 'quebraderos' de cabeza de la organización en la tramitación y adjudicación de este decorado que se presentó el 31 de octubre de 2022. Ahí se desveló el proyecto técnico y artístico de Carlos Santos.

El siguiente paso, y ahí comenzaron los problemas, fue la licitación. Fiestas, con la valoración de la ejecución realizada por Carlos Santos y el empresario escenográfico Miguel Berral, convoca el concurso para la construcción del decorado, con un precio total de 233.000 euros -en realidad, 213.000, el resto corresponde a impuestos-.

Ninguna empresa se presenta al concurso de adjudicación de la escenografía el 18 de noviembre, lo que lleva incluso a Fiestas a plantearse la posibilidad de desterrar un escenario corpóreo y sustituirlo por otro de pantalla. Finalmente, Fiestas insiste. Declara desierta la adjudicación, a la que no concurre nadie, e inicia un proceso de negociación con publicidad a la que solo accede Alkur, un contrato que formaliza el 6 de diciembre, asumiendo incluso que no había tiempo ni el dinero suficiente para hacerlo realidad.

Epicentro del Carnaval de los concurso

El concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, no se podía mostrar más satisfecho por ver el escenario en la visita realizada la mañana de este miércoles, y casi en tono de maestro de ceremonia anunció que todo está ya listo para que la murga infantil Lenguas Largas inaugure el concurso que se celebrará este jueves en el recinto ferial. "Más de cien personas han trabajo durante diez días", recordaba el responsable de la organización haciendo partícipe del éxito a todas las empresas que participan en el montaje.

"Ya es realidad este decorado de 2.000 metros cuadrados por el que las próximas cuatro semanas desfilarán 5.000 componentes de un centenar de grupos oficiales y que reunirá a 50.000 personas que pasarán durante ese tiempo por el recinto ferial". "Este decorado tiene la particularidad de acoger desde a grupos con 200 personas, como las comparsas, o a una aspirante, cuando desfila en la gala". "Estamos ante un escenario con profundidad, integración y altura", destacó Alfonso Cabello.

'Manhattan, en Santa Cruz'

El autor de la escenografía, Carlos Santos, explicó que el decorado “está concebido para crear la máxima sensación de profundidad posible, ya que estará montado sobre una estructura con una disposición en forma de V y junto a la inclinación de los edificios más representativos, le aportará dinamismo, contraste y el resalte característico de esta megalópolis".

"A un día del inicio de los concursos del Carnaval, se demuestra que llegamos con la finalización de la construcción de la escenografía", si bien advirtió que todavía se trabaja en el remate de trabajos, para recordar que en el recinto ferial se recrearán cinco edificios 'deconstruidos' que son singulares de Nueva York: el Empire State Building, el Flatiron, el One WTC o el edificio Chrysle sobre un skyline de rascacielos de la ciudad.