El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife que saldrá a las calles con la Cabalgata anunciadora el viernes 17 de febrero y se prolongará hasta el Domingo de Piñata, 26 de febrero, prepara un dispositivo de seguridad acorde a la edición más multitudinaria que se recuerda en su historia y que se remonta a 2019, cuando actuó en el escenario de la avenida Francisco La Roche el cantante dominicano Juan Luis Guerra actuó el Sábado de Piñata y se llegaron a contabilizar 400.000 personas, hasta llegar a colapsar el acceso a la ciudad por la entrada cercano a la Refinería.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, y el subdelegado del Gobierno en la provincia tinerfeña, Javier Plata, celebraron en el mediodía de ayer la Junta de Seguridad Local monográfica sobre el Carnaval que contará con un despliegue de más de 1.500 efectivos.

Un dispositivo sólido

En cuanto a los números concretos del dispositivo policial, el subdelegado del Gobierno señaló que será un total de 600 agentes de la Policía Nacional los que se dediquen a labores de seguridad en las calles durante el Carnaval. En dicho operativo participarán todas las unidades policiales, desde la Unidad de Intervención Policial (UIP), que será reforzada con un grupo proveniente de Madrid, además de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) la Brigada de Extranjería y la Brigada Móvil de Transporte. Al igual que en ediciones anteriores, se contará con el apoyo de los helicópteros de la Policía Nacional durante las celebraciones del Carnaval de Día.

Por su parte la Guardia Civil mantendrá la realización de controles de alcoholemia en las entradas y salidas de Santa Cruz, y también reforzarán la vigilancia en el área portuaria.

Respecto a los servicios municipales implicados en garantizar el correcto desarrollo del Carnaval destaca el esfuerzo de la plantilla de la Policía Local capitalina que, a lo largo de los días y las noches festivas desplegará a la práctica totalidad de su personal en las calles y actos carnavaleros. Aunque sus principales funciones estarán destinadas al control y la regulación del tráfico, así como el cumplimiento de los horarios y prohibiciones de acceso al denominado Cuadrilátero del Carnaval, los agentes velarán también por el cumplimiento de las normativas municipales y resoluciones administrativas que permitan un Carnaval seguro.

La concejala de Seguridad, Evelyn Alonso, adelantó que «desde el 20 de enero ya se ha comenzado a dar cumplimiento a las consideraciones planteadas en la orden general del dispositivo carnavalero. En toda la serie de actos que ahora se inician, cuyo principal escenario será el Recinto Ferial de Tenerife, se han dispuesto refuerzos policiales específicos».

Despliegue en los concursos

«Por ejemplo, las distintas fases y finales de los concursos de murgas, tanto infantiles como adultas suponen que la Policía Local destine un refuerzo total de casi 120 agentes en esos días; en las galas de elección de reinas infantil, de la tercera edad y adulta se suman 66 mandos y agentes de refuerzo», añadió la concejala.

El dispositivo de la Policía santacrucera se amplifica cuando el Carnaval toma las calles, de hecho, en la Cabalgata Anunciadora se ha previsto que trabajen hasta 94 efectivos de este cuerpo; en cuanto a las noches y días de la celebración carnavalera en los distintos bailes y eventos se sumarán, cada jornada, entre 75 y 85 agentes de refuerzo; otros hitos como el desarrollo del Coso Apoteosis exige la presencia de una dotación añadida de cerca de 80 agentes; y para el tradicional Entierro de la Sardina habrá entre 40 y 50 efectivos disponibles.

El subdelegado delGobierno aseguró que«se trata de un dispositivo sólido y de máximos que está abierto», para garantizar que el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife contará con los medios necesarios para garantizar la seguridad.

Además, la comisaria-jefa de la Policía local de la capital, Carmen Delia González, confirmó que también se pondrán en marcha cámaras de videovigilancia en lo que el alcalde denomina la trastienda del Carnaval, para referirse a los entornos de la calle del Clavel con Cruz Verde, la confluencia de Villalba Hervás con San Francisco, plaza del Príncipe, Alameda del Duque de Santa Elena y el entorno de la plaza de España, que se vigilarán desde diferentes ángulos, un seguimiento que se realizará desde el puesto de mando avanzado para intervenir en cualquier momento que fuera necesario.

También se contarán con helicópteros que sobrevolará el cuadrilátero festivo para incrementar el control durante elCarnaval de Santa Cruz de Tenerife.

Sábado 25, el día más esperado

El alcalde chicharrero señaló el Sábado de Piñata, día 25 de febrero, como la jornada que se prevé más multitudinaria del Carnaval de Santa Cruz, dado que los actos no se darán tregua desde la mañana hasta la noche, y hasta las primeras horas del domingo 26, como incluso apuntó el comisario jefe de la Policía Nacional, que volvieron a recordar el esfuerzo que se realiza en materia de seguridad.

El subdelegado del Gobierno de la provincia, junto al regidor municipal, lanzó un mensaje a los vecinos y visitantes de la fiesta de la máscara para que disfruten y se lo pasen bien, haciendo gala del comportamiento cívico que caracteriza a los amantes del Carnaval que se desarrolla en las calles, si bien recordaron que estarán activos los diferentes controles de alcoholemia a las entradas y salida de la ciudad, además de todo el dispositivo que se ha diseñado para esta nueva edición.

Paradas de guaguas seguras

Bermúdez también adelantó que se reforzará incluso con vigilancia privada las paradas de Titsa enSan Isidro, en Granadilla; o El Trompo, en La Orotava, así como enLa Laguna y el intercambiador de Santa Cruz, principales puntos emisores y receptores de participantes del Carnaval llegados desde el Norte y el Sur.

También el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, aseguró que las compañías que operan en el transporte marítimo y aéreo tienen previsto ampliar la frecuencia de sus líneas desde Gran Canaria y, como novedad en esta edición, con La Gomera.

«Santa Cruz se convierte en Carnaval en el epicentro de la demanda turística, donde todas las plazas en los alojamientos turísticos de la capital están agotadas ya en la semana de Carnaval», precisó el responsable de la organización.