Solo 20 minutos tardaron en agotarse las entradas de la final de murgas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Es uno de los actos más esperados del programa de fiesta y era previsible que las localidades no durarían mucho a la venta.

Y, como cada año, también llega la reventa. Ni una hora han tardado algunos compradores de entradas para la final en anunciar la disponiblidad de una localidad por un "módico" precio. De los 20 euros (más gastos de gestión) que salía una entrada, se ofrecen a 50 euros.

Algunos de los anuncios de reventa de entradas de la final de murgas. E. D.

Aunque para sortear los problemas legales de este tipo de hecho, en los anuncios de las diferentes plataformas lo que se ofrece es cualquier objeto: una botellita de agua o un periódico son los productos entre los que no falta el tradicional boli.

Según han compartido diferentes usuarios de las redes sociales, con bastante indignación, las "ofertas" incluyen la posibilidad de tener de regalo el bono para todo el concurso al comprar un periódico.