Arturo García Quintana, de 44 años, componente de Nietos de Sarymánchez y hasta el pasado verano fisioterapeuta de la UD Las Palmas durante 16 años, falleció esta noche después de sufrir un infarto cuando la murga de Telde interpretaba el segundo de los temas con los que se presentaba en el Cine Víctor, lo que obligó a suspender el acto. Sobre la marcha, los compañeros de la percusión del grupo advirtieron al director de la murga, Rubén Santana Pitu, del revés sufrido por Arturo y sobre la marcha se requirió la presencia de cuantos médicos o sanitarios estuvieran en la sala.

El Pitu dio por terminada la actuación, uno de los sanitarios solicitó que se llamara sobre la marcha a una ambulancia y, junto otros profesionales, procedieron a intentar reanimar a Arturo sobre el mismo escenario. En cuestión de minutos llegó el recurso medicalizado y también se desplazó al Cine Víctor el concejal de Fiestas de Santa Cruz, Alfonso Cabello, mientras el resto de la murga, destrozada, esperaba la evolución de las maniobras para intentar estabilizarlo para proceder a su traslado a un centro sanitario.

Con los murgueros de Telde esperando la evolución, arropados por Manolo Peña, entre otros miembros de Mamelucos y el propio concejal de Fiestas, se intentaba estabilizar a Arturo donde antes actuaron en la primera presentación de un disfraz que hace una murga de Gran Canaria enTenerife la comparsa Los Joroperos, Mamelucos y Enrique Rodda. Durante más de una hora se entregaron a las maniobras de reanimación, sin que lograran el objetivo.

Ya a las 21:40 horas, los médicos del dispositivo sanitario que atendían a Arturo García confirmaron su fallecimiento, lo que causó la desolación entre sus compañeros, así como cuantos murgueros y público arropaba a Los Nietos.

Condolencias

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha trasladado sus condolencias a la murga y a toda la familia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, tras el fallecimiento de uno de los miembros de la murga Nietos de Sarymánchez durante un acto que se celebraba en la capital tinerfeña.

Tanto el alcalde, José Manuel Bermúdez, como el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, han comunicado sus condolencias a los responsables de la propia agrupación, así como al resto de la familia del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria.

José Manuel Bermúdez ha estado permanente informado del suceso, poniendo a disposición del grupo aquellos recursos que pudieran requerir, mientras el concejal Cabello se desplazó al lugar donde ocurrió el hecho para trasladar el ofrecimiento y las condolencias en persona.

Por su parte, la concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Inma Medina, tiene previsto trasladarse a Tenerife a primera hora de este domingo para arropar al colectivo murguero.

Más de cuatrocientas personas se dieron cita en la presentación que protagonizó anoche Nietos de Sarymánchez, de Telde y participa en el concurso de murgas de Las Palmas de Gran Canaria. Los de Rubén Santana Pitu no defraudaron; sobre ellos siempre ha pesando el reconocimiento y la admiración de la afición de Tenerife, que ha visto en este colectivo en una formación hermana de los grupos críticos de Santa Cruz por su buena sintonía.

El de anoche no era un acto para fomentar piques; ya lo había advertido su director. Antes bien, pretendían el cuarto capítulo de la telemurguera que comenzó con un villancico con Mamelucos, en 2017, luego se plasmó en el Carnaval en forma de canción, en un viaje de ida y vuelta, con actuaciones en los dos carnavales –y resultados desiguales–, para en 2020 escribir otro capítulo de esta relación fraterna, cuando primeras espadas de Mamelucos, Burlonas, Diablos Locos, Burlonas y Zeta-Zetas se prestaron a actuar de extras en su concurso.

Precisamente anoche les entregaron una réplica de aquel galardón a las cinco murgas chicharreras, haciéndoles partícipes de las mieles del éxito de hace tres años. 

El ir y venir entre presentaciones de fantasías se dejó sentir desde la tarde de este sábado en Santa Cruz, con Nietos de Sarymánchez, en el Cine Víctor, donde actuaron Joroperos, que también se desplazó al teatro Guimerá para la gala de Diablos Locos, mientras que la murga de Primi Rodríguez, que asistió a la velada del Víctor, tenía previsto actuar en la presentación de Retorciditos, en el Sur.