La elección de un tema para disfrazar Santa Cruz de Tenerife durante su Carnaval se remonta a hace 35 años. En 1987, año histórico para la fiesta por excelencia de la capital de la Isla, se apostó por primera vez por seleccionar un argumento que sirviera para decorar la ciudad y de inspiración para los carnavaleros a la hora de elegir un disfraz. Poco después, con el traslado del programa de concursos a la Plaza de España, este tema se usó también para diseñar el escenario, cuestión que sigue siendo parte fundamental del engranaje de las carnestolendas.

Desde entonces ha habido temas de todo tipo: localizaciones del planeta, épocas doradas de la historia del planeta, mundos de fantasía y hasta personajes relevantes. También la forma para seleccionar el tema del Carnaval ha sido diverso: de ser elegido por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a ser resultado de una votación popular, fórmula empleada durante las últimas ediciones de la fiesta.

Estos son los temas que han protagonizado el Carnaval chicharrero durante su historia:

1987: Roma

El perímetro de la Plaza de España fue rodeado de una columnata, unidas de dos en dos, que evocaba el estilo jónico, dándole el aspecto de templo romano de planta circular. El portal del dintel de cada par de columnas estaba adornado por dos chicharros coronados con laureles. Los actos principales de la fiesta se seguían realizando en la Plaza de Toros. Esa edición es recordada por se el año en el que Celia Cruz y la ciudad de Santa Cruz de Tenerife lograron entrar el libro Guinnes de los Récords.

1988: La Selva

La columnata del año anterior fue reciclada, pintándola de color salmón y coronándolas con hojas de palma blancas elaboradas a partir de fibra de vidrio, dándoles la apariencia de palmeras. El protagonista más recordado de esa edición fue King Kong: una figura del popular personaje, elaborada por un maestro fallero, se colocó en un pedestal central y posteriormente trasladado al Parque La Granja, donde 'habitó' durante muchos años.

1989: Egipto

El primer gran año del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife en la Plaza de España. El diseño del escenario, de un realismo extremo, será recordado durante años por los carnavaleros: Dos dos grandes esfinges y un adintelado que trasladó durante varias semanas el país africano hasta el centro de la ciudad.

Escenario del Carnaval dedicado a Egipto en 1989. @AntesAhoraTfe

1990: Los cuentos

El escenario de la Plaza de España pasó a tener un "aire de cuento" infantil; dividiéndose la escenografía en dos partes. Por un lado el "positivo" con una casa con una cara sonriente, y por el otro, el "negativo", más tenebroso, donde destacaba un árbol cuyas ramas terminaban en forma de manos.

1991: El espacio

Se dio un paso más dentro la escenografía, al integrar la torre de la Plaza de España en el decorado al convertirla en una antena gigante. Las luces de neón y de láser fueron otro de los avances en el desarrollo técnico de los espectáculos, sobre todo en la Gala de Elección de la Reina del Carnaval, que acabó con Isabel Luis Hernández con Al ritmo de la noche como soberana.

1992: El cine

Con un enorme rollo de cinta de película como eje central, el escenario de la Plaza de España se decoró emulando platós prefabricados de rodajes de películas.

1993: El Circo

Antena 3 se estrenó en la retrasmisión de la Gala de Elección de la Reina del Carnaval tanto para el resto del país como para todo el planeta a través de su canal internacional. La aspirante que logró el cetro pasó desapercibida por el espectacular diseño de la primera dama: Mónica García Brito, que lucía Pachá entra en mi sueño de Marcos y María, desfiló con la fantasía más grande de la historia.

1994: La Atlántida

Willy García se estrenó en las galas y se convirtió durante años en la voz más relevante de la fiesta al acuñar la frase: "Santa Cruz de Tenerife ya tiene Reina". En el escenario predominaban los colores marinos.

1995: Las Mil y una Noches.

Del fondo del océano a motivos árabes... de cuento. El rosa fue protagonista del decorado en el que se pretendía recrear un escenario de fantasía inspirado en la película Aladdin.

1996: México

El Carnaval de los actos se traslada al Recinto Ferial por primera vez en su historia, aunque de una forma algo accidentada. El edificio aún estaba reciente y se coló el agua por buena parte de la infraestructura, lo que hizo temer a los carnavaleros por la celebración de los concursos. Se estrenó una pasarela que atravesaba el espacio por el que las candidatas a Reina desfilaron con ciertos apuros. El acto, dirigido por Eduadro Bazo, contó con la actuación estelar de Enrique Iglesias.

1997: La prehistoria

El escenario era una montaña rocosa hecha de cartón piedra en un lateral del Recinto Ferial. Desde el techo colgaban dos esqueletos de dinosaurio que acabaron protagonizando la anécdota del año al caer sobre las tablas durante la actuación de la murga Singuangos.

1998: La Edad Media

Un castillo medieval era el eje central de escenario del Carnaval, que repite ubicación en el Centro Internacional de Ferias y Congresos.

1999: El Cómic

Fue el regreso de los actos al aire libre. El escenario de la Plaza de España estaba coronado por un gigantesco Superchicha que soportó estoicamente los embistes del viento. Posteriormente, parte de la figura se trasladó hasta el Mercado del Barrio de la Salud, sede de ensayo de numerosos grupos del Carnaval, hasta que su mal estado obligó a retirarlo.

Escenario del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife en 1999.

Escenario del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife en 1999. E. D.

2000: Los piratas

Dos galeones flanqueron el escenario principal, que se mantuvo en Plaza de España y que emulaba una isla cualquiera de una película de piratas. Los barcos, además, formaron parte móvil de la escenografía.

2001: Odisea en el espacio

La popular película de ciencia ficción inspira un carnaval basado de nuevo en el universo. Una nave espacial en posición de despegue centraba el escenario en el que la principal novedad fue la incorporación de una plataforma prevista para elevarse. Hasta ella llegó uno de los principales éxitos de ese año: Chayanne, artista invitado de la Gala de la Reina, que atravesó el cielo canario en una pasarela extensible ubicada sobre el público.

2002: Los alegres años 20

Era la primera vez que la fiesta chicharrera se tematizaba en torno a una década dorada de la historia. En el escenario de la Plaza de España resaltaban las recreaciones de infraestructuras tan conocidas como la Estatua de la Libertad, el Golden Gate o la Torre Eiffel.

2003: El lejano Oriente (China)

Santa Cruz de Tenerife se disfrazó con aires orientales, incluso desde la presentación del cartel en un acto organizado como una gran fiesta china. Una escultura en cartón piedra de Buda pretendía ser el eje central del escenario, pero tuvo que retirarse por las protestas de la comunidad budista de la ciudad.

2004: Celia Cruz

El fallecimiento de la cantante cubana se había producido recientemente y Fiestas decidió honrar su memoria dedicándole el Carnaval por el que tanto dio durante su trayectoria. Su viudo, Pedro Knigth, participó en la Gala en la que se nombró a Celia Cruz como Reina de Honor de las carnestolendas.

2005: Los musicales de Hollywood

El escenario se inspiraba en los escenarios de musicales hollywodienses, en tonos blancos, negros y grises. La Gala de la Reina, dirigida por Jaime Azpilicueta, se ha convertido a la postre en uno de los mejores espectáculos de la historia de la fiesta, especialmente gracias a una obertura vibrante con las bandas sonoras más conocidas del celuloide.

2006: Tribumanía

El Carnaval vuelve al Recinto Ferial y estrena una novedad que jamás volvió a repetirse: dos escenarios enfrentados formaban parte del decorado, en el que el rojo era protagonista.

2007: La Moda

Ese año el tema acabó siendo lo de menos. La edición de la fiesta será recordada como la primera en la que los vecinos del casco de Santa Cruz de Tenerife alzaron la voz en contra de la celebración de los bailes en sus calles y la segunda porque tuvo al más polémico de los directores artísticos: Rafael Amargo. Belén Esteban formó parte del show y aún hoy admite la vergüenza de ese momento sobre las tablas.

2008 - La magia

Nueva ubicación para los actos: la explanada de los aparcamientos del Parque Marítimo acogió un escenario inspirado en algunas de las historias de magia más conocidas de la literatura y el cine. Azpilicueta volvió a firmar un espectáculo para el recuerdo.

2009: El cine del terror

Regreso al Recinto Ferial con un decorado más triste que terrorífico. Los inicios de la crisis económica impidieron grandes alardes en el escenario que se intetaron salvar con la dirección artísticas. Entre los hitos: el estreno de lo que ya es un himno tinerfeño: Chicharrero de Corazón, interpretada por la murga Ni Pico Ni Corto

2010: Tenerife, historia de un Carnaval

Este año vuelve a la dirección de la gala un viejo conocido del Carnaval de Tenerife: Sergio García. El escenario era un homenaje a los mejores momenetos de la fiesta chicharrera, incluyendo algunos de los carteles más recordados de la fiesta. .

2011: Enrique González y las murgas de Canarias

La fiesta se convirtió en un homenaje a Don Enrique González, conocido como el padre de las murgas y fallecido el año antes. El colectivo crítico fue el protagonista de las fiestas al celebrar por primera vez la final de su concurso en el Heliodoro Rodríguez López. La hija del malogrado director de la Ni Fú - Ni Fá, Elena González, fue la autora del cartel de ese año.

2012: Los prodigiosos años 60.

Un panel largo, con motivos sesenteros, un autobús colorido, símbolos para la paz y una vespa son algunos de los elementos que decoraron el escenario de ese año, en el Recinto Ferial. El mundo hippy centró buena parte de los disfraces de ese año, que convirtieron la edición en uno de los carnavales más coloridos.

2013: Bollywood: La India:

Es la primera vez que la temática del carnaval es elegida mediante votación por internet. El escenario, inspirado en los usados en el Festival de la Canción de Eurovisión, usó por primera vez una gran pantalla LED. Ese año se produjo el peor accidente de la historia del Carnaval, cuando el traje que debía lucir la candidata Saida Brito se prendió fuego con la joven dentro.

2014: Los Dibujos Animados

El año empezó con polémica, tras la anulación de los resultados para elegir el cartel del Carnaval. El escenario volvió a ser una pantalla LED y se incorporó además una segunda pantalla por la que se emitieron los nombres de los grupos que actuaban en cada uno de los actos.

2015: El futuro

Entre los mejores momentos de esta edición, se situa la espectacular obertura de la Gala de la Reina con varios trapecistas colgados del techo del Recinto Ferial y con un gran figura gigante entre el público.

2016: Los años 80

La histórica década sirivió primero para estrenar a Enrique Camacho al frente de la Gala de la Reina, de una manera brillante, y para recuperar los decorados de cartón piedra para el escenario: Motivos ochenteros entre los que destacaba una gran playmobil de Freddy Mercury.

2017: El Caribe

Un resort de lujo del Caribe sirvió para decorar un escenario que no destacó ni por su escenografía ni por su colorido. Entre las novedades, las más beneficiadas fueron las comparsas puesto que se estrenó una doble plataforma para colocar la orquesta previa a su actuación en concurso. La Gala sirvió para homenajear a Antonio Messeguer, que se despedía del personaje de Fidel Castro. Esta edición sirvió para inaugurar la Casa del Carnaval .

2018: La Fantasía.

Se ubicó el escenario más grande de los construidos en el Recinto Ferial de Tenerife con sus más de 2.100 metros cuadrados. Durante este año se registró un récord, con una participación de más de un millón de personas, 12 millones de ciudadanos que visitaron los perfiles oficiales de la fiesta en la redes sociales.

2019: Las profundidades marinas

El escenario principal del carnaval en esta ocasión está presidido por un busto de seis metros de altura de Poseidón y se convirtió en una gran pecera. En total, el escenario mide 15 metros y con pantallas gigantes que simulan el fondo del mar con peces.Durante la celebración del Carnaval de día se superó el récord alcanzado en 1987 con Celia Cruz, pues en 2019 y según datos de la Policía local más de 400.000 personas bailaron al ritmo de Juan Luis Guerra.

2020: Los coquetos años 50

El Carnaval preconfinamiento y el de calima. El polvo en suspensión sepultó la fiesta durante los primeros días de los bailes antes del parón derivado de la pandemia del coronavirus. La gala de la reina contó con las actuaciones de Paulina Rubio y Soraya Arnelas.

2021: Carnavales del Mundo

La edición virtual de las fiestas. La pandemia de coronavirus evitó la celebración habitual de las fiestas, que acabaron relegadas a una serie de actos organizados para su emisión en televisión. Sin elección de la Reina, el acto principal fue la selección de la Guardiana del cetro, entre antiguas aspirantes coronadas en ediciones anteriores.

2022: La Ciencia Ficción

El Carnaval de verano. Las restricciones para frenar la expansión de la covid-19 obligaron a Fiestas a trasladar los actos al mes de junio. Una nueva ubicación para el escenario y una nueva distribución del público fueron las notas llamativas de los actos en los que la protagonista fue Chanel, aspirante española al Festival de Eurovisión.

2023: Nueva York, la ciudad que nunca duerme

El tema del próximo Carnaval ha sido elegido por votación popular.