Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Danzarines Canarios de Oro

La comparsa que fundara en 1971 Ignacio Vázquez protagoniza la presentación de su fantasía, de Isidro Castellano, coincidiendo con las bodas de oro de su creación

Danzarines Canarios de Oro. E. D.

La comparsa Danzarines Canarios, fundada en 1971 y presidida por Luis Hernández y Jorge Rodríguez, celebró en la tarde de ayer la gala de presentación de su fantasía, que lleva por título «Memorias de oro», una creación de su creador de cabecera en los últimos años Isidro Castellano.

Fue una fiesta de tarde, que se desarrolló a las seis de la tarde para sortear el horario del partido del CD Tenerife, que jugó en el Rodríguez López a las 20:00 horas.

Fue una gala a caballo ganador. Con Alexis Hernández de maestro de ceremonia y las actuaciones de La Rondalla Mamel’s que, bajo la director de David Duque Infante, donde la lírica se alternó más con el pasacalle que la crítica de Mamelucos, para dar paso a la presentación de la fantasía.

En menos de dos horas quedó resulta la cita con la primera comparsa que desvela su disfraz. En el reencuentro del teatro con el Carnaval, gracias a la gala de las bodas de oro de Danzarines Canarios, La Rondalla Mamel’s, que presiden Fernando Rivero, estrenó el pasacalle que a partir de ahora le acompañará en sus actuaciones por diferentes lugares de la geografía, una composición del propio director y con letra de Sergio Arteaga, responsable de la orquesta de cuerdas de la formación lírica. A partir de ahí, sacaron una de las voces de oro, en el caso de La Rondalla Mamel’s, Elizabeth García, que interpretó uno de los fragmentos de una obra de Verdi, que combinó la calidad vocal de la intérprete con la riqueza del pulso y púa y un coro masculino con Duque Infantil al frente.

Precisamente las rondallas integran la primera modalidad que abrirá los concursos del Carnaval de junio, que tendrá el sábado 4, a partir de las 17:00 horas. Precisamente La Rondalla Mamel’s será la encargada de cerrar las cinco actuaciones líricas antes de que se desvele el veredicto del jurado. Cabe recordar que este año estas formaciones deberán ejecutar dos obras, en vez de tres, y se permite junto a una ópera, opereta o zarzuela, también otra de corte libre.

Danzarines Canarios de Oro

De la lírica a la crítica

La rondalla de la Casa del Miedo jugaba en casa, pues en sus filas participa como componente Luis Hernández, el presidente de Danzarines, que también militar en la habanera Valbanera, que saldrá en el mes de junio.

Alexis Hernández tuvo echar de su buena memoria de la historia del Carnaval para amenizar la espera en el montaje de Mamelucos, que no llevaba atrezos y se hizo esperar. Era el primer gran acto en sociedad para la murga señera de la Casa del Miedo y suponía la presentación de Airam Bazzocchi, su letrista de cabecera, como nuevo director artístico, en sustitución de Xerach Casanova que limita esta edición su colaboración al apartado musical.

Mamelucos se presentó con una antología de sus pasacalles, algo así como una recopilación o antología de sus mejores éxitos con los que han enamorado al público como quien invita a elegir el menú. Eso siempre tiene una contrapartida: o el público se queda obnubilado deleitándose en los temas de tanta popularidad o que la propia murga se pone el nivel tan alto que luego, cuando tiene que empezar a desgranar su repertorio, el listó se lo ha puesto muy alto; es ahí donde entra en juego la magia del director, que sabe si hace una apuesta ganadora o no.

Mamelucos arrancó con su top pasacalles y de despidió con otra banda sonora de las verbenas del Carnaval: Y ya nos vamos. En medio, dos músicas del tema de fase en el que enseñan las uñas. Ayer fue el reencuentro con el público después de dos años y medio, y se notó.

«Memorias de oro»

Cerraron la velada los anfitriones, Danzarines Canarios, para desvelar su fantasía, «Memorias de oro», de Isidro Castellano. Antes, la sociedad rindió tributo a su director fundador, Ignacio Vázquez, uno de los padre de las comparsas junto con el director de la primera formación, Los Rumberos, y Esteban Reyes, de Brasileiros, entre otros. El propio Ignacio Vázquez recordará que fue la primera comparsa que fundó, Los Sudamericanos, con las que ganó el primer concurso de esta modalidad, en 1971, y ya a la siguiente edición, con Danzarines, volvió a repetir las mieles del éxito. También se reconoció a aportación del recordado don Carlos y doña Juanita, que recibió el correspondiente ramo de flores.

Tras la actuación de una representación de bailarinas de la historia de la comparsa y el tiempo para homenajear a la percusión, se desveló la fantasía, con sus cambios, en el que no faltó la cantera de Danzarines Canarios, caso de Emma, con la que el propio Alexis Hernández se atrevió con unos pasos a samba que evidencian el futuro del Carnaval.

Compartir el artículo

stats