Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022 | Incidencia del covid

Las Burras de Güímar, el encuentro de murgas en Candelaria y Arona suspenden y miran a 2023

Puerto de la Cruz aplaza a marzo mientras Los Indianos y Los Carneros sopesan la situación sanitaria

Representación de las Burras de Güímar de la edición 2020, cuando se celebró por última vez.

Mientras Santa Cruz camina de la mano del otro Carnaval de Interés Turístico Internacional de España, caso de la celebración gaditana –la primera en apostar por Cádiz–, otras carnestolendas de referencia de la Isla plantean su retraso a marzo, en el caso de Puerto de la Cruz, mientras otros siguen la senda del Concurso de Murgas de Norte, suspendido por los ayuntamientos de la comarca. Solo La Orotava y Los Realejos mantienen su fecha inicial.

La Orotava mantiene su Martes de Carnaval el 1 de marzo. Los actos carnavaleros de la Villa norteña mantiene su previsión, el martes 1 de marzo como referencia; prefieren esperar y ajustar la programación a las medidas sanitarias, como hicieran el año pasado, cuando ofertaron una programación eminentemente virtual, cuando realizaron un festival que se emitió por streaming con el humorista Kike Pérez como maestro de ceremonia. Ajustados a la restricciones, en breve presentarán el cartel anunciador que fue elegido por concurso popular.

Los Realejos, del 25 de febrero al 6 de marzo en un recinto estable. Los Realejos, que descartó la semana pasada por segundo año consecutivo el concurso de murgas del Norte y que confía en que, en 2023, a la tercera sea la vencida, apuesta por el espacio cultural estable de la plaza de San Agustín como tabla de salvación para celebrar un Carnaval de galas y festivales, según confirma el concejal de Fiestas David Cabrera.

Puerto de la Cruz se retrasa a marzo. El responsable de las carnestolendas portuenses, Alberto Castilla, precisa que el inicio de los actos se retrasarán de febrero a marco, si bien deja claro que no seguirá los pasos de Santa Cruz. «Tenemos claro que tenemos dos convocatorias bien diferenciadas de Carnaval: uno es invierno y otra en verano». Las bodas de oro del primer intercambio entre las carnestolendas de Düsseldorf y el Puerto centrarán la programación que estará supeditada a las medidas sanitarias de ese momento para evitar contagios.

Candelaria, sin encuentro de murgas y estudia algún acto. La imposibilidad de que las murgas puedan volver a los locales de ensayo hasta al menos febrero y el aplazamiento del concurso de Santa Cruz a junio obliga a Candelaria a suspender por segundo año consecutivo el encuentro de murgas que reunía en la plaza de la Basílica a las tres ganadoras en Interpretación de la capital chicharrera y de Las Palmas de GranCanaria que se debería haber desarrollado el domingo 13 de junio. El concejal de Fiestas, Manuel González, está a la espera de una reunión con los grupos de la Villa para ver la viabilidad y las condiciones para organizar un festival municipal en función de incidencia del covid.

Güímar suspende las Burras. Patricia Encinoso, responsable de la Concejalía de Fiestas, confirma que la actual situación sanitaria impide, por segundo año consecutivo, la celebración de las Burras, después de las consultas realizadas a la concejala de Turismo, encargada de este acto de promoción de este municipio. Admite que el anuncio realizado por Santa Cruz tambaleó las previsiones de su Concejalía, pero confía en reajustar las fechas para la celebración del resto de actos, como un concurso de disfraces.

Arona se despide hasta 2023. El alcalde de Arona, Julián Mena, es el más radical a la hora de afrontar la programación del Carnaval al decidir su suspensión, al igual que ocurrió el año pasado, y poner la vista en 2023, dado que no se dan las circunstancias sanitarias. «A esta fecha ya tendríamos que estar con los expedientes administrativos y no hay garantías de que sea viable». Ante la evolución de la pandemia, con Mena impera la prudencia.

Los Carneros, de El Hierro: «Es una fiesta con contacto». Fuentes del Ayuntamiento de Frontera admiten que todavía no tienen el programa del Carnaval porque están pendiente de la evolución de la pandemia. «Vistas las previsiones es posible que algunas de las actividades habituales no se puedan realizar», explica cuando se le pregunta por la salida de Los Carneros, que por calendario corresponde al domingo 27 de febrero y el martes 1 de marzo. «Es una fiesta con mucho contacto», recuerdan, justo lo que menos se aconseja en la actual situación sanitaria.

Los Indianos, pendientes de la reunión con los grupos. La concejala de Fiestas de Santa Cruz de La Palma, Daura González, admite que se trabaja con normalidad, si bien la decisión final está supeditada a la reunión que mantendrán con los grupos. Entre otros asuntos, se estudia los posibles aforro en plazas en función de la fase en el que se encuentre, explica el mismo día que la Isla Bonita subía a nivel 4 de alerta sanitaria. Se da el caso que el próximo febrero está previsto el relevo al frente de la Alcaldía capitalina, que supondrá la entrada de Juan José Neris.

Compartir el artículo

stats