Los grupos del Carnaval han decidido suspender los ensayos de cara a la próxima edición a la espera de que el Gobierno de Canarias haga público este viernes el decreto que sitúa a Tenerife en nivel 3 por el nuevo despunte de la crisis sanitaria y se conozcan los términos de la normativa. Los representantes consultados por EL DÍA fueron más allá y se muestran convencidos de que no retomarán los preparativos hasta que se regrese al nivel 2.

Además, también plantean a la organización que, dado que el Carnaval de la calle no se va a celebrar, se rueden dos o tres semanas y se sitúe a final de febrero para ganar tiempo y retomar los ensayos después de Reyes, si disminuyen los casos por el covid.

El concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, explicó horas después de que el Gobierno canario decidiera pasar a Tenerife al nivel 3 que están a la espera de conocer la ‘letra menuda’ del decreto de la Consejería de Sanidad sobre los ensayos de los grupos oficiales de cara a la próxima edición del Carnaval.

Precisó que las decisiones se tomarán en el momento oportuno y para garantizar la seguridad, siempre de forma consensuada con todos los grupos. 

Solo 7 grupos bien inscritos

En la comisión de control celebrada por la mañana en el ayuntamiento, el concejal de Fiestas lamentó que solo 7 de los 95 grupos oficiales se hayan inscrito de forma correcta de cara a la próxima edición, lo que podría provocar que los concursos arranquen a partir del 3 de febrero –con la primera fase de murgas infantiles–, sin que todos hayan recibido el primero de los dos pagos de la contratación desde Fiestas.

El responsable de la organización carnavalera aseguró, una vez finalizada la inscripción y revisada la documentación aportada, se le ha tenido que requerir más información a la mayoría de murgas, comparsas, agrupaciones musicales y rondallas, a pesar de que incluso desde Fiestas se habilitó una zona para prestar ayuda a los representantes o presidentes que requieran asesoramiento para facilitarle la tramitación.

Cabello respondió así a la pregunta planteada por la portavoz socialista Patricia Hernández, quien se interesó por los motivos en el retraso de los pagos. «Si el Gobierno canario nos hubiera respondido antes, se hubiera abierto la inscripción el 15 de septiembre –como era habitual, y no dos meses después». «Vamos a resolver los pagos en tiempo récord, más pronto que nunca», dijo el edil, que evitó concretar una fecha.