Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022 | Preparativos

Vuelven las murgas dos años después

Triqui-Traques interpretó por primera vez su pasacalle aprovechando que se reunieron todos los componentes en uno de los tres espacios comunes habilitados por Fiestas

14

Triqui-Traques inaugura los ensayos en el espacio común del Parque Marítimo.

Escuchar el pasacalle de una murga o ver al completo una formación crítica del Carnaval se ha convertido en un artículo de lujo en esta nueva normalidad que está en vías de desarrollo. Pero anoche fue posible de la mano de los casi setenta componente de la Afilarmónica Triqui-Traques que estrenaron el plan de trabajo ideado desde Fiestas por Javier Caraballero y que garantiza a quien lo ha pedido poder contar con un espacio para ensayar todos juntos tres veces a la semana. Coincidiendo con su puesta en marcha, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, junto al concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, asistieron al primer día de clase con toda la murga al completo.

La sociedad que preside Javi Ramos Gaviota comenzó casi de puntillas los preparativos el 1 de noviembre, en los grupos burbuja que constituyó por cuerdas o voces para repartir a toda la murga y poder ir aprendiendo el primero de los dos temas que deberán preparar las formaciones críticas en este Carnaval de transición; uno para fase y otro para final. Gracias a la complicidad de la comparsa Los Cariocas y a la asociación de vecinos de Valleseco, desde que comenzaron los preparativos han podido armar un calendario completo: los lunes, miércoles y viernes, en el local con pequeños grupos; los martes y jueves, en el pabellón que utiliza para el baile Cariocas. Y desde anoche, Triqui-Traques en el Parque Marítimo, en uno de los dos salones habilitados.

Javier Suárez Plata, quien se estrenó como director musical de Triqui en el preCarnaval de 2020, explica que, a pesar del protocolo de seguridad que limita el ritmo de trabajo, la murga ya tiene montada cuatro melodías, a falta de una para concluir la primera de las dos canciones. Las limitaciones del covid también han despertado el ingenio y han alimentado más si cabe las buenas relaciones con otros grupos. Así, Zeta-Zetas era la murga que tenía asignado el primer turno de ensayo y luego venía Triqui-Traques, sin embargo los responsables de ambas llegaron al acuerdo de coordinarse, por lo que Triqui-Traques sumó su hora y cuarto a la que le correspondía al colectivo de Javier Lemus y el próximo día que le toque ensayo a la murga show se lo devolverá a los inventores del 3D.

Ensayar en el regreso a la normalidad tras una pandemia ya es de premio. Emociona el reencuentro de los murgueros a la puerta del Parque Marítimo para entrar a ensayar después de casi dos años sin entonar el pasacalle. Mucho han cambiado las cosas desde que comenzó el covid: algunos han perdido puestos de trabajo, otros también lo han recuperado, algunos se han convertido en padre, como hace unas semanas el propio presidente de Triqui, y ahí siguen dando la murga.

De la veintena de formaciones adultas inscritas, nueve se han acogido al ofrecimiento de Fiestas para disfrutar de un local alternativo para poder ensayar juntos: junto a Triqui-Traques o Zeta-Zetas, Desbocados, Trabachones, La Sonora, Diablos Locos, Tras Con Tras, Desatadas o la mismísima Ni Fú-Ni Fá. También en el apartado infantil tres colectivos siguen la huella de sus mayores: Distraídos, con Julio Alfonso y Bazzocchi en el apartado artístico y que retornan tras el Carnaval sabático de 2020, la laureada Castorcitos de la mano de Yone Expósito y Óscar Gómez, o Rebeldes, con el tándem de Jonás González y Richard Casanova. Miembros de la organización vivieron la noche de ayer con sabor agridulce: la alegría de volver a ver una murga al completo cantando y la desilusión de quienes tenían asignado local y ni avisaron de que no lo utilizarían, no solo por el esfuerzo económico del operativo montado sino por la imposibilidad de que lo disfrutaran quien está en lista de espera. Salir al Carnaval en 2022 lleva un plus de emoción con solo volver a escuchar un pasacalle como «solos tu y yo, marcando el compás».

Compartir el artículo

stats