Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022
Enrique Camacho Director artístico del Carnaval 2022

«Hay mil maneras de vivir el Carnaval y no solo en un mogollón de gente con una copa en la mano»

«Todo lo que se va a ver en la gala de la reina es inédito, como cuando era lo primero que se hacía», asegura el director artístico del Carnaval 2022

Enrique Camacho, director artístico del Carnaval 2022. Delia Padrón

El alumno aventajado de Azpilicueta ya cobraría quinquenio desde su estreno como director en el Carnaval, en 2016. Inventó la programación virtual y ahora prepara el retorno a concursos y galas.

Viene del Carnaval virtual, con una de las mejores galas.

No sé si fue de las mejores, pero sí diferente. Desde hace tiempo estamos buscando darle la vuelta a la tortilla sin que se nos queme.

¿Cuál es el modelo a superar: la gala 2020 o la de 2021?

No hay que superar nada; hay que ir dando pasitos para adelante e ir cambiando cosas para probar. Si sale, estupendo y que se queden y si salen mal, se descartan.

Este año ha habido unanimidad en todo lo que han pedido los diseñadores.

Ha habido quizás otro talante por las dos partes.

Le ha ‘vendido’ un nuevo formato de jurado para la gala, con dos mesas y el 15% del voto del público, y se la han ‘comprado’.

Siempre trato de defender las cosas que considero que son mejor. Este modelo de gala lo tengo estudiado desde hace muchos años tomando en consideración los datos de audiencia y en el recinto. Vamos a probar la fórmula.

¿Será una gala más formato Eurovisión por la votación?

No es una gala formato Eurovisión. Se va a mantener hasta el final el secreto del sobre del veredicto para conocer la reina; es la magia del espectáculo y no podemos perder ese sello. Vamos a ganar más ritmo y los grupos han querido apostar por centrar esfuerzos en actuaciones conjuntas.

¿Actuaciones solo para la gala?

Sí. Todo lo que se va a ver en la gala de elección de la reina es inédito; volvemos a la idea de cuando la gala era lo primero y nos sorprendía porque no habíamos visto nada. Vamos a tener esa sensación de nuevo.

¿Hay boom de patrocinadores de reinas?

Las vibraciones que nos llegan son muy buenas; no sé si hay boom pero no detectamos un bajón tan grande como el que se podía haber previsto por la situación económica.

El Carnaval 2022 tendrá un escenario de luz raro...

No es raro, es un magnífico escenario. No es un escenario de luz, sino un escenario donde la luz es un elemento muy importante.

Pero cuando entre el público, ¿qué va a ver?

Va a ver un escenario corpóreo totalmente que si lo apago lo voy a ver y si lo enciendo lo voy a ver más bonito; esto es como un árbol de Navidad, que lo ves adornado y te gusta y cuando lo enciende te gusta más. Es un escenario que va a funcionar con o sin luz.

Estos días están subiendo de nuevo los casos por covid.

Es el gran enemigo de todos. Confío que mantengamos las medidas y seamos responsables.

¿Se imagina que los grupos ensayen y al final vuelva el covid y no sirva para nada?

Para mí no es una opción.

Pero es una posibilidad.

De la misma manera que es una posibilidad que no haya Carnaval de calle. Para mi no es una opción, salvo que la cosa se tuerza demasiado, que los grupos no se puedan subir al escenario. Habrá fórmulas para subir al escenario. Debemos estar pendiente cómo evolucionará para, tal vez, analizar el cómo nos subimos a actuar.

¿Y el Carnaval de la calle, aunque no sea su competencia?

Como buen carnavalero, ojalá tengamos Carnaval de calle. Si no puede ser, tocará vivirlo de una manera distinta, y aún así vamos a dar un paso de gigante respecto al año pasado. No concibo esa negatividad tan grande si no hay Carnaval de calle; es cierto que es un duro revés por las implicaciones económicas para la ciudad.

Pero, ¿podría haber un Carnaval sin calle?

Los carnavaleros podemos adaptarnos a todo, incluso a un Carnaval sin calle. Vamos a mantener la ilusión y la esperanza hasta última hora pero si no... Hay mil maneras de vivir el Carnaval y no necesariamente hay que vivirlo en un mogollón de gente con una copa en la mano, pero entiendo que hay gente que le gusta vivirlo así y es respetable. También deseo que sea posible celebrarlo así.

Un contrato de 390.000 euros, ¿lo convierte en el concejal a la sombra?

No, ni de broma. Es una fórmula que tarde o temprano tenía que llegar de la mano de la nueva fórmula de contratación del sector público. La administración tenía necesidad de hacer encargo de obra más completos porque la realidad del sistema de contratación es que es muy compleja.

Le da agilidad a la Administración.

Sí, pero una de las condiciones que pusimos sobre la mesa para poder plantear este contrato es que necesitamos una figura de transparencia dentro del equipo que nos esté diseñando los procesos de trabajo para que en todo momento esté garantizado que cada céntimo va donde tiene que ir. No quiero que nadie piense que nosotros vamos a hacer con ese dinero lo que nos de la gana. Nos hemos autoimpuesto unos procedimiento a través de una asesoría para controlar cada movimiento. Nosotros no somos Amargo, para entendernos.

Hombre, no cobra un millón pero sí casi 400.000 euros.

Yo no cobro ese dinero y el equipo artístico tiene este año un salario inferior a 2019. El contrato es más abultado porque se incluye la producción artística de todas las galas y de parte de los concursos, y es mucho dinero, pero también es mucho trabajo y mucha contratación. No vamos a permitir que nadie tarde ocho meses en cobrar una actuación de 300 euros.

¿Esperaba más bajas entre los grupos por el covid?

Que las murgas infantiles se hayan mantenido me da una alegría tremenda; es verdad que se han dado muchas facilidades, pero es un tejido social que hay que mantener. En el resto de grupos hay gente que te da muy coherente para no salir, de la misma forma que quien los da para salir. No hay que pensar que quien no sale quiere menos el Carnaval; quien no sale es por una convicción particular muy fundamentada, y me parece respetable.

¿Hasta cuándo Enrique Camacho en la dirección?

Hasta que el ayuntamiento y el Carnaval quiera (se ríe). Mientras tengamos ganas e ideas, estamos a disposición. No seremos nosotros los que nos jubilemos antes de tiempo.

Ahora que ha traído a Carlos Santos a hacer el escenario, ¿lo van a llevar a usted a dirigir el Carnaval de Las Palmas?

No, hombre, no. Las Palmas tiene un magnífico director que tiene 16 años al frente y tiene energía y creatividad para rato.

Compartir el artículo

stats