Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sale a concurso la construcción del escenario del Carnaval de la ciencia ficción

El 9 de noviembre finaliza el plazo de presentación de ofertas para ejecutar la escenografía de luz diseñada por Carlos Santos

Momento de la presentación del escenario del Carnaval 2022. María Pisaca

El Organismo Autónomo de Fiestas convocó el concurso público para la construcción del escenario del Carnaval dedicado a la ciencia ficción y que tiene un presupuesto de 150.000 euros, incluyendo IGIC, una cantidad que las empresas consultadas aseguran que está muy ajustado para el grado de exigencia que se establece en el pliego.

Según los plazos previstos y una vez hecha pública la convocatoria, el próximo 9 de noviembre finalizará el plan de presentación de ofertas, que dará paso a casi un mes para estudiar las propuestas tanto técnicas como económica de cara a garantizar que el 14 de enero de 2002 se proceda a iniciar el acopio de elementos escenográficos en el recinto ferial, para iniciar su montaje el 17 de enero. La empresa que gane el concurso de construcción e instalación tendrá once días para finalizar los trabajo y garantizar la puesta en marcha del decorado diseñado por el arquitecto grancanario Carlos Santos, pues el jueves 3 de febrero se celebraría el primer concurso del Carnaval, el reencuentro con los certámenes convencionales tras la incidencia del covid, de la mano de las murgas infantiles, que culminarían sus fases el sábado 5.

Desde el lunes 7 al viernes 11 de febrero, con el jueves 10 domo día de descanso, tomarían el escenario del recinto ferial las murgas adultas y la gala de la reina tendría lugar en miércoles 23. Son a priori los actos más numerosos que se desarrollarán en el Centro de Ferias y Congresos de Tenerife, que en el Carnaval 2022 acogerá un escenario ideado a la medida de televisión.

A falta de que se active la iluminación, la primera sorpresa que se encontrará el público será la disposición, similar a la que se fijó el año pasado para la gala de las guardianas –que se desarrolló a puerta cerrada por la pandemia–. También el emplazamiento de la plataforma escénica guarda gran vinculación con las utilizadas en las ceremonias de entrega de los premios Dial.

El escenario se distribuye dentro de una caja escénica en la que, sin activarse la iluminación, predominará el negro. Tres grandes elipses se distribuyen la primera en la boca central, donde el autor del decorado, Carlos Santos, reivindicará su especialidad con la creación de espacio para generar profundidad. De este particular túnel del tiempo saldrán las reinas que desfilarán en sus galas. Mientras, a izquierda y derecha, se instalarán otras dos elipses coincidiendo con accesos lateras y que estarán dispuestas sobre la planta en forma de herradura, lo que permitirá acotar el espacio escénico, que condensará la acción en el centro.

Desde el centro de la tarima saldrá una pequeña pasarela rematada con un giratorio, mientras que a ambos lados se ubicarán dos tramos de escaleras para facilitar el acceso desde el patio de butacas.

Según la descripción técnica del pliego de condiciones, en el escenario objeto de contratación se instalará la estructura que se utiliza habitualmente en el concierto de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, y ahí se instará una serie de pérgolas de luz –arcos que se colocarán en disposición lateral– que permitirán generar profundidad. Además de los 150.000 euros, incluido IGIC, que cuesta la fabricación del escenario, se incluirá una partida para la instalación de tubos necesarios para acotar el cerramiento del decorado. A diferencia de este año, se construirán una serie de cajones negros donde se embutirá la luz y se alternarán 250 metros de pantallas led y 160 dedicadas a realización, más las tres elipses, que serán los elementos más llamativos cuando se ilumine.

Compartir el artículo

stats