Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022 | Así serán los concursos

Las murgas, con hasta 85 componentes, ensayarán dos temas desde noviembre

Las bases excepcionales por la Covid-19 limitarán la final a un tema por grupo | Fiestas establece un máximo de componentes en todas las modalidades y recorta el repertorio

El concejal de Fiestas, izquierda, junto a Javier Caraballero, atiende a la presidenta de la rondalla Valkirias.

El concejal de Fiestas, izquierda, junto a Javier Caraballero, atiende a la presidenta de la rondalla Valkirias. CARSTEN W. LAURITSEN

El concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, reiteró por enésima vez que el Carnaval 2022 habrá gala y concursos. Y dio un paso más allá al reunirse con una quincena de representantes de murgas, comparsas, rondallas, agrupaciones musicales y coreográficas y explicarles cómo serán los certámenes, que quedan condicionados a la negociación de la organización chicharrera con el Gobierno canario para que edulcore el decreto que dictó la semana pasada a la medida de las carnestolendas.

Todos los concursos tendrán un número máximo de componentes –que no variará del que ha sido habitual hasta ahora– y se recortará el repertorio para acomodarlo a la premura de tiempo con la que se desarrollarán los ensayos y facilitar los preparativos, que comenzarán con dos meses de retraso respecto a lo que era habitual antes de la incidencia de la pandemia, siempre que el virus y el Ejecutivo canario lo permitan.

Murgas adultas: hasta 85 componentes y dos temas

Alfonso Cabello, flanqueado por los responsables artísticos, Enrique Camacho, Geni Afonso y Javier Caraballero, explicó al director de Bambones y al presidente de Diablos Locos, Primi Rodríguez y Maxi Carvajal, respectivamente, y al letrista de Mamelucos, Airam Bazzocchi, que, como presidente del Organismo Autónomo de Fiestas, defenderá ante el consejo rector que las murgas adultas preparen dos temas de cara a la próxima edición: uno para fase y otro para final. También sorprendió con el número máximo de componentes, al mantener la misma cifra que antes del virus –85 componentes–. Eso sí, la reducción se aplicará en el número de extras que hasta ahora se permitía en las parodias, dejando entrever la posibilidad de suprimir la puesta en escena este año excepcional. En cuanto a duración de la actuación se contempla hasta 20 minutos.

En la reunión celebrada en la Casa del Carnaval y en la que estaba presente la presidenta de la agrupación musical de Salsabor, Yurena Delgado La Negra –quien fuera una de las referentes de la murga femenina Triquikonas en su etapa dorada– planteó la posibilidad de que solo se preparara un tema, pero se abrió el melón: ensayar una sola canción es sinónimo de la muerte de la final, pues o los premios se entregarían al término de las tres fases o las ocho mejores volverían a repetir la letra en la final, sin el plus de la sorpresa que siempre han defendido. Finalmente, decayó dicha posibilidad que pretendía dar más opciones a las murgas pequeñas.

Después de que Cabello explicara que la organización trabaja para que el Gobierno permita que los ensayos se puedan desarrollar a partir del 1 de noviembre, Primi Rodríguez incidió en que, para que todos los grupos partan en igualdad de condiciones, que se respete la fecha del inicio que establece la organización, a lo que el concejal de Fiestas recordó que en la actualidad tanto el área de Patrimonio como Participación Ciudadana mantienen la prohibición de ensayar en los locales de titularidad municipal, un escenario que se prevé variar a final de octubre.

También Maxi Carvajal insistió en que Fiestas garantice el número máximo de 85 componentes, si bien queda la laguna sobre las garantías técnicas para sonorizar a unas murgas donde cada integrante cantaría a un micro, cambiando la estructura tradicional, aspecto que resta por determinar. También el presidente trónico abrió otra espita, al preguntar sobre si los componentes pueden cantar sin mascarilla, otro aspecto por definir según la incidencia de la pandemia el próximo febrero; eso sí, el director de la gala ofreció la posibilidad de impartir un curso de expresividad con mascarilla.

Espacios compartidos desde diciembre

El concejal de Fiestas desveló su cronograma a los representantes de los grupos, entre los que se encontraban los rondalleros Joe Socorro, de El Cabo, y Vicky López, de Valkirias, así como a Besay Alberto, de la agrupación coreográfica Crew Of Dreams. Desde el 1 de noviembre comenzarán los ensayos y a partir de primeros de diciembre se iniciarán los trabajos para empastar las voces en espacios compartidos que habilitará el ayuntamiento, llegando a insinuar que se podría utilizar el recinto ferial si no se celebra el PIT por Navidad. Después de treinta días cantando por voces, el ayuntamiento ultima la relación de enclaves que ofertará para que las formaciones puedan ensamblar sus cuerdas. Para ello, ayer mismo se preguntó la duración de un ensayo por modalidad para preparar un cuadrante, contemplando incluso un tiempo entre grupo para proceder a garantizar la limpieza del lugar.

Igual que ocurre en las murgas adultas, se fijará un máximo de componentes en todas las modalidades garantizando que nadie se quede fuera; eso sí, sin extras. Mientras las murgas adultas prepararán dos temas –además de presentación, pasacalles y despedida–, las infantiles tendrán que ensayar un tema. En el caso de las rondallas se planteó que preparen dos obras –una lírica y otra de libre elección–, en vez de tres, como era norma hasta ahora. A falta de algunos ajustes, en las comparsas se estipula un tiempo de repertorio de entre diez y quince minutos; también la Canción de la Risa y las agrupaciones musicales dispondrán de 15 minutos y los grupos coreográficos, diez como hasta ahora. Las murgas infantiles, con un tema, se contempla un máximo de 15 minutos.

Lolo Tavío, uno de los dos coordinadores del número conjunto de las murgas en la gala y conocedor de la realidad infantil, alertó de la situación que se vive en la cantera por la falta de componentes después de un año y medio sin reunirse, para advertir que quien deje de salir este año podría jugarse su continuidad en el futuro. Por ello, se planteó bajar el mínimo de componentes a 25 y admitir a los niños que no pudieron despedirse en concurso este año, siempre que se garantice un porcentaje para que la murga sea infantil y no solo juvenil. «Si no salen las murgas infantiles las perdemos», sentenció Lolo Tavío.

El Carnaval se mantiene en febrero

A preguntas de Primi Rodríguez, el concejal de Fiestas garantizó que la organización trabaja con las fechas fijas que marca el calendario tradicional para la celebración del Carnaval. Así, la Cabalgata sería el 25 de febrero. Ahí hizo un alto en el camino Alfonso Cabello, que de la misma forma que fue categórico sobre la celebración de las galas y concursos según el formato tradicional –aunque con algunos ajustes para garantizar el protocolo covid–, admitió su preocupación por el Carnaval en la calle, si bien adelantó que la próxima edición «no habrá recintos en la calle; o se celebra como siempre o ya estamos buscando un plan b». De momento, ahora todo se centra para que el 23 de octubre el consejo apruebe las bases de los concursos y de paso a la apertura del plazo de inscripción al Carnaval de los concursos.

Compartir el artículo

stats