Lo que en otro momento se podría entender de forma peyorativa, el Carnaval Virtual lo ha convertido en un reconocimiento o mérito. Casi una decena de componentes de murgueros repitieron -algunos hasta en con tres formaciones críticas, caso de Lolo Tavío- en más de un colectivo crítico de los diez mejores que protagonizaron el concurso de la mejor Canción del Siglo. La Posesa catapultó el despegue murguero de Toño Somethimes, que ganó con el Croma, al igual que Roberto El Jefe; también el tema de Triqui lo interpretaron Esteban Cano o Lolo Happy, que disfrutaron de las mieles de La Fasnia, entre otros.

Triqui-Traques fue el punto de partida para casi una decena de componentes que en los últimos quince años han militado en diferentes murgas, disfrutaron las mieles del triunfo. Lo que en otra circunstancia se habría considera componente trotamurga, como sinónimo de aquel que va en busca de un cartón, el Carnaval Virtual los ha catapultado como murgueros del siglo, integrantes de formaciones críticas que han sido casi talismán para el grupo donde ha cantado, porque por donde han pasado han hecho historia, bien porque han contribuido a ganar un primer premio junto al grupo o porque han interpretado una canción que se recordará en la historia murguera, como quedó de manifiesto en la mejor Canción del Siglo XXI.

El componente que tiene el récord de militar en más murgas, y premiadas, es Lolo Tavío. Más allá de su condición como director musical y autor de pasacalles y despedidas inolvidables en casi una docena de murgas tanto masculinas como femeninas e infantiles, Lolo Tavío puede presumir de haber estado en tres de diez mejores canciones, según la votación popular que deparó este resultado para el concurso celebrado la semana pasada. Lolo estuvo en la Posesa de Triqui-Traques, que interpretó entonces la murga que dirigía Lucas Mujica en 2006, y también suma a su palmarés su participación en El Quiosquero, de La Traviata (2015), con Josechu Álvarez al frente, y en 2019, en Zeta-Zetas, de Javier Lemus, en el célebre tema de El Croma.

La Posesa de Triqui-Traques marcó una generación. El tema que escribió el propio Lolo Tavío junto a Fran Bermúdez, Aridani Rodríguez, Quique Medina y Miguel Batista –con el exquisito montaje musical de Fran Trujillo La Juana– fue la primera banda sonora murguera que interpretaron Toñito Somethimes, Roberto El Jefe, Esteban Cano y Lolo Happy. Con el paso de los años, volvieron a hacer historia con otra de las mejores canciones murgueras. En el caso de Toñito, en las filas de Zeta-Zetas, trece años después, cuando interpretó “El Croma”, trayectoria que comparte con Roberto El Jefe. En el particular de Esteban Cano y Lolo Happy logran su doblete de mejores canciones de la historia murguera al coincidir juntos tanto en La Posesa, de Triqui-Traques, como en La Fasnia. Toñito Somethimes recuerda la anécdota que vivió en La Posesa, un tema histórico, que no tenía el respaldo de la directiva de Triqui-Traques y que a punto estuvo de quedarse fuera del repertorio dos semanas antes del concursos.

Toñito Somethimes, referente por sus juegos de voces a modo de espectáculo, recuerda que la suerte le ha acompañado donde ha ido, tanto en su estreno en Triqui-Traques como en Zeta-Zetas. Admite que son dos estilos de letras diferentes, a la vez que precisa que siente más afinidad con el humor de La Posesa, para poner en valor precisamente la calidad de la letra del tema El Croma.

Si se diera el premio de doblete de canciones del siglo, Esteban Cano y Lolo Happy estarán en la crema de los murgueros. Junto a La Posesa, también compartieron fila en Diablos Locos, donde disfrutaron de la oportunidad de interpretar el tema La Fasnia, precisamente el tema ganador del concurso de este Carnaval Virtual.

También disfrutó de las mieles del éxito de La Fasnia, que cantó Diablos Locos en la final de 2014, Juanjo Navarro, que al año siguiente se sumaría a La Traviata y volvió a hacer historia con una de las diez mejores canciones del siglo: El quiosquero”. Precisamente este tema, en el que participó en la elaboración Javi Cano El Pechi, le permite hacer doblete de canciones del siglo, junto con Sarymamel’s, que puso en escena Mamelucos, con el ingenio de Airam Bazzocchi y el gusto musical de Xerach Casanova, en el año 2018.

Juanjo Navarro comenzó en 1995 en murgas de la mano de Ni Pico-Ni Corto de la mano de su primo Juani Febles. Después de siete años paseando por las calles de El Toscal, hizo un alto para regresar como cofundador de La Traviata, durante cinco años, para sumarte después en Triqui-Traques, en la época de Lucas Mujica, durante cuatro ediciones, para salir después dos en Diablos Locos y regresar durante cuatro a La Traviata, hasta que en los últimos tres años hace historia con Mamelucos.

Ellos son algunos de los murgueros que repitieron en varias murgas e hicieron historia con las mejores canciones del siglo.