Antonio Socas, presidente de la comparsas Río Orinoco del Carnaval chicharrero, muestra esta fotografía para evidenciar que la pasión por la fiesta y la originalidad no tienen límites, incluso en una edición virtual. La imagen muestra un aspecto de la decoración instalada en una terraza de residencial Tamaduste, en la zona de Chamberí, donde a los maniquíes allí expuestos solo le falta salir bailando a ritmo de una batucada. Con el ingenio de Antonio Socas y algunos colaboradores se instaló esta decoración que contagia a los diferentes barrios el espíritu de la fiesta precisamente en una edición en la que se invitó a alimentar la llama del Carnaval. | H.G.