13 de febrero de 2020
13.02.2020
Carnaval de Tenerife

Cariocas resuena de Valleseco a Asia

La comparsa del barrio chicharrero mantiene su conexión con los vecinos un año después de cumplir medio siglo. Suman dos décadas sin bajarse de los premios

12.02.2020 | 20:37
Parte del más de centenar de miembros de Cariocas tras un ensayo.

Valleseco resuena a ritmo de batucada. Tambores que conectan con los vecinos como un sonido más de la vida de la localidad tinerfeña desde hace más de medio siglo. Y que no se muevan de ahí. Es el hogar de Cariocas, donde surgió y donde mantienen intacto su espíritu familiar pero competitivo. El barrio donde han acabado celebrando premios durante las últimas 20 ediciones de las carnestolendas. Son las calles por las que pasan cada noche camino del ensayo y en las que parten para cada actuación en las fiestas y en resto del año. Valleseco es comparsa.

La totalidad de los componentes del grupo en sus primeros años eran vecinos de la localidad chicharrero. Acudieron a la llamada de Eleuterio García y Vicente Cruz para fundar lo que a la postre se ha convertido en uno de los grupos señeros de la historia de la fiesta en honor a Don Carnal. Ahora se ha dado la vuelta y la mayor parte de los cariocas son de toda la Isla "pero no perdemos la identidad".

Así lo afirma su presidente, José Manuel González, quien incluso asegura que prometió a García no mover la comparsa de su Valleseco. "Allí nos quieren y nos apoyan. Es más, nos aguantan", bromea el también director del colectivo quien indica que precisamente una de las anécdotas recientes de la comparsa tiene mucho que ver con la pertenencia al barrio: "Una tarde estaba ensayando un grupo de batucada en el polideportivo y los propios vecinos primero se extrañaron por la hora y luego reconocieron el sonido y supieron así que no éramos nosotros".

Es parte de lo que González considera la herencia de Fermín Torres, "amigo y maestro que nos ha enseñado toda su sabiduría". Pero lo mejor para el Carnaval es que el arte y el ingenio comparsero no se ha quedado en Valleseco sino que ha viajado incluso a Asia, convirtiéndose en la primera comparsa de la Isla en pisar ese continente. Es solo un paso de baile de la coreografía en la historia de Cariocas, que sufrió su año más duro hace dos décadas con el fallecimiento de Eleuterio García. "Dejó un vacío enorme del que costó mucho recuperarse".

Ayudó a ello que justo en ese tiempo los éxitos no pararan de llegar para la comparsa: Desde 2000 no se bajan del podio de interpretación y confían en sumar un galardón más en el concurso que se desarrollará el próximo sábado en las tablas de Los Coquetos Años 50. A pesar de la humildad con la que reconoce que "cada año es más difícil mantenerse porque incluso no sabemos qué hacer para preparar el Carnaval", José Manuel González considera que cuentan con algunas ventajas. La primera de ellas es que se mantiene una "buena base de veteranos", la segunda es que el "ambiente es muy chachi" y tercero es que mantienen "el estilo carioca aunque con alguna idea más moderna".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook