30 de octubre de 2019
30.10.2019

El interventor avala el contrato de Juan Luis Guerra para el Carnaval

El anterior grupo de gobierno de la capital aclara, ante las informaciones sobre posibles irregularidades, que el expediente del artista dominicano no cuenta con ningún reparo de legalidad

29.10.2019 | 20:43
Juan Luis Guerra en Santa Cruz.

La contratación de Juan Luis Guerra para el Carnaval de Santa Cruz de 2019 fue avalada por el interventor municipal, pues el expediente administrativo con la que se tramitó no contó con ningún reparo. Así lo deja claro el anterior grupo de gobierno del Ayuntamiento, formado por CC y PP, ante las informaciones que "hablan de irregularidades en el procedimiento" y ante las declaraciones de la alcaldesa y del concejal de Fiestas, los socialistas Patricia Hernández y Andrés Martín, que por un lado anuncian que se "analizará dicho expediente" y por el otro tachan de "irresponsable" el gasto del Consistorio para los conciertos del artista dominicano y de Orishas, que ascendió a 500.000 euros.

El portavoz de Coalición Canaria, Juan José Martínez, asegura que todo el grupo municipal nacionalista está sorprendido "ante las informaciones aparecidas", casi nueve meses después de la celebración del Carnaval, con respecto al multitudinario concierto de Juan Luis Guerra. El lunes, el actual concejal de Fiestas recordaba en el programa Despierta Tenerife, de Radio Marca Tenerife, el coste de dichos conciertos y declaraba que estos habían dejado sin presupuesto al área para el resto de los actos del año. Ayer, diferentes medios publicaban que CC había inflado el precio de los conciertos; que se habían fabricado dos pliegos técnicos distintos para elevar el presupuesto, y que el contrato se había adjudicado a un particular.

A raíz de estas informaciones, la alcaldesa insistió ayer en que lo único que se ha dicho desde el nuevo grupo de Gobierno, formado por el PSOE y Ciudadanos, es que se gastó demasiado dinero y que ellos "nunca hubiesen actuado de esa manera". Asimismo, indicó que si realmente, "porque a lo mejor se contó mal", asistieron 400.000 personas al concierto de Juan Luis Guerra, "se puso en riesgo la seguridad de la gente, pues los propios técnicos dicen que se tendrían que haber elevado las condiciones de seguridad". Con respecto a las informaciones que hablan de irregularidades, Patricia Hernández quiso dejar claro que "se trata de trabajos periodísticos realizados tras consultar el expediente, el cual está ya concluido y cualquiera puede verlo".

"Sabemos que lo ha pedido algún concejal y a raíz de ahí han salido las publicaciones. Nosotros no hemos estudiado en profundidad ese expediente. No nos dedicamos a revisar procedimientos que ya están concluidos", indicó. Eso sí, la regidora añadió que "tras todo lo que se está diciendo, analizaremos el expediente de la contratación para averiguar si hubo o no irregularidades". "Y en el caso de que se descubra algo, pues entonces sí abriremos una investigación", apuntó.

Por su parte, la exconcejal de Fiestas, la nacionalista Gladis de León, sentenció ayer que la participación del cantante dominicano durante el Carnaval ni supuso sobrecoste alguno en el presupuesto del área, "pues fue posible gracias a la gestión de ingresos privados efectuada por Fiestas", ni fue objeto de ninguna irregularidad.

"La participación de Juan Luis Guerra se ajustó a la legalidad, cumpliendo así con los requisitos exigibles y contó con el visto bueno de la Intervención municipal, como no podía ser de otra manera. Dicha contratación se realizó conforme a la Ley de Contratos del Sector Público. En el expediente consta que para los artistas mencionados se poseía carta de exclusividad delegada en la persona de Alfredo Moré Silva. En ningún momento, se inflaron las cuantías, siendo siempre el importe barajado de 501.000 euros", explica la edil de CC.

Eso sí, esta señala que "lo que sí existió fue un error humano, por el que se envió a través del portafirmas un archivo erróneo a la Gerencia, por parte de asesores jurídicos del Organismo de Fiestas". "En concreto, se trató de un pliego de cláusulas técnicas que se pasa a la firma sin concluir las negociaciones, obrando las cantidades auténticas en el pliego de cláusulas administrativas debidamente fiscalizado", apuntó.

De León también ha manifestado que no es el Organismo de Fiestas el que determina el importe para la contratación de los artistas, sino que "son sus representantes los que ponen precio para sus actuaciones". "Consultados presupuestos anteriores, pudo constarse que se movían en las cifras indicadas", apuntó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook