26 de agosto de 2019
26.08.2019

Murgueros de Tenerife sientan cátedra en Gran Canaria

Julio Alfonso (Zeta-Zetas), Xerach Casanova (Mamelucos), Pablo Moreno (Bambones), Romen Soriano y Sara Febles (Diabólicas) y Adela Peña (Burlonas) montan a Despistadas, Trapasones, Twittys, Simpatikonas y Suspiritas

26.08.2019 | 01:07
Julio Alfonso (componente de Zeta Zetas), con la murga femenina Despistadas.

La colaboración que comenzó entre murgas de Tenerife y Gran Canaria desde el año 2000 de forma tímida, y casi secreta, se ha extendido en las últimas ediciones. Casi veinte ediciones han transcurrido de la colaboración de Julio Alexis Fernández Calzadilla, director musical de Bambones, de la época en la que montó a los Twittys, o del paso de Félix Padilla, quien llevó la voz cantante en Ni Pico-Ni Corto y Triqui Traques cuando participó como responsable del montaje del repertorio con Los Chacho Tu.

Más frecuente ha sido la colaboración de letristas de Tenerife, algunas ganadoras del premio Criticón, caso de Pedro Mengíbar, en Nietos de Sary Mánchez, o Airam Bazzocchi, en Chacho Tu, entre otros retos asumidos.

En la actualidad, seis destacados murgueros de Tenerife colaboran con murgas de Gran Canaria: Julio Alfonso, componente de Zeta-Zetas, en Despistadas; Xerach Casanova (director musical de Mamelucos), con Trapasones; Pablo Moreno (en la actualidad componente de Bambones), en Twitty's; Sara Febles (codirectora musical de Diabólicas y Rebobinados) y Romén Soriano (director musical) en Simpatikonas con Sara Febles de directora artística -en la que también como directora artística-, y Adela Peña (Burlonas), responsable musical de Suspiritas.

Julio Alfonso es el "armonizador", como se define en Gran Canaria al director musical de Tenerife, más antiguo de cuantos colaboran en la actualidad. Comenzó como componente de Trapasones en 2009, y ya al año siguiente asumió la dirección musical de Crazy Trotas, con las que salió como componente en 2010 y al siguiente como director. Desde 2012 a 2017 se limitó a su condición de armonizador.

En 2012 incluso intentó hacer un "cameo" como componente de Twittys que se quedó en el intentó como componente. Ya desde 2018 hasta la actualidad el responsable musical de Despistadas.

Casi sin tregua desde que acaba un Carnaval, Julio Alfonso viaja terciadas las semanas a Gran Canaria para supervisar el montaje y la evolución de los ensayos.

Otros de los más antiguos de cuantos prestan su apoyo una murga de Gran Canaria es Xerach Casanova, armonizador desde hace tres ediciones de Trapasones. Poco a poco a mejorado su sistema de ensayo para combinarlo con su vida familiar y laboral. Así, ha pasado de viajar los fines de semana alternos y buscar un día a la semana, coger el avión por la noche a Gran Canaria nada más salir del trabajo para regresar al día siguiente, lo que no le ha librado de unos veinte viajes de ida y vuelta. Pero su trabajo se ha dejado sentir en la calidad musical y ha consolidado una buena relación con la murga a nivel personal.

Pablo Moreno, quien fuera director musical de Zeta-Zetas y en la actualidad milita como componente de Bambones, aceptó hace dos años el reto de armonizar a los Twittys, una de las murgas de Gran Canaria en continua evolución para mejorar. Este colectivo ha confiado su repertorio, y su actual estilo, al antiguo equipo de Zeta-Zetas. Si las voces llevan el sello de Pablo Moreno, las letras incluyen el ingenio de Javi Lemus y Santi Martel.

Este año se incorporan dos nombres nuevos a los tinerfeños que se han convertido en las últimas ediciones en embajadores de la murga chicharrera en Gran Canaria. Son los casos de Sara Febles, un joven valor que descubrió Romén Soriano en Rebobinados. La directora musical más joven de Tenerife ha asumido el reto de montar a Simpatikonas, de Gran Canaria, con Romen Soriano, con el añadido de que ella también asumirá la dirección artística.

Completa la nómina de embajadores chicharreros Adela Peña, de Burlonas, que colabora con Suspiritas, de Moya, a las que ha dedicado los últimos cuatro meses para montar el repertorio, un método similar al seguido por Pablo Moreno. No obstante, aunque la presencia en los locales de las murgas con las que colaboran no será tan intensa como hasta ahora, mantendrán la supervisión de los ensayos, y asistirán a la presentación y al concurso en Gran Canaria. Todos coinciden en destacar el trato exquisito que reciben de las murgas que le han encargado la armonización, pues en algunos casos hasta se han preocupado también de irlos a recoger al aeropuerto o garantizarse la estancia.

La colaboración de Gran Canaria a Tenerife también existe. Entre los primeros exponentes, Junior Alonso, en Chinchosos o en la infantil Carricitos, o su hermano Jonny Alonso, letrista de Triqui-Traques. De cara a 2020, Tenerife incorpora a dos exponentes de Gran Canaria: Josito Suárez, director musical de Nietos de Sary Mánchez, que montará a Trapaseros en sustitución de Julio Alexis Fernández Calzadilla; y el diseñador José Quevedo, que tomará el testigo ganador de Lito Díaz y Javier Torres Franquis en Mamelucos.

El espíritu de Sarymamel's ha contagiado el Carnaval.

Josito Suárez (Nietos), en Trapaseros

El director musical de Nietos de Sary Mánchez se estrenará en el Carnaval chicharrero como armonizador, en este caso con la murga de Los Realejos Trapaseros, que dirige Juanka López. Josito Suárez ya tuvo contacto con el concurso chicharrero en la canción de los Nietos de Sary Mánchez y Mamelucos.

Josué Quevedo, diseñador de Mamelucos

La Casa del Miedo incorpora en el Carnaval que celebra su 40 aniversario a Josué Quevedo, el diseñador más laureado en la fiesta de Gran Canaria. Tiene el reto de suceder a Javier Torres Franquis (que este año se estrena como escenógrafo en Santa Cruz) y a Lito Díaz, los creadores de cabecera de Manolo Peña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook