Los críticos de NC buscan el apoyo de la militancia para cambiar la dirección

Quieren «escuchar y responder» a los afiliados

Niegan que haya pactos con otros partidos políticos o una pugna de nombres

De izquierda a derecha, Pedro Rodríguez, Marino Alduán, Teodoro Sosa, Samuel Henríquez, Óscar Hernández y Francisco Atta, en la asamblea de ayer.

De izquierda a derecha, Pedro Rodríguez, Marino Alduán, Teodoro Sosa, Samuel Henríquez, Óscar Hernández y Francisco Atta, en la asamblea de ayer. / ED

Los renovadores de Nueva Canarias (NC) quieren el respaldo directo de los militantes del partido para impulsar los cambios que propugnan en la organización, por lo que han iniciado una ronda de reuniones por las diferentes asambleas locales de la formación para hacer llegar sus propuestas de relevo en la dirección después de «dos décadas de hiperliderazgo dentro de la organización», de la mano de Román Rodríguez y Carmelo Ramírez, fundadores de NC y presidente y secretario de Organización desde 2005, año de creación del partido producto de una escisión de Coalición Canaria en Gran Canaria.

El sector crítico no solo quiere trasladar su análisis de la situación política actual y su decidida propuesta de renovación, sino también «escuchar y responder a la militancia sobre todo aquello que tenga que ver con este proceso democrático y necesario para garantizar el futuro de la organización y su fortalecimiento», según un escrito difundido tras un encuentro con los militantes de San Bartolomé de Tirajana.

Los renovadores están representados de forma explícita por siete alcaldes –Tejeda, Agüimes, Valsequillo, Gáldar, Agaete, Guía y Santa Lucía de Tirajana– y los presidentes de las asambleas de NC de Firgas, San Bartolomé de Tirajana y Arucas.

Entienden los representantes del sector crítico que «se hace más necesario que nunca hacer estos encuentros con las asambleas para combatir la desinformación y los bulos que desde el primer momento se han estado vertiendo interesadamente por determinados medios, políticos, mediáticos y redes sociales con fines espurios», sentencian. Por ello niegan que haya pactos o acuerdos bajo cuerda con otras formaciones políticas, ni que se esté en una estrategia de desarticulación de NC ni que haya una pugna de nombres para sustituir a la dirección actual. El encuentro celebrado en el principal municipio turístico de la Isla es el primero de los que se irán organizando en las próximas semanas tras la Ejecutiva de NC que tuvo lugar hace una semana, en la que las dos partes enfrentadas se vieron las caras y debatieron sobre el momento actual de NC, el más crítico desde su fundación hace 19 años. A principios de julio habrá otra Ejecutiva con el compromiso de abrir un debate interno que ya se estaba produciendo y que fue interrumpido por las elecciones europeas del 9J. La dirección se comprometió a que no haya «líneas rojas» ni «vetos» y se abrió a la opción de convocar un congreso extraordinario si así se decide.

Junto a los alcaldes y asambleas que se alinean con el sector renovador también estuvo presente en San Bartolomé de Tirajana el actual director del gabinete del presidente del Cabildo de Gran Canaria e histórico del nacionalismo Marino Alduán, lo que supone que esta corriente que defiende la renovación de la cúpula del partido también está respaldada por Antonio Morales, cuyo papel actual es de mediador entre las dos corrientes ya que defiende el proceso de cambio de caras en el partido pero con diálogo y consenso para evitar rupturas traumáticas en NC.

Los renovadores apuestan por un «nuevo ciclo» que genere «nuevos liderazgos» con el fin de «relanzar el proyecto para que sea ilusionante y necesario para Canarias, con políticas transformadoras y transversales», añaden.